Nueva portada de The Binding of Isaac: Afterbirth+

Vuestros amigos de la Biblia han vuelto en forma de chapa. Y de shoot ‘em up. Rezad, os va a hacer mucha falta a vosotros y a Isaac.

Una historia que empieza con tu madre queriendo sacrificarte porque una voz desde el cielo se lo ha dicho siempre llama nuestra atención, no podemos evitarlo. Esta es la premisa de The Binding of Isaac: Afterbirth+, donde deberemos ponernos en la piel de Isaac para enfrentarnos contra hordas de enemigos mejorando nuestras habilidades con objetos que nos vayamos encontrando por los distintos niveles que iremos superando. ¿Conocéis la Biblia? Vamos con algunos Mandamientos modificados ligeramente por mí.

Sí, matarás

Nada más empezar una nueva partida nos encontramos en mitad de una habitación dentro de un laberinto generado aleatoriamente cada vez que cogemos la consola. Estos laberintos tienen elementos en común, y cada partida, o run, dispone de varios pisos entre los que deberemos ir avanzando derrotando al final de cada uno a un jefe que nos pondrá a prueba. Cuando entremos en las distintas habitaciones veremos enemigos que deberemos derrotar con nuestras propias lágrimas, única forma de ataque que tendremos al comenzar. Estas lágrimas podremos ir mejorándolas con objetos que encontraremos en algunas de las habitaciones, además de aumentarnos o reducirnos la velocidad de movimiento, la de ataque, la suerte o incluso la vida de la que disponemos. Además de estos objetos pasivos, hay otra clase de objetos activos que deberemos cargar superando un número concreto de habitaciones que depende del objeto que tengamos con nosotros. Otros elementos activos son las cartas o las píldoras, que producirán diferentes efectos, tanto positivos como negativos.

Con más de 600 objetos disponibles y teniendo en cuenta que cada partida es completamente aleatoria, no vais a encontraros nunca jugando de la misma forma. Vuestra estrategia y estilo de juego deberá adaptarse en cada run. Y os puedo adelantar que no es un juego fácil. Vais a morir, y no poco precisamente. The Binding of Isaac: Afterbirth+ supone un reto que requerirá de mucha paciencia por vuestra parte para poder ser superado. Paciencia, y tiempo, puesto que desbloquear absolutamente todos los personajes, objetos, niveles y desafíos os va a llevar varios cientos de horas, sobre todo si nunca habéis jugado antes.

Los números de los que farda no pasan desapercibidos. 13 personajes jugables, más de 180 tipos de enemigos y más de 90 jefes finales son una premisa más que interesante y nos demuestra que estamos ante un juego enorme con 20 finales distintos que deberemos ir desbloqueando. Y por si todo esto os parece poco, tenemos también a nuestra disposición distintos desafíos que no se quedan cortos en dificultad. Pero aún hay más, puesto que cada día hay una run específica nueva con un ranking mundial para ver quién consigue tener la mayor puntuación.

The Binding of Isaac Afterbirth + 4

No codiciarás los gráficos ajenos

Artísticamente estamos ante un juego que de primeras engaña mucho. Como podéis ver en la imagen de arriba, todo parece bastante minimalista y sencillo. Pero debéis recordar los números tan inmensos de objetos, enemigos y personajes que nos iremos encontrando. Cada uno de ellos deben ser fácilmente reconocibles ya que el propio juego nos exigirá darnos prisa en ir completando los niveles y no podemos perder el tiempo en intentar distinguir qué estamos viendo. En este apartado es donde se nota el trabajo que realmente tiene a nivel gráfico The Binding of Isaac: Afterbirth+, que consigue hacernos entender muy rápido lo que está ocurriendo con un estilo propio que cumple más que de sobras con su objetivo. En cuanto al sonido, más de lo mismo. Nos ayudará a saber qué pasa en cada habitación que pisemos, tanto con los efectos de sonido de los enemigos o de los objetos como la propia banda sonora, cañera a más no poder. Conforme vayáis mejorando os daréis cuenta de que los temas tan potentes de los distintos niveles aportan un nivel de acción bastante llamativo, creando una atmósfera que obligará al jugador a permanecer alerta sin pestañear.

Aún con todo no podemos olvidar que estamos frente a la historia bíblica de Isaac representada en la actualidad a través de un videojuego con mucho humor negro implícito en sí mismo. El estilo animado resta importancia a una historia muy dura en la que nuestro protagonista se ve acorralado en una habitación con su madre queriendo acabar con su vida cuchillo en mano. Desde luego no es un juego para todos los públicos, y aunque el guion no sea obligatorio para pasar de un nivel a otro sí que nos hará entender muchas de las cosas que vemos en la pantalla. Queda decir que se utilizan muchas metáforas y no nos explican siempre todo para que cada uno deba sacar sus propias conclusiones, lo cual ha creado una cantidad inmensa de interpretaciones distintas muy interesantes.

No nombrarás a Isaac en vano

¿De verdad aún tenéis alguna duda con este juego? Niveles casi infinitos, cientos de horas de juego y una edición física que incluye un manual del juego imitando el estilo retro típico de los juegos de antaño debería ser suficiente para convenceros de que estáis ante un título de increíble calidad y diversión. Yo personalmente lo compré en Steam cuando salió, pero poder jugar en cualquier parte a este The Binding of Isaac: Afterbirth+ es un lujo que se ha hecho esperar desde marzo en Europa y que ha terminado mereciendo la pena, como era de esperar. Debo añadir que aún con la edición física con varios extras bastante llamativos, considero que es mejor obtenerlo en digital para llevarlo siempre encima sin depender del cartucho, aunque eso ya es solo una recomendación de este siervo de Dios Isaac.

Y recordad, no cometeréis actos impuros, honraréis a vuestros padres y vuestras madres y amaréis a Isaac sobre todas las cosas. Amén.

Comentarios
  1. 2.
    Jugué al Rebirth en WiiU y no podría estar más contento con tener el Afterbirth+ on the go! :cunao:
    Personalmente utilizo la guía de objectos cuando no es obvio lo que hace el objeto en si xD
    3.
    Muy adictivo, la verdad. Hoy me he cargado a mamá por primera vez y ya estoy deseando poder darle otro tiento.
    Yo no usaba guía hasta que me cansé de usar/coger objetos (píldoras y cartas sobre todo) de m...que fastidiaban la partida. Un lujo tenerlo en Switch.
    4.
    Pues vaya cateto que soy, ni pensar en usar una guía de objetos.
    A mi el juego me ha enganchado cosa la mala y mira que nunca he sido muy fan de los roguelike, pero entre éste y Has-Been Heroes me han hecho ver la luz.