The Escapists 2

The Escapists 2 es un buen ejemplo de lo que debería de ser una secuela, mejorando y ampliando sus bases jugables, añadiendo nuevas propuestas y mejorando su apartado gráfico y artístico.

Las fugas de cárceles siempre han sido un tema socorrido en el cine, casi un subgénero. Desde La Fuga de Alcatraz hasta Cadena Perpetua, pasando incluso por series como Prison Break, todas ellas nos han enseñado que una buena fuga requiere de tiempo: tiempo para pensar y explorar, para diseñar un plan, para reunir las herramientas y personas necesarias y, finalmente, para escapar. De esto va, en menor medida, The Escapists 2.

A excepción de su precuela y de A Way Out (el próximo título bajo la firma de EA Originals), muy pocos videojuegos han jugado con este tema. Aun así, The Escapists demostró en su momento tener un buen puñado de ideas para crear un título simple pero divertido, con una progresión flexible y metódica que culminaba en escapadas emocionantes. Como las buenas secuelas, The Escapists 2 refuerza sus cimientos, mientras que a su vez añade nuevas ideas, mayor tamaño y un apartado gráfico más estilizado. Toca fugarse de nuevo.

Bienvenido a tu nuevo hogar, preso

En The Escapists 2, tu objetivo es escapar de una de las 10 cárceles del juego, siendo la primera de ellas un breve tutorial. Cada cárcel funciona como un pequeño sandbox en el que cada persona tiene su rutina, incluyendo tu personaje (completamente customizable). En esta se incluyen inspecciones rutinarias, comidas, gimnasio, duchas, etc., además de tiempo libre, donde podrás aprovechar para explorar el mapa con libertad. Aunque puedes faltar a tus citas, lo recomendable es que no lo hagas: llamar la atención no te ayudará a escapar.

The Escapists 2 incluye múltiples mecánicas que te ayudarán en tu aventura. La primera y principal de ellas es el crafteo. Puedes combinar objetos en tu taller de trabajo para crear todo tipo de armas y herramientas con diferentes utilidades. Los objetos se pueden encontrar en todo tipo de lugares, e incluso recibirlos como recompensas por cumplir pequeñas misiones secundarias que te ofrecerán otros prisioneros. También es posible que te den dinero a cambio, que puedes usar para comprar a otros NPCs.

La propia rutina también ofrece oportunidades para mejorar tus posibilidades de fuga. Por una parte está el tiempo de trabajo, donde puedes ganar dinero para tus futuras compras. Por otra está el gimnasio, donde puedes aumentar tu fuerza o agilidad a través de minijuegos sencillos. Finalmente está la biblioteca, donde puedes leer libros y aprender recetas para craftear nuevos utensilios.

The Escapists 2

Cada cárcel es única y más difícil que la anterior, aunque todas ellas se reducen en esencia a varias tareas: explorar, planear, reunir las herramientas necesarias y escapar. Dentro de estas, las posibilidades abundan, a cada cuál más creativa: puedes usar los conductos de ventilación, cavar túneles, abrirte paso con armas improvisadas… Algunas de ellas son realmente sorprendentes y es mejor que las descubráis por vosotros mismos.

Que fluya la rutina

Que la progresión del juego se centre alrededor de las rutinas no es casualidad. Aunque parezca lo contrario, estas aportan mucho dinamismo a las cárceles de The Escapists 2. Presos y guardias deambulan por las prisiones, haciendo sus vidas, cumpliendo con sus obligaciones y relacionandose de forma cómica y a veces violenta, dando la sensación de que tu entorno se encuentra vivo y en constante movimiento. Es agradable jugar dentro de esta atmósfera, moviendo los hilos y planeando tu fuga perfecta, sobre todo después de su mejora artística. Aunque sea un apartado simple, resulta efectivo y está un paso por delante de su predecesor.

The Escapists 2

La rutina también sirve como columna vertebral de cada partida, que flexionamos para cumplir nuestros objetivos y con la que contamos para fortalecer nuestros atributos. Saber cómo explotarla es clave; al fin y al cabo, The Escapists 2 es más un juego de gestión de tiempos que de acción. Aun así, posee un sistema de combate, aunque muy sencillo. Podemos recargar golpes, bloquear y encadenar combos para derrotar a guardias y presos, pero no nos llevará muy lejos sin un buen plan que justifique la violencia.

Aunque en la puntuación del nivel influye el tiempo que tardes en huir, la realidad es que The Escapists 2 no pretende que te apresures, al menos al principio. Al tener un sistema tan dinámico, las cárceles se hacen muy rejugables, sobre todo teniendo en cuenta la posibilidad de jugarlas en multijugador local u online. Sin embargo, es una pena que la pantalla partida no haga justicia al juego: dificulta la lectura de los textos, extremadamente pequeños en portátil.

Los pesares de la vida presa

Sin embargo, no todo está lo suficientemente compacto ni pulido como para ser un título perfecto. El tutorial que ofrece el juego es demasiado escueto, y deja al jugador demasiado perdido al principio de sus aventuras. Aunque esto no debería de ser un punto malo, la realidad es que tus primeros intentos de fuga requerirán de mucha experimentación y fallos, que pueden forzarte a empezar de cero si todo sale mal. Las posibilidades pueden llegar a ser abrumadoras, e incluso superar a algunos jugadores, por lo que estáis avisados.

The Escapists 2

Un punto negativo frente a sus otras versiones es la ausencia del editor de mapas, un modo que en Nintendo Switch habría quedado de lujo. Más alla de esto, no hay diferencias respecto a otras plataformas, por lo que fuera de la portabilidad que ofrece la consola híbrida, tendrás que plantearte si deseas o no el mencionado editor.

Respecto al modo online, no es que funcione mal, si no que el concepto del multijugador competitivo/cooperativo en línea no casa del todo con la esencia del juego. La mayoría de jugadores tendrán sus propios planes, y a menudo chocarán con los tuyos, creando situaciones absolutamente caóticas. Créeme, suena más divertido de lo que es.

La Gran Fuga

The Escapists 2

Contando con todos sus mapas y con todas las formas posibles de fugarse, The Escapists 2 es, simplemente, un mejor juego que su precuela. Sus sistemas han experimentado mejoras pequeñas pero notables, y las prisiones se sienten más vivas que nunca. Cada escapada es una nueva experiencia que requiere de paciencia, planeamiento, agilidad y un toque de suerte, culminando en momentos tensos, incluso eléctricos, con finales apoteósicos.

Es cierto que no es tan accesible como podría aparentar, pero The Escapists 2 es una gran propuesta de Team17 para Nintendo Switch, si bien en portátil no se experimenta tan bien como otros títulos de la consola. Más allá de esto, los que busquéis una serie de desafíos creativos y divertidos en un ambiente agradable, encontraréis en este título una grata opción.