Seguir
Portada » Análisis » Hyrule Warriors: Definitive Edition

Hyrule Warriors: Definitive Edition

Así como Nintendo Switch mezcla conceptos de portátil y sobremesa, llega para esa misma consola Hyrule Warriors: Definitive Edition. Este juego, tomando más como base la versión de Wii U que la de 3DS, fusiona a la perfección ambas entregas para crear el Hyrule Warriors definitivo.

Hyrule Warriors: Definitive Edition es un musou ambientado en la saga de Zelda.  Un musou es un género en el que varios ejércitos se enfrentan en un extenso mapa pero el resultado se decanta en función de la actuación de un único o varios héroes. Muchas veces tu ejército es solamente una fachada y eres tú con tu personaje el que tiene que destrozar el batallón enemigo. Es un género que se intenta abrir un hueco en occidente a través de juegos como Dinasty Warriors, Fire Emblem Warriors o este que hoy nos toca analizar.

El objetivo del juego es ganar batallas cumpliendo ciertos requisitos en cada mapa mientras intentas evitar que el rival consiga realizar algunas de tus condiciones de derrota. Puede parecer repetitivo, pero no lo es. Decir que Hyrule Warriors es repetitivo es como decir que un juego de lucha lo es porque siempre están peleando. Los eventos que se realizan en cada campo de batalla hacen que un combate no se parezca a los anteriores y otorgan dinamismo.

Entre ellos nos podemos encontrar, entre otros, con capturar fuertes, ir a ciertas zonas del mapa o derrotar capitanes o jefes. Estos últimos aportan cierta estrategia al combate, que hace que más que golpear sin ton ni son analices sus movimientos para buscarles puntos débiles y asestar ataques que les harán mucho daño.

Por si a alguien le cabe alguna duda el género le viene como anillo al dedo a la saga Zelda. Tanto los escenarios, como la música, como los personajes, absolutamente todo se mezcla de forma que todo es homogéneo y nada chirría. Incluso las diferentes herramientas que usamos en los juegos y los monstruos gigantes a los que hay que derrotar con ellas queda excepcionalmente bien integradas.

Y ya que estamos hablando de lo visual, el juego luce bastante bien teniendo en cuenta que hay que mantener una estabilidad de fps. Es difícil mantener los fps cuando hay cientos de enemigos en pantalla, pero Hyrule Warriors: Definitive Edition lo consigue casi siempre. Solo hay algunas pequeñas caídas cuando hacen su aparición algunos monstruos grandes pero no en los momentos jugables. En el apartado sonoro tendremos versiones de temas típicos de la saga que serán poesía para los oídos de todos los amantes de la saga.

En esta ocasión contamos con 29 personajes jugables resultantes de la unión de las dos versiones anteriores del juego. Absolutamente todos los personajes son muy fieles a la saga The Legend of Zelda y no hacen nada que creerías imposible que hiciesen. Su personalidad también es acorde. Quizás algunos de los personajes que han sido creados para la ocasión si habrían requerido un poco más de atención a la hora de diseñarlos.

Además todos los personajes suben de nivel, pueden ser equipados con varias armas y algunos hasta tienen distintos estilos de lucha. Todo eso puede ser gestionado antes de las batallas. Donde podemos mejorar los árboles de talentos de cada personaje (aunque son muy similares), subirlos de nivel, crear elixires e incluso gestionar las armas fusionándolas, revelando sus habilidades o vendiéndolas.

En cuanto a modos de juego Hyrule Warriors: Definitive Edition va bien surtido. El modo Leyenda nos relatará la historia del juego. Nos cuenta como un soldado llamado Link y la princesa de su reino hacen frente a Cya y sus tropas de la oscuridad que amenazan la paz de Hyrule. En este modo se puede elegir dificultad y en cada batalla podremos obtener coleccionables como contenedores de corazón para aumentar la vitalidad del personaje como skulltulas que nos darán un fragmento de ilustración.

Aparte de este modo también están presentes algunos otros. El modo Aventura que tiene ciertos guiños al primer The Legend of Zelda con batallas del juego escondidas en escenarios del juego de NES, el modo libre en el que podemos disputar batallas con cualquier personaje y en cualquier escenario del modo Leyenda. El desafío en el que tendremos que superar varias pruebas en batallas fuera de lo común y el Hadas en el que cuidaremos de estos seres de la saga, modificando ciertos aspectos de los combates.

Todo lo anteriormente dicho hace que este juego sea increíblemente largo. Hyrule Warriors: Definitive Edition nos propone decenas de horas pegados a nuestra Nintendo Switch que se convierten en centenas si nos da por obtener todos los coleccionables y mejorar a tope a nuestros personajes.

La gran diferencia entre Hyrule Warriors: Definitive Edition y las otras dos entregas es que tiene los elementos exclusivos de cada una de ellas, pero no es solo eso. Se puede apreciar diferencias visuales respecto a la versión de Wii U, sobretodo en la iluminación y en el tiempo de carga. Además se puede obtener un traje para Link y otro para Zelda que los transforma en sus versiones de Breath of the Wild.

Para terminar hay también que destacar que se puede jugar a este juego con otra persona en local partiendo la pantalla y que es compatible con amiibos. Los amiibos relacionados con la saga dan recompensas específicas mientras que el resto dan recompensas aleatorias.

Hyrule Warriors: Definitive Edition es un juego que mezcla a la perfección el género Musou con el universo Zelda. Es una compra muy recomendada para los amantes de ese tipo de juegos o para los fans de la saga que no adquirieron el título ni en Wii U ni en 3DS. Por su estilo puede echar para atrás a algunos, pero es de ese tipo de juegos que merece la pena probar antes de juzgar.

Nota Revogamers

Analizamos la fusión definitiva.

8
Escrito por
Efecinqueador nato. Amante de los videojuegos y la tecnología.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  varju hace 6 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.