Un nuevo plataformas en 2D con estética Píxel Art llega a Nintendo 3DS.

Poco a poco siguen llegando nuevos juegos de desarrolladores independientes a la eShop de Nintendo 3DS. Ahora le ha llegado el turno al plataformas 2D distribuido por Four Horses, Kid Tripp.

¡Corre, salta y mata!

Estamos ante un juego de scroll lateral en el que nuestro personaje se mueve de forma automática hacia la derecha, permitiéndonos solo saltar, atacar y correr si dejamos pulsado hacia la derecha la cruceta o el joystick.  El objetivo del juego es simple y directo: “Llegar hasta la meta”. Se deben superar las 5 fases que hay en cada uno de los cuatros mundos. En nuestro recorrido por las fases, tenemos que recoger todas la monedas posibles que nos encontremos. Si al superar la fase hemos recogido todas las monedas del nivel, seremos condecorados con una medalla de oro.

 

La dificultad está un poco desajustada. Hay niveles que, al principio, pueden parecernos imposibles y otros que resultarán muy sencillos. Los saltos están tan ajustados que superar una fase depende, muchas veces, más de ensayo y error que de nuestra propia habilidad. Esto es debido a que, a veces, es un poco complicado prever qué nos podemos encontrar, sobre todo en el nivel final que es una auténtica locura.

No tiene una duración muy larga. Kid Tripp se puede finalizar perfectamente en una hora. No obstante, podemos aumentar su duración completando los logros internos del juego. Estos van desde completar un nivel sin matar a ningún enemigo a superar la aventura sin morir un determinado número de veces. Además, se puede poner como objetivo intentar acabar los niveles en el menor tiempo posible.

Si te gustan los retos, se puede intentar superar los niveles andando en lugar de usar la opción para correr, lo que va a hacer que se tengan que realizar saltos muy precisos. Os digo de antemano que se pueden superar sin problema a base de práctica, ya que, en mi caso, descubrí un poco tarde que el personaje podía correr.

¿Fin del juego?

Nuestro personaje comienza con 10 vidas que se pueden aumentar si llegamos a recoger 100 monedas. Si estas llegan a cero, podemos continuar el nivel por donde lo dejamos aunque sin conservar las monedas que habíamos recogido. Salvo que quieras conseguir la medalla de oro, así como todos los logros del juego, la puntuación que recibimos con la monedas no es especialmente relevante. Un verdadero reto habría sido que, al llegar a cero, nos hubieran obligado a comenzar desde el primer mundo.

Mundos Variados

La estética pixel art de Kid Tripp hace que sea encantador, con escenarios bastante coloridos y animaciones detalladas. Tiene implementada la opción de 3D, pero quizás no es la más acertada porque puede llegar a molestar. Esto es debido a que, en ocasiones, debemos estar muy metidos en el juego intentando saltar, esquivar y matar a todo lo que se mueva, por lo que el efecto 3D se convierte en un estorbo. Durante toda mi experiencia con Kid Tripp, no he experimentado ningún tipo de caída de frames, y esto es de agradecer ya que de sufrirlos podría suponer el fin de nuestra trayectoria en un nivel.

Tanto la música como los efectos sonoros encajan con la estética. La banda sonora tiene muy pocas pistas. Concretamente, una para cada mundo, por lo que vamos a estar escuchándola en bucle durante bastante tiempo, especialmente si necesitáis varios intentos para acabar cada nivel.

Kid Tripp es un juego adictivo pero corto y con una buena jugabilidad. Quizás su precio sea un poco caro comparado con lo que cuesta en su versión para iOS. Además, si ya has jugado a algún juego de estilo similar, no te va a suponer ninguna novedad. Por otro lado, si lo que te apetece es jugar algunas partidas cortas así como tener otro plataformas más en tu consola, entonces podéis darle una oportunidad.

Categorías: Etiquetas:
Comentarios