Seguir
Portada » Análisis » Happy Birthdays

Happy Birthdays

Imagina lo que debe ser senitrse un dios, viendo el tiempo pasar, a las especies evolucionar, y teniendo el poder para que cambie su universo para siempre con un chasquido de tus dedos. Pues ese es precisamente tu papel en Happy Birthdays, una propuesta interesante que nos llega de la mano de Arc Systems Works y NIS America.

¿Es un pájaro? ¿Un dinosaurio?

Detrás de este título se encuentra Yasuhiro Wada, el creador de la mítica serie Harvest Moon, que en esta ocasión también nos quiere dar una posición de poder con la que administrar algo, pero mucho más grande que una granja. Encarnando a un pequeño avatar con forma de héroe, podemos alterar diferentes microsistemas para que en ellos se genere vida, y que ésta evolucione a lo largo de los años, pasando desde seres prehistóricos hasta otros más actuales.

El poder de nuestro “héroe” consiste en la manipulación del terreno del microcosmos en el que estemos. Es decir, podemos elevar o hundir cualquier segmento del escenario, o construir zonas especiales, todo ello a costa de unos puntos que podremos recuperar saliendo a la zona “macro”, la cual sirve también para que el tiempo avance. Cada pequeño mundo que editamos es un pequeño cuadrado en el que lo importante para que haya diferentes formas de vida es que se dé la temperatura adecuada, por lo que hay que jugar sabiendo que hay calor en zonas bajas y frío en zonas altas, aunque las masas también influyen en el termómetro.

Pero todos sabemos que la evolución desde los organismos unicelulares hasta cosas más complejas puede llevar millones de años, y no tenemos tiempo para eso mientras jugamos. Por lo tanto, tocará salirse al modo macro para que el tiempo pase, recuperar nuestra energía o gastar parte de ella en que el transcurrir de los siglos sea más rápido. Cada vez que veamos un brillo en el mundo, puede interesarnos parar y entrar al microcosmos a ver la especie que ha aparecido (y añadirla a nuestra “Pokédex”).

Y al séptimo día… Happy Birthdays

En realidad el concepto del juego es ambicioso a rabiar, pero en lo jugable es muy simple. Sin embargo, la sensación de “poder” es enorme. Hay varios microcosmos con los que jugar, desde uno muy básico lleno de verde que parece sacado de Minecraft hasta uno de hielo puro, por lo que en cada uno la dificultad para generar vida, así como las especies que obtendremos serán diferentes. Lo ideal es ir trabajando con todos y así conseguir llegar en cada uno hasta la creación de especies contemporáneas a nosotros.

Para los más pequeños es un juego bastante útil para ver la evolución histórica del mundo y de las especies, de forma que aprendan que los dinosaurios existieron y que tuvieron que desaparecer para adaptarse al cambio del mundo… pero no olvidemos que tenemos el poder y bueno, siempre podemos hacer que nuestro mundo siga un poco otro orden, o crear zonas dentro del mismo que evolucionen de maneras totalmente distintas.  Tenemos total libertad para hacer lo que queramos, salvo al inicio que tenemos un tutorial algo lento eso sí. Y, para sorpresa de todos, viendo la compañía que está detrás, el juego cuenta con textos en español.

El juego luce bonito, colorido y muy fluido, pese a que queda raro decirlo en una experiencia tan pausada y relajada. Los diseños son simpáticos y amigables incluso para las especies más agresivas. El HUD es sencillo y no ocupa mucho espacio, y ver todas las especies enormes a la vez cuando nuestro mundo crece no da ningún problema. La música y los efectos de sonido son bastante suaves, casi como si estuviésemos en un acuario o un canal de relajación.

Happy Birthdays es un título recomendado para los pequeños de la casa (pero ya con ead de Educación Primaria) o para todo aquel que quiera una experiencia tranquila y simple, en la que de paso pueda sentirse poderoso. Es un juego en el que ocurre mucho, y nosotros realmente usamos muy pocos botones y tenemos que dejar pasar el tiempo, por lo que rompe con la idea activa de videojuego que nos tiene pendientes y expectantes en todo momento. Eso sí, relaja, y lo hace mientras divierte, así que cumple con su propósito.

 

Nota Revogamers

Experimenta con el mundo que tú mismo puedes crear.

7.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 5 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.