El mundo desaparece y sólo un joven héroe puede salvarlo. Él es la única esperanza para rescatarnos de la perdición y del olvido.

Todo comienza con un extraño sueño que da paso a la aventura de Lost sphear, en la que el protagonista, Kanata, se da cuenta de que el mundo está desapareciendo y descubre que él tiene el poder de devolverlo todo a su estado natural gracias a los recuerdos. Un RPG de Tokyo Factory, creadores de I am Setsuna, que presenta un sistema de combate en tiempo activo con una gran variedad de opciones y comandos.

Un mundo perdido

Kanata vive su vida normal con sus amigos hasta que de pronto descubre que algo extraño ocurre y en el mapa cominenzan a desaparecer cosas que siempre habían estado ahí. Es en ese momento en el que descubre que tiene el poder de hacer regresar lo que se había perdido, gracias a los recuerdos y las emociones que consigue hablando con la gente, investigando o derrotando enemigos. Lost sphear utiliza un sistema de combate de tiempo activo, en el cual también influye el movimiento y la posición de los personajes, ya que cada uno tiene una forma de atacar concreta, ya sea a distancia o cuerpo a cuerpo. De este modo, colocándonos en el punto exacto podemos golpear a más rivales; todo esto gracias al movimiento libre por el escenario.

En Lost sphear no sólo tenemos el ataque básico, sino que también disponemos de hablidades especiales que conseguimos con los spiritnites, que nos permite realizar movimientos más poderosos y con efectos variados, los cuales pueden afectar a uno o más rivales. Estos spiritnites se pueden conseguir en las tiendas de armas a cambio de recuerdos o memories. No sólo hay habilidades activas, además contamos con otras pasivas que nos dan ciertas ventaja. No obstante, el número de spiritnites que podemos equipar es limitado, aunque aumenta conforme vamos subiendo de nivel. No podemos utilizar dos veces seguidas la misma habilidad, pues cuando la usamos, es necesario esperar unos turnos para que se recargue, lo que hace que los combates sean más variados y haya que pensar diferentes estrategias.

Sistema de combate activo

Asimismo, a este sistema de combate tenemos que sumarle el modo momentum que se plantea Lost sphear. Este consiste en la posibilidad de añadir un beneficio extra al ataque base pulsando el botón Y en el momento preciso. Este modo se carga cuando golpeamos al rival o recibimos daños, hasta un límite de tres unidades. Con este modo podemos aumentar el daño producido, así como también podemos inflingir algún estado alterado al rival. Esto último requiere un spiritnite concreto. Si usamos mucho una habilidad podemos lograr una sublimación, lo cual nos deja provocar el estado alterado sin necesidad de activar el modo momentum.

Como en todo RPG, en Lost sphear contamos con puntos de guardado a lo largo del mapa donde podemos registrar nuestro progreso, así como utilizar objetos especiales que recuperar la energía y los puntos de magia de los personajes. De este modo podemos retomar nuestra aventura si nos pasa algo, aunque cabe destacar que si esto pasa, no podremos saltar las escenas que ya hayamos visto y tendremos que verlas de nuevo; eso sí, a cámara rápida si queremos. Del mismo modo, si deseamos volver atrás en el diálogo también es posible hacerlo, al igual que si necesitamos consultar algún dato de la historia podemos hacerlo en el historial del juego. En cualquier caso, si estamos perdidos en Lost sphear, existe la opción de hablar con el grupo para saber hacia dónde hay que ir.

Dinámico y variado

Es importante mencionar, que en Lost sphear no hay combates aleatorios, sino que los enemigos aparecen en el escenario y podemos tratar de esquivar el encuentro, lo que rompe la monotonía de pelea tras pelea de los clásicos RPG. No obstante, no es bueno evitarlos siempre y descuidar el nivel, porque los jefes pueden vecenernos fácilmente. Además, una motivación para entrenar es que cuando un personaje sube de nivel se restauran su energía y su magia, sin olvidar que los enemigos nos dan recuerdos para conseguir habilidades. Una de las cosas que siempre ayuda es que si en el combate muere algún personaje, este se recupera al final de la batalla.

Recuérdame

Los recuerdos también aparecen en los diálogos de la gente o por el mapa de Lost sphear. Estos no sólo sirven para mejorar a nuestros personajes, sino que por el mundo hay repartidos una serie de artefactos que se activan con ellos y que nos dan mejoras tales como el ojo mágico, que permite ver la vida y la magia del rival, o la capacidad de correr más rápido. Los artefactos pueden tener un efecto local o mundial y podemos cambiarlos a nuestro gusto para activar o desactivar lo que queramos. Otra de las mejoras para los personajes es el refuerzo del equipo en las tiendas de armas, que nos ayuda a aumentar las características tanto de las armas como de las armaduras.

Otro de los elementos más interesantes de Lost sphear son las armaduras robóticas o Vulcosuits, las cuales potencian nuestras estadísticas y con las cuales podemos hacer ataques devastadores. Pero como siempre todo tiene un precio, pues esto tiene un contador de puntos específico que se agota conforme las usamos y que sólo se puede recargar descansando en las posadas o con objetos específicos. Estos ataques letales los conseguimos cuando usamos los recuerdos para recuperar un elemento concreto del mapa que se ha «perdido». Los Vulcosuits no sólo tiene una función de combate, sino que también los podemos usar fuera de él para destruir obstáculos o para activar mecanismo especiales.

Para resumir, Lost sphear nos ofrece un sistema RPG renovado, sin combates aleatorios monótonos, y con un estilo de combate muy interesante, que nos hace estar activos y buscar alternativas constantemente, así como estrategias de posición para atacar al máximo número de enemigos posible. No obstante, un inconveniente es el idioma, ya que, aunque la variedad lingüística es amplia, el castellano no figura en la lista, de modo que habra que «recordar» nuestros conocimientos de inglés, alemán, francés y/o japonés.

Comentarios
  1. 1.
    Voy a comentar lo que me ha parecido a mí, y compararlo con I am Setsuna, juego del cual es secuela espiritual.
    Lost Sphear es bastante parecido a I am Setsuna. En general, es una evolución (comparte todos los sistemas de juego) y la mayoría de cambios son a mejor. Pero no todos, y deja una sensación quizá peor que el anterior, por perderse el efecto novedad.
    Cosas que ha mejorado:
    - El sistema de combate:
    --- Ahora es más estratégico gracias a que te puedes mover para realizar un ataque, aunque el sistema de apuntado podría haberse hecho un poco más fluido, ya que a veces es un poco frustrante apuntar.
    --- Además, se han eliminado los componentes aleatorios (y trasladado a los artefactos), lo que da una mayor sensación de control.
    --- Otra opción interesante es poder cambiar de personaje pulsando el botón X. Así, puedes usarlos a todos en combate. También están los Vulcosuits, pero su uso es tan limitado que no terminan de merecer la pena. Creo que habría sido mejor meterlos a modo de ataque especial o algo así. Tal y como están ahora, te valen para 2 o 3 combates y se te gastan.
    --- El apartado gráfico y musical ha ganado en variedad. Eso sí, la música es igualmente repetitiva.
    - Cosas que ha empeorado:
    --- Inexplicablemente, ya no hay ilustraciones de los personajes. Las de las caras son tan pequeñas que cuesta verlas (no como en I am Setsuna, que eran más grandes) y los diálogos (a nivel visual) están mucho menos cuidados.
    --- La trama tiene todavía más clichés que la de I am Setsuna, y aunque no termina de banalizarse, sí se vuelve mucho más infantil (con frases del tipo "eh, que somos los buenos") y pierde la profundidad que sí tenía la de I am Setsuna.
    --- El sistema de mejora de armas se ha simplificado mucho. Lo cual es malo porque desequilibra la economía del juego. Por culpa de las mejoras, es difícil saber la calidad de las armas. Y, aparta, si quieres mejorar un arma, tienes que invertir en ella 10000 monedas o más... y al venderla te dan lo mismo independientemente de las mejoras que tenga.
    --- El arranque de la trama es soso, y los personajes no son especialmente carismáticos. Locke es odioso.
    --- Los enemigos son ridículos.
    Así pues, yo creo que, en general, si te gustó I am Setsuna, Lost Sphear te gustará pero no notarás una mejora en todos los aspectos, lo cual te dejará sensaciones encontradas. Si no te gustó I am Setsuna, no creo que Lost Sphear te guste.
    Para mi gusto, mejora muchas cosas importantes, pero también empeora otras de no menor importancia. Espero que el siguiente juego que hagan sea un paso adelante, y no un paso lateral como ha sido éste.
    Mi valoración habría sido de 7 o 7'5.
    2.
    Una pena que se queda en la estanteria por la barrera del idioma, el juego me llama la atención, pero yo no me llevo bien con el ingles y mucho menos con los otros idiomas a elegir, espero que no me pase lo mismo con el YSVIII