Tras Jydge y Neon Chrome, llega otro shooter a dos palancas. Esta vez viajaremos en el tiempo.

Tras Neon Chrome y Jydge, analizados cada uno en Revogamers, llega el tercero de los shooter a dos palancas de 10tons. Time Recoil emplea las mismas bases jugables que los dos anteriores, pero pretende distanciarse un poco del planteamiento de aquellos ofreciendo una curiosa historia sobre viajes en el tiempo y científicos locos. El enemigo se llama Mr. Time. ¿Es Time Recoil lo suficientemente distinto de los anteriores para destacar?

La batalla contra Mr. Time

La respuesta es no, pero aun así es el mejor de los tres. En Time Recoil manejamos a Alexa, una chica -que parece un chico- capaz de viajar en el tiempo sin morir en el intento. Antigua trabajadora de Mr. Time, el científico que ha dominado Europa (menos España, que no sale en el mapa de Europa del juego…) y que experimentó con ella.

Así pues, ganamos en profundidad en la historia, pero a cambio perdemos una de las señas más identificativas de Jydge o Neon Chrome: La personalización del equipo. No obstante, Time Recoil plantea, ¡por fin!, innovaciones jugables que hacen que merezca la pena deshacerse de toda la personalización.

En Time Recoil no hay recargas infinitas de las armas. De hecho, no hay recargas. Cuando se gasta el arma, estamos vendidos (el ataque cuerpo a cuerpo es inútil). Sin embargo, gracias a nuestros poderes del tiempo, cada vez que derrotamos a un enemigo entramos en tiempo bala y, si encadenamos asesinatos en este estado, desbloqueamos habilidades tremendamente efectivas para derrotar a más enemigos sin consumir balas.

Las misiones de Time Recoil

De esta forma, completar las misiones que se nos proponen para salvar París se convierte en algo dinámico, alternando entre disparos y habilidades especiales. Finalmente, disponemos de la habilidad de crear agujeros de gusano, que sirven para salir de la misión una vez completada, pero también nos pueden ayudar a matar a algún enemigo.

Todas las misiones se empiezan con la pistola, pero dentro de ellas podemos conseguir diferentes armas, cada una de ellas más potente. Sin embargo, todas las armas se gastan y hay que controlar mucho la munición para no quedarnos relegados al golpe cuerpo a cuerpo, tremendamente inútil.

En el modo normal, cuando matamos a un enemigo su disparo desaparece junto a su vida. Irreal, pero ideal para generar un nivel fácil económico para los desarrolladores. El nivel difícil es lo mismo, pero las balas no desaparecen.

Las misiones se van sucediendo y vamos conociendo poco a poco la historia. Son entretenidas, pero los escenarios se repiten mucho, algo totalmente irreal ya que se supone que en cada una vamos a diferentes espacios. Al final, cae en los mismos errores que Jydge y Neon Chrome. Es repetitivo hasta decir basta. Además, tiene algunos problemas de tasa de frames que no presentan los anteriores.

Clónico, pero no mucho

Eso sí, prescindir de la personalización a cambio de las habilidades especiales es algo de agradecer, ya que las partidas son mucho más rápidas. La historia también es más interesante, al estilo de los Metal Gear de los años 80.

Time Recoil es el mejor de los tres por esos pequeños detalles. Es cierto que técnicamente funciona inexplicablemente peor, pero es más divertido y ligeramente más variado. No es ninguna maravilla, pero si te gusta el género, o quieres experimentar con él, probablemente sea la mejor opción.