Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Guacamelee! Super Turbo Championship Edition

Análisis de Guacamelee! Super Turbo Championship Edition

Guacamelee! es un juego indie que nos llamó a muchos la atención cuando apareció en las consolas de Sony, y por ello nos llenó de alegría que su Super Turbo Championship Edition (clara parodia en el título a cierta saga de lucha) llegase a Wii U. Como su secuela va a salir en Nintendo Switch este diciembre, Drinkbox ha decidido que sería una buena idea traer el primer juego a dicha consola también, y de paso asegurarles un descuento en la segunda entrega a aquellos que se hagan con la que nos ocupa.

El otro lado de México

Dicen que Guacamelee! nació para mostrar el otro lado del país en el que ocurre, para que así la gente viera no solo lo típico que suele conocerse, sino que así se hiciera más hincapié en temas de su cultura. Así tenemos a Juan Aguacate, un hombre corriente que, tras morir, vuelve a la vida gracias a una máscara y tiene la misión de hacer frente a unos enemigos de muerte y rescatar a la hija del alcalde.

Es una misión que se puede afrontar solo, o con la ayuda de la misteriosa Tostada si jugamos en cooperativo. Pero también hay opción para jugar tres o cuatro jugadores, con versiones de otro color de los héroes mencionados. Si jugamos en compañía los combates son más simples (o no), pero el plataformeo nos resultará más complicado. Guacamelee! tiene esas dos vertientes, una de beat’em up con nuevos movimientos que iremos aprendiendo, y otra de exploración y saltos a lo Metroid, creando así una mezcla interesante.

De esta forma el viaje de Juan será a través de un mapa lleno de obstáculos que tendrá que superar obteniendo nuevas habilidades, mientras lucha con diferentes enemigos por el camino. De esta forma también habrá muchos secretos que nos harán revisar el mapa minuciosamente si somos coleccionistas. Pero lo que le da algo más de “chicha” es el cambio de plano, pues Juan puede moverse entre la versión viva y la muerta de los lugares por los que pasa, aumentando así las posibilidades de los combates (con enemigos a los que solo se les puede golpear en cierto momento en un plano) o incluso en lo plataformero, con paredes o suelos que solo están presentes en una de las dos realidades.

Un luchador lleno de Guacamelee!

Juan dispone además de varios trajes que le otorgan movimientos extra, la posibilidad de lanzar huevos bomba y el poder Intenso, un modo furia en el que nuetra potencia será devastadora durante unos instantes si lo activamos (teniendo la barra oportuna llena). En definitiva, muchas habilidades para tener así distintas estrategias en el combate contra los enemigos que, pese a que no hay mucha variedad de ellos, su localización y cantidad sí nos harán plantear cada combate de una manera algo distinta. Además, para evitar que tengamos una manera fija de combatir, algunos enemigos tienen escudos que solo pueden romperse usando ciertos golpes específicos.

La otra cara de la moneda de Guacamelee! reside, como hemos dicho, en la exploración. Las habilidades de combate nos servirán también para llegar a nuevos lugares – por ejemplo, la transformación en animal para pasar por lugares estrechos. El juego tiene aquí una curva de dificultad muy bien planteada, de forma que al final usaremos de forma integrada muchas de nuestras habilidades cuando al principio podría parecer imposible. En ese sentido, el trabajo es bastante bueno y saben además integrar bien las habilidades propiamente de combate en la exploración, y viceversa. Contamos, además, con numerosos puntos de guardado para que así no tengamos que repetir grandes secciones en caso de morir.

Estamos ante un juego que resulta vistoso y colorido, un estilo que resulta muy apropiado para el universo que muestra y que le da a los combates un aura caricaturesca de hace varias décadas. Su música (que cambia según el plano) es parte de ese encanto también, por lo que la atmósfera creada es bastante buena. Es un juego con una duración usual dentro de su género, con unas siete horas sin encontrar secretos, pero que hace bien su trabajo repartiendo el contenido para no hacerse muy repetitivo.

Guacamelee! Super Turbo Championship Edition es un juego fresco y que resulta divertido para uno o dos jugadores (para más es algo caótico). Sabe dividir bien sus dos vertientes y tiene una progresión muy trabajada. Es un juego que merece cada euro invertido, y seguramente el problema de estra versión sea que ya lo hayas jugado anteriormente o que vengas de jugar a otros juegos muy buenos que han salido posteriormente y te afecte el efecto contraste. La versión de Nintendo Switch es la definitiva, eso sí (aunque pierda el mapa en el GamePad de Wii U).

Nota Revogamers

El Luchador ataca de nuevo.

8.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 2 semanas, 4 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.