Misma propuesta con nuevos y adictivos puzles. Una gran puerta de entrada a la saga, pero sin muchas novedades para el veterano.

La saga Picross lleva dando guerra unos cuantos años en las portátiles de Nintendo. Ahora vuelve a la carga con esta nueva entrega digital. Esta vez son más de 150 los puzles nuevos que nos trae la compañía Jupiter en Picross e7, tras unas colaboraciones con Nintendo en Pokémon Picross y My Nintendo Picross: The Legend of Zelda: Twilight Princess, exclusivo para los socios de My Nintendo.

En mi caso, este Picross e7 ha sido mi primera experiencia con este formato de puzles. Y no ha podido ser más adictiva. Alguna noche con el “un puzle más y ya” la aguja del reloj ha pasado de las 3. Es más, gracias a este juego, he descubierto el resto de la saga y estoy disfrutando juegos que hasta ahora habían pasado desapercibidos para mí, como el excelente Picross 3D Round 2.

Puzles, puzles y más puzles en Picross e7

Existen tres modos de juego. En el modo de juego principal, Picross, encontraremos una cuadrícula con números a la izquierda y arriba. Estos números, indican la cantidad de cuadraditos seguidos que debemos rellenar en esa fila o columna. Y por supuesto, deben de cuadrar todos los números del puzle, ahí está la gracia de este rompecabezas. Tendremos que ir rellenando el puzle con cuidado, ya que si nos equivocamos, se nos penalizará añadiendo tiempo al cronómetro. Podremos también ir marcando con una X las casillas que estemos seguros que no corresponden. Cuando completemos el puzle, aparecerá una imagen formada por los píxeles que hemos rellenado, que lucirá en color si lo completamos en menos de 60 minutos.

En Mega Picross, que comparte los mismos 150 puzles y las mismas normas, nos encontraremos que hay filas y columnas que han fusionado los números que nos dan como pista, formando “mega números”, por lo que se nos antojará más complicado deducir qué casillas debemos rellenar.

Mención aparte para Micross, en el que haremos primero un puzle general, que nos desbloqueará los múltiples Micro Puzles de 10×10 casillas de los que está formado, que deberemos ir rellenando uno a uno, y que cuando completemos, formarán una imagen de 80×80 píxeles. Este modo además cuenta con unas normas distintas. En este caso, nuestros errores no nos perjudicarán con tiempo extra. Pero esto, que parece que nos facilita el trabajo, hace que en ocasiones nos encontremos con un puzle casi acabado en el que no nos acaban de cuadrar las cuentas. Y os aseguro que tras los minutos que has dedicado a resolverlo, estar echando cuentas para ver dónde te has equivocado no te hace ninguna gracia.

Todos los puzles y modos están disponibles para el jugador desde el minuto cero, lo que hace que pueda elegir el modo y la dificultad que prefiera según el tiempo que tenga para jugar. Varía mucho la dificultad entre los primeros y los últimos puzles. Ya no sólo por el tamaño de las cuadrículas, si no por que los más difíciles constan de números más pequeños, lo que hace que se tenga que pensar muy bien dónde se pueden rellenar cuadrados.

Los controles se pueden configurar a nuestro gusto, siendo el más cómodo el táctil, pero también el menos preciso. Varias han sido las ocaciones que el juego me ha penalizado por marcar una casilla que no quería, al irse el lápiz un milímetro hacia un lado en un bache mientras viajaba en transporte público. Esto se hace más frustrante en los puzles más grandes y podría ser fácilmente solucionado con un zoom que no han implementado en esta ocasión. Las normas del juego también se pueden modificar como queramos, pudiendo activar o desactivar todas las ayudas disponibles.

Más de lo mismo.

Si algo le falla a este juego, es la ausencia de novedades respecto al resto de los Picross e. Y no son pocos los aspectos del juego que podrían renovarse, o las novedades interesantes que se podrían haber incluido.

Los menús se ven anticuados, sosos y mal organizados. Los tutoriales, poco interactivos, consisten básicamente en leer las normas del juego. Las melodías son apropiadas (salvo la de Micross, excesivamente repetitiva, con la que directamente bajo el volumen de la consola) y pegadizas, pero escasas. También he echado de menos un botón de deshacer, especialmente en el modo Micross, así como el zoom ya mencionado anteriormente. Y ya por pedir, un modo multijugador le vendría que ni pintado a este título.

Pese a todas las características mejorables del juego, la única novedad que ha añadido Jupiter respecto a Picross e6 son los Mega Picross de 20×15 casillas. Siendo la séptima edición del título, considero que hay aspectos que deberían estar más que pulidos, ya que pese a que la experiencia de juego es muy divertida, se ve empañada por estos pequeños defectos que viene arrastrando la saga título a título.


Conclusión: Muchos puzles, pocas novedades.

Este Picross e7 es una gran puerta de entrada a la saga. Si aún no has jugado ninguno y te ha llamado lo más mínimo la atención, ve a por él. Por los 5€ que cuesta en la eShop saldrás más que satisfecho con sus más de 150 puzles y seguro que como yo, te quedas con ganas de más y te vas a por otros juegos de la saga.

Ahora, si eres un fiel seguidor de la saga y ya tienes los anteriores, sólo puede justificar la compra de este Picross e7 el que hayas completado todos los puzles de los juegos que ya tengas y necesites más. Porque como hemos mencionado ya, la ausencia de novedades en este título es clara y no encontrarás ninguna sorpresa en ese sentido.

En definitiva, estamos ante un Picross con muchos puzles nuevos, muy entretenidos y de dificultades muy variadas, que te darán horas y horas de juego por un precio muy reducido. Si no te importa la ausencia de novedades, no dudes en ir a por él.

Comentarios