La emoción del Campeonato del Mundo de Motocross llega a tu Nintendo Switch en MXGP3

Los juegos deportivos van haciéndose hueco en Nintendo Switch y, en este caso, lo hace de manos del juego oficial del Campeonato de Motocross, MXGP3, que se estrena en la híbrida de Nintendo de la mano de Milestone, en lo que puede ser una oportunidad de traer a Switch los juegos de Moto GP, ya que este estudio italiano también se encarga de dicha licencia. Así que acelera a tope y…

Directos al barro

Traer a consola un deporte tan de nicho como el Motocross es, cuanto menos, arriesgado ya que aunque contemos con pilotos y circuitos oficiales (de la temporada 2016) como es el caso, salvo que seas un fan de este deporte tendrás que tirar de internet para reconocerlos.

Dicha fidelidad se lleva a todos los extremos, ya que también disponemos de motos, ropa y complementos de marcas reales e incluso la publicidad es de marcas de verdad, lo cual se agradece para empezar a calentar motores.

Si eres fan de Nintendo seguro que echas de menos juegos deportivos como el Excitebike 64, juego arcade de este deporte por excelencia en consolas Nintendo. En MXGP3, en cambio, pronto te darás cuenta que el sistema de control difiere mucho de aquél ya que, en este caso, no se centra en las acrobacias a hacer en cada carrera, sino que lo importante es saber controlar tu moto.

Para ello, te van a influir diferentes factores en MXGP3. En primer lugar, la moto y piloto elegidos son determinantes, ya que hasta el propio peso del conductor te va a influir.

Ese peso hace que según el tipo de curva al que te enfrentes tengas que tirar de freno delantero o trasero, lo que hace que en el conjunto, junto a tener que cambiar de marcha sudes más de la cuenta en los inicios para no quedar el último.

Y aquí es donde más nos acercamos al realismo de las carreras de Motocross ya que, ante una curva cerrada o aprendes a derrapar bien en el barro o tus rivales te dejarán atrás a las primeras de cambio.

No obstante una vez te haces a ello se hace llevadero perdiendo parte de la gracia inicial pero puedes ir más allá eliminando todas las ayudas disponibles, aunque eso ya es un reto destinado a los más veteranos en este deporte virtual.

Modos de juego

En MXGP3 el modo principal y más atractivo es el modo Trayectoria, en el que empezamos desde la base para crecer como piloto, conseguir patrocinador, etc para así poder optar a competir primero en la categoría MX2 y finalmente en la MXGP y hacernos Campeones del Mundo.

Según avanzamos en las carreras, se nos otorgan diferentes puntos de experiencia por el tipo de conducción (según nuestra pericia en lluvia, acelerando, frenando y controlando la moto) y con los créditos que vamos ganando podemos personalizar a nuestro piloto (con diferentes cascos o gafas) o la propia moto.

Podemos también jugar un Campeonato poniendo nosotros editar el número de Grandes Premios que lo componen, jugar un Gran Premio de manera particular o en modo Contrarreloj. Todos ellos opciones de juego necesarias pero que no innovan.

Junto a la Trayectoria, el modo de juego más interesante seguramente sea la Monster Energy Motocross of Nations, en la que compites por países en una especie de Copa del Mundo puntuando tanto lo que hagas tu como tu compatriota.

Desporteando a Switch

Todo ello no estaría mal si no tuviéramos otras versiones con las que comparar amén de los propios fallos técnicos del port que tenemos entre manos, que parece que de nuevo por querer llegar a una fecha nos llega el juego con bastantes carencias.

En primer lugar, el juego sufre de tirones cada poco. No afectan mucho a la partida, pero se hacen molestos y suceden hasta en el entrenamiento con sólo tu piloto en pista. El terreno embarrado, que en otras versiones se va deformando por el paso de las motos, aquí es una pista plana en la que da igual que pase una moto o un tráiler.

Las físicas tampoco es que sean muy reales, ya que la moto parece flotar sobre el terreno y los efectos como el de la lluvia desmerecen bastante ya que más que lluvia parecen cuchillos cayendo del cielo y encima dificultan exageradamente la visión del trazado del recorrido.

Además, si te sales de él aunque sean unos centímetros, absurdamente la consola lo considera un fuera de pista y te recoloca en mitad de la pista.

Tampoco tenemos juego online en esta versión (como sí lo hay en las otras versiones) y lo que le quita bastante la gracia a esta clase de juegos porque se te hará corto. Pero quizá lo más sangrante sea que en versión portátil se ve excesivamente borroso, como con una especie filtro que es muy molesto y que cansa la vista al poco de jugar.

Todos estos detalles técnicos dejan por el barro a una versión que por el resto de detalles era notable y que parece que ha sido hecha con excesivas prisas sin llegar a adaptarse a lo que Nintendo Switch puede llegar a dar que, como ya hemos visto, es bastante más que lo que nos ofrece éste MXGP3.

Por lo que MXGP3 está muy orientado a fans del género que busquen una experiencia fiel al Campeonato del Mundo y puede llegar a ser entretenido si obvias los fallos pero como hay más fallos que virtudes sólo nos queda la esperanza que se dignen a adecentar el juego en posibles próximos parches. Una pena porque podía haber aprovechado un hueco importante en Nintendo Switch.

Comentarios