Homenaje a la saga Resident Evil en formato portátil.

Rainy Night Creations trae Vaccine a Nintendo Switch después de que se llevase buena nota en Wii U. Como ya dijimos en su momento, este título es un claro homenaje a la saga Resident Evil, en concreto a su primera entrega, la que popularizó el género del Survival Horror.

Nada más ponernos a los mandos notamos que prácticamente todo huele a la famosa saga de terror de Capcom. Nada más iniciar partida escuchamos “Vaccine” en un tono de terror igual que en las entregas de la saga de Capcom se escuchaba “Resident Evil”, una declaración de intenciones, no hay duda.

El juego cuenta con un estilo gráfico muy poligonal, como si de un título de mediados de los años 90 se tratase. Es cierto que la primera PlayStation, donde salió el primer juego de la saga Resident Evil, sería incapaz de mover un juego como Vaccine. No hay duda de que mejoras tiene, pero tampoco son demasiadas, han preferido dejar claro que este título es un homenaje evidente a la saga de Capcom.

La trama del título no es nada del otro mundo, tenemos un amigo que ha sufrido una recaída de su virus y debemos buscar una cura en la mansión para poder salvarle. Al inicio de la partida podemos elegir entre Manuel G.P. o Rita O’connor, un chico y una chica respectivamente. A diferencia de los títulos de la saga Resident Evil, donde las rutas de la aventura varían si elegimos al personaje de un sexo o al del otro, en Vaccine el juego es exactamente igual. En este caso elegir al chico no nos hace el título más difícil, sino que simplemente nos otorga distintos puntos base en las habilidades respecto a la chica.

Rol, Estrategia y Terror

Vaccine es un Survival Horror con toques RPG. Algunas acciones que realizamos en el juego como abrir puertas o matar enemigos nos aportan puntos de experiencia y con estos puntos podemos mejorar nuestras habilidades. Según hayamos elegido, en la pantalla de selección de personaje, al chico o a la chica empezaremos con diferentes puntos base en las habilidades. Estas diferencias de puntos pronto se pueden igualar subiendo un par de niveles.

Además de las mejoras de las habilidades por puntos de experiencia, en Vaccine también contaremos con varias armas y objetos de único uso. En el menú de pausa podemos ver las diferentes ranuras para armas y objetos de podemos transportar. En total podemos llevar hasta 4 armas diferentes y 7 objetos, que se guardan en diferente lugar. Si tenemos 7 objetos y queremos recoger algún otro debemos deshacernos de uno. Los objetos imprescindibles para la aventura como las llaves también se guardarán con los objetos, así que tocará hacerles hueco llegado el momento, para poder avanzar. Además de la munición para armas también contamos con Sprays de curación, chicles para potenciar la puntería temporalmente o repelentes para evitar que los enemigos nos detecten durante un breve periodo. Objetos muy importantes que deberemos utilizarlos con bastante estrategia, igual que la munición, la cual es realmente escasa y no deberemos desperdiciar ni un solo disparo.

Al principio el juego puede parecer complicado ya que el control es el de la época, con alguna mejora, pero no deja de ser el mismo control tosco de entonces. Al final logras acostumbrarte ya que los enemigos también se mueven de forma tosca y los primeros no son difíciles de esquivar.

Aleatoriedad contra el tiempo

Nada más empezar la partida una cuenta atrás se sitúa en la parte superior de la pantalla, tenemos 30 minutos para encontrar la vacuna para nuestro amigo. Si lo conseguimos nuestro amigo volverá a recaer y apareceremos en otra mansión para volver a realizar todo el proceso. Eso sí, todo el progreso se guardará, es decir, mantendremos todo, mejoras de las habilidades incluidas. Puede parecer sencillo una vez superas la primera mansión, pero no lo es. Cada vez que superas una mansión te enfrentas a la siguiente con menos tiempo y has de ir más rápido en cada habitación. Si somos derrotados o se termina la cuenta atrás, fin de la partida, así que la dificultad siempre está presente ya que tenemos una única vida, igual que nuestro amigo.

Las diferentes mansiones que visitemos a lo largo de las distintas partidas puede parecerse. Que se parezcan, de hecho, es algo común ya que la mansión se genera automáticamente en cada partida. Cada mansión cuenta con un buen puñado de salas, la primera de ellas es siempre la misma, pero nunca sabrás que te espera detrás de cada puerta. Con un poco de suerte las primeras salas pueden estar vacías de enemigos y llenas de armas y munición, o por el contrario pueden estar llenas de enemigos. Toda partida es distinta a la anterior y este es uno de los aspectos más atractivos del juego. Eso sí, en una misma mansión puede salirte dos o más veces la misma sala, eso sí es mala suerte ya que puede liar al jugador.

Homenaje en formato arcade

El homenaje a la saga Resident Evil se nota también en el plantel de enemigos. Dejando a un lado a los zombies clásicos, encontraremos también ratas, murciélagos, perros zombies, monstruos más fuertes que se parecen “sospechosamente” a los Lickers de Resident Evil 2 y ya ni hablemos del jefe final, otro homenaje más a la saga de Capcom.

Sonoramente el título no es demasiado destacable. Apenas hay música ambiental, la poca que hay cumple su función que es aumentar la tensión del jugador, al no saber lo que se va a encontrar en cada esquina. Podemos estar escuchando a algún enemigo, pero debido a las cámaras fijas todavía no sabemos dónde se esconde. Al final acabaremos temiendo los gritos de algunos enemigos. Así que, en cuanto al sonido, éste cumple su cometido, pero no va más allá y tampoco le hace falta.

Un punto muy importante a tener en cuenta es que se trata de un juego puramente arcade. La trama argumental se puede ignorar perfectamente. En cada mansión encontramos hojas y libros que nos cuentan fragmentos de la historia de la mansión, pero al tratarse de un juego contrarreloj y tener el tiempo justo no nos paremos a leerlos y vamos directos a buscar la vacuna. Además, en la pantalla de selección de personaje se puede ver la mejor puntuación que tenemos con cada uno, en forma de tiempo de supervivencia. No esperéis ningún tipo de historia interesante, ni de trama argumental elaborada en Vaccine, no la vais a encontrar.

Terror rápido y de bolsillo

En resumen, un título para nostálgicos. Cualquier fan de los Survival Horror clásicos, de esos que cada vez se hacen menos y en los que cada bala cuenta, Vaccine es un gran título arcade para disfrutar de la jugabilidad y terror de antaño. Un título difícil y muy rejugable, en especial para sesiones rápidas y ahora también en formato de bolsillo con Nintendo Switch.

Categorías: Etiquetas:
Comentarios