Bienvenido a tu casa.

Nintendo Switch se está convirtiendo en una consola que está acumulando todos los éxitos indies (y unos cuantos AAA) de los últimos años. Es como si dijésemos que está siendo la consola en la que está saliendo todo lo que no llegó a Wii U, además de títulos que también pasaron por la consola del GamePad. Además, esto trae consigo, en más de una ocasión, la versión definitiva del juego en cuestión, como es el caso de Hyper Light Drifter, que llega a la híbrida de la mano de los españoles Abylight.

El extraño viaje de The Drifter

En este título nos encontramos en un mundo abierto con cierta similaridad con los The Legend of Zelda clásicos, lleno de áreas secretas y con un gran número de atajos muy bien implementados (teletransportes) y un sistema de combate con espada – aunque añadiendo una pistola y un potente dash que permite no solo esquivar, sino también “saltar” pequeños abismos.

El juego comienza presentando sus mecánicas con un breve y lineal tutorial y, una vez lo completamos, entramos en faena a tope. Poco a poco veremos nuevos tipos de enemigos que nos obligarán a mejorar nuestro arte de la esquiva y nuestra precisión con la espada y nuestras limitadas balas (que se recargan derrotando enemigos o rompiendo ciertos elementos del escenario).

El juego tiene un gran equilibrio en los combates, sin llegar al exceso de ser un juego en el que solo se puede golpear 2 segundos tras un minuto esquivando. La dificultad está bastante ajustada, aunque bien es cierto que hay muchas ventajas que permiten que no haya que ser un maestro para jugar, como la posibilidad de poder curarse (si tenemos energía suficiente), el hecho de que hay una gran cantidad de checkpoints, y la inclusión de objetos especiales como las espadas duales, la túnica localizadora de coleccionables o disparos congelantes, extras de la versión de Nintendo Switch que conseguiremos tras completar cierto desafío.

Una Special Edition para un gran juego

El mundo de Hyper Light Drifter nos tendrá ocupados cerca de una decena de horas, aunque sus secretos pueden tenernos ocupados durante más tiempo; y si somos fans de los grandes retos, el modo Nuevo Juego + nos ofrecerá una visión más complicada de esta aventura. El universo nos atrapa de principio a fin gracias a su ambientación post-apocalíptica en la que máquinas y naturaleza conviven, y las secuencias que narran la historia son bastante llamativas, pero sí que es posible que tras jugarlo nos dé la sensación de que la historia podría haber sido más potente para el juego que nos ocupa.

En cuanto a representación, estamos ante un juego precioso. Puede que muchos usuarios empiecen a hartarse del pixel-art, pero en esta ocasión se trata de un ya denominado clásico indie, que sabe ofrecer unos fondos preciosos utilizando su estilo gráfico particular. La banda sonora (propia de una gran película de ciencia ficción) y los efectos de sonido son un complemento bastante importante que terminan de coronar a esta aventura que funciona a 60 fps tanto en portátil como en modo TV.

La edición de Nintendo Switch de Hyper Light Drifter es la definitiva, como así nos deja intuir su subtítulo Special Edition y, además, nos llena de orgullo que haya sido gracias al sello de Abylight. Estamos ante un gran juego que se ha ganado por derecho propio ser uno de los referentes indie, y es una delicia para los fans de las aventuras, de los títulos tipo Zelda o incluso de Dark Souls.

Comentarios