Seguir
Portada » Análisis » Eternum Ex

Eternum Ex

Lo “viejuno” nunca muere. Eso es algo que se puede ver en todos los ámbitos, con términos como reboot, remake o reimaginación sonando sin parar. Es el poder de la nostalgia, algo que nos engancha más de lo que quisiéramos – y una fuente de dinero sin fin. Sin embargo, también abunda nuevo contenido con aire retro, como Stranger Things en televisión o los títulos de LocoMalito en consola. El que nos ocupa, Eternum Ex, es un ejemplo de juego con aroma retro pero que está desarrollado hoy día.

¿Demasiado viejo?

Sir Arthur (no sabemos si el de la mesa redonda, el protagonista de la saga de Capcom o alguien totalmente nuevo) se ha vuelto demasiado viejo, tanto que ve la muerte a la vuelta de la esquina, pero por suerte existe una mazmorra llamada Samarnath llena de tesoros en la que parece ser que se esconde un elixir de la eterna juventud. Como suena demasiado jugoso, el anciano se pone en marcha, aunque su viaje no será para nada sencillo, pues le esperan monstruos por doquier – y se dice de hecho que nunca nadie ha salido con vida de tal lugar.

Hay dos posibilidades para jugar. La primera, el Modo Home, nos ofrece guardado automático tras completar cada mundo (para empezar por el que queramos) pero una limitación de tres continues o tocará repetir el mundo entero. La segunda es el Modo Arcade, que no guarda nuestro progreso y tiene créditos infinitos (ya en nuestra mano está el querer o no usarlos); en otras palabras, el modo de la máquina recreativa de toda la vida. Ambos tienen mucho en cuenta la puntuación adquirida, ya que como buen juego de maquinita, su poder esta en intentar hacerlo lo mejor posible y conseguir una puntuación alta para vacilar de ella con los amigos o en redes sociales.

Cojamos la que cojamos nos vamos a enferentar a cinco mundos con cinco niveles cada uno. El último de ellos es algo especial porque nos propone llegar hasta un lugar particular, y allí deberemos derrotar a un jefe esquivando todo lo que nos lance (y a los enemigos que le acompañan). Además, con cada golpe perderemos una vida directamente, y si llegamos a 0 tocará depender de algún continue si tenemos. Es un reto a la antigua usanza en el que lo principal es esquivar mientras se va avanzando o golpeando.

Formato arcade o consola en Eternum Ex

El resto de niveles, que son la mayoría de los que hay, nos presentan una sala llena de plataformas en la que hay una puerta y multitud de cofres. Para avanzar es necesario cogerlos todos antes de poder salir. La particularidad está en que los cofres permanecen cerrados, pero podemos cogerlos igualmente (salvo aquellos con cerrojo de color azul que requieren que les hayamos roto las cadenas primero). Sin embargo, si queremos recibir la puntuación máxima de cada cofre, además de un amuleto mágico, primero hemos de golpearlos saltando debajo de ellos varias veces. Esto permite que cada uno pueda jugar al estilo que quiera, pero lo ideal es conseguirlo todo lo mejor posible, ¿no?

En cada escenario van apareciendo aleatoriamente enemigos a los que podemos derrotar con nuestro ataque de bastón, por lo que hay que ir con ojo. Sin embargo, los amuletos mágicos que hay dentro de los cofres pueden darnos ventajas muy interesantes, como más tiempo extra (pues existe un máximo para completar el nivel), la posibilidad de dejar abiertos todos los cofres cercanos o incluso un ataque de fuego a distancia de forma temporal. De nuevo hay que ir con pies de plomo, porque cualquier peligro, enemigo o trampa, nos hace perder una vida al mínimo contacto.

Pese a ser un título muy arcade y rejugable, puede hacerse repetitivo y es algo corto, pero su potencial está en el espíritu de superación de cada uno. A nivel gráfico es un juego que emula los inicios de SNES, tanto en tipografías como sprites y elementos en pantalla. La música también tiene un corte similar, y está claro que su inspiración está, entre otros títulos, en Ghosts ‘n Goblins. En lo relativo a animaciones y variedad de enemigos tiene un rango considerable para que nos quede una sensación de trabajo bien hecho y no se algo más limitado o pobre.

Eternum Ex es un sucesor de los arcade de finales de los 80 e inicios de los 90, tanto que si alguien viajase en el tiempo y lo colocase en aquella época, nadie se extrañaría de verlo. Y esto es algo que se aplica para todo lo bueno (como una jugabilidad sencilla pero que cuesta dominar) como en lo malo, ya que es corto, algo repetitivo y con poca cantidad de opciones. Sin embargo, no es un título para nada malo, y los que al ver un poco de él les llame la atención, deberían comprarlo sin duda.

Nota Revogamers

Un juego con el que te sentirás viejuno.

6.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 mes, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.