Portada » Análisis » Análisis de Gibbous: A Cthulhu Adventure

Análisis de Gibbous: A Cthulhu Adventure

Por fin llega a Nintendo Switch Gibbous, una de las mejores aventuras gráficas de los últimos tiempos. Un título lleno de misterio y humor que mezcla, de manera fantástica, la obra de Lovecraft con los clásicos de LucasArts.

Gibbous: Lovecraft a lo LucasArts

Es muy curioso como los creadores han conseguido fusionar tan bien dos universos que, a priori, son tan diferentes. Estamos ante una aventura oscura, repleta de misterio, con situaciones de mal rollo y personajes  muy desconcertantes. Sin embargo, todo lo dicho anteriormente no transmite horror y eso se debe a la influencia total del humor de las aventuras gráficas clásicas. La trama nos mete en el universo de H.P. Lovecraft, pero lo hace introduciéndonos de lleno en una aventura Point and Click que bebe, totalmente, de esos grandes clásicos de los 80 y 90. El increíble sentido del humor con el que cuenta la historia no nos hace olvidarnos de lo oscuro de la trama, pero tendremos una sonrisa constante por las múltiples situaciones divertidas a las que nos enfrentaremos. Se trata de una aventura animada de forma tradicional y pintada a mano. El trabajo realizado por el estudio en el aspecto gráfico es sencillamente maravilloso. Hay que quitarse el sombrero ante el trabajo realizado por Stuck in Attic, un pequeño estudio de Transilvania formado por solo tres personas y que consigue, con su primera obra, entrar en el olimpo de los dioses de la aventura gráfica.

El juego tiene multitud de referencias de los grandes clásicos de LucasArts. Si eres, o has sido seguidor de juegos como Monkey Island o El día del Tentáculo, será inevitable tener en la mente muchas situaciones en la que los creadores se han inspirado. Es más, se trata de un juego repleto de guiños, no solo a estas aventuras, también a películas, libros o canciones clásicas. De todos modos, y aunque ser fan de los universos en los que se basa es un factor que te hará disfrutar mucho más del juego, no es imprescindible para meterte de lleno en la historia.

Una buena aventura gráfica, además de por su trama, debe destacar por sus puzles. Sin embargo, eso no siempre ocurre porque como sabrán los seguidores del género, muchas veces nos encontramos con acertijos muy enrevesados y en ocasiones sin sentido. ¿Cuántas veces nos habremos puesto a probar objetos de manera ilógica? Pues bien, eso apenas ocurre en esta aventura, ya que todos los puzles son muy intuitivos, en ocasiones hasta demasiado lógicos. Si eres fan de las aventuras gráficas difícilmente te atascarás, ya que todo tiene sentido y, si no has dado con la solución posiblemente sea porque tienes que seguir hablando con el personaje de turno. Tal vez podamos decir que se trata de una aventura gráfica fácil, pero es preferible que sea así, a que nos enfrentemos a situaciones que no tienen ni pies ni cabeza.

Una historia que engancha de principio a fin

El aspecto narrativo del juego es realmente bueno, ya que consigue meterte en la historia desde el principio y resulta complicado dejarlo hasta que lo acabas. Encarnamos el papel del detective privado Don R. Ketype, que ha sido contratado para encontrar el verdadero Necronomicón. Todas las pistas le llevan a una antigua biblioteca en la ciudad de Darkham, en la que trabaja el joven librero Buzz Kerwan. Cuando parece que todo está a favor para llegar hasta el ansiado libro, una explosión deja al detective totalmente fuera de combate y, en ese momento, es raptado. A partir de ahí, tomaremos las riendas de la aventura en el papel de Buzz que, casualmente, encuentra el Necronomicón y decide llevárselo a casa en la que se encuentra su gatita negra Kitteh. El joven bibliotecario, sin saber muy bien lo que está haciendo, empieza a leer el libro y le otorga a su gata el poder de hablar, cosa que a ella no le hace ninguna gracia. La historia comienza en el momento en el que Buzz inicia el camino para que su gatita vuelva a la normalidad.

A partir de ese momento, iremos desplazándonos por diferentes escenarios e interactuando con personas, a cuál más particular. En diferentes partes del juego utilizaremos a un personaje concreto. En el caso de Buzz, tendremos la opción de dar órdenes a nuestra gata si la situación lo requiere. El detective, por su parte, tendrá posibilidad de utilizar un poder que conseguirá conforme vaya avanzando la historia. Pero la cosa no termina aquí, ya que Kitteh, la adorable gatita, también tomará el papel protagonista en algún punto del juego.

Tanto los protagonistas como el resto de actores con los que tendremos que relacionarlos durante la aventura, han sido dotados de una gran personalidad. Parte de culpa del carácter de los personajes la tiene el buen diseño de ellos. Además, es muy importante destacar el gran trabajo que se ha realizado en el campo de las voces que se le atribuyen a los diferentes personajes del juego. A pesar de contar con un doblaje en inglés fabuloso, se habría agradecido que hubiera llegado en castellano, ya que a veces los diálogos pasan de forma rápida  y cuesta leer todo el texto antes de que pase al siguiente. Este detalle puede hacer que, en ocasiones, perdamos un poco el hilo de la historia y, teniendo en cuenta la importancia de la misma, se trata de un punto negativo que debemos destacar.

Nintendo Switch le va como anillo al dedo

Nintendo Switch puede presumir de tener un gran catálogo de aventuras gráficas de corte clásico. Sin embargo, no todas pueden alardear de haber llegado de la mejor forma a la consola de Nintendo. Jugar con mando en la televisión no siempre es una buena opción. De hecho, los jugadores más clásicos, entre los que me encuentro, solemos disfrutar de este tipo de juegos en PC y haciendo uso del ratón. Pues bien, aquí los desarrolladores han sabido transportar toda la esencia del point & click  al mando. Pero donde realmente destaca es en la manera en la que han sido implementados los controles a la pantalla táctil. Todo es muy intuitivo. Podremos desplazarnos por el escenario con un simple click o hacer zoom de la forma más natural. Además, si aparte de la táctil hacemos uso de los botones en los Joy-Con, el resultado es simplemente maravilloso.

Es verdad que, en ocasiones, y cuando miramos los diferentes puntos activos en pantalla, podemos ver como se solapan los textos entre ellos y eso puede ser un poco caótico. También, y como aspecto un tanto negativo, cuando el escenario es amplio el tamaño de la letra se queda un poco pequeño y eso puede hacer que nos cueste leer las conversaciones. Son pequeños detalles que pueden lastrar un poco la experiencia, pero que para nada hacen que no se pueda disfrutar.

Gibbous: A Cthulhu Adventure es una aventura gráfica que te atrapará. Si eres fan del género no puedes darle de lado a este juego. Además, si eres seguidor del horror cósmico de H.P. Lovecraft, este título se convierte en una joya imprescindible. Se hubiera agradecido que el doblaje fuese en castellano, ya que aunque el que tiene es fantástico, a veces la conversación es muy rápida y no da tiempo a leer el texto y eso puede hacer que nos perdamos algunos detalles de la historia. Si eres un habitual de las aventuras gráficas, no te supondrá un reto enorme y puede acabarse en unas diez horitas, lo cual no es demasiado. Además, la historia se queda un tanto abierta y deja una sensación extraña. Pese a ello, merece mucho la pena y te quedas con el deseo de que en el futuro podamos disfrutar de una continuación.

Un diseño de personajes y escenarios maravilloso, una historia que te atrapa y un sentido del humor constante, son motivos más que suficientes para ir de cabeza a una de las aventuras gráficas más interesantes de los últimos tiempos. Si a eso le sumas que la conversión en Nintendo Switch es casi perfecta, se convierte en un imprescindible en la consola de Nintendo. Es increíble como un pequeño estudio ha conseguido, con su primera obra, ponerse a la altura de los grandes del género.

Resumen
Una aventura gráfica que bebe de los grandes clásicos de LucasArts y lo fusiona de manera increíble con el universo de Lovecraft. Primer trabajo de un pequeño estudio ubicado en Transilvania que logar introducirse en el olimpo de los grandes del género.
8
Notable
Escrito por
Amante de la radio y los videojuegos. En los medios de comunicación desde 1996. Fui el director de Revogamers Radio.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.