Seguir
Portada » Análisis » Mercenaries Saga Chronicles

Mercenaries Saga Chronicles

Mercenaries Saga Chronicles para Nintedo Switch es un paquete que contiene los tres juegos originales de smartphones y Nintendo 3DS. Una buena decisión por parte de sus desarrolladores, Circle Entertainment, que de haber relanzado cada uno de sus juegos individualmente e la eShop probablemente habrían acabado diluyéndose dentro del catálogo de Switch. Gracias a este movimiento nos encontramos con tres RPG’s tácticos (prácticamente idénticos entre sí aunque argumentalmente independientes), muy clásicos y que beben directamente de sagas como Final Fantasy Tactics.

Es cierto que no estamos ante ningún estandarte dentro del género, que abusa de los clichés y que no innova en su sistema de combate, pero aún así es un pack que puede darnos decenas de horas de juego y que todos los amantes del género van a disfrutar y es que, pese a su clasicismo, la fórmula del RPG táctico sigue funcionando perfectamente pasen los años que pasen.

Historias clásicas de mercenarios.

Mercenaries Saga Chronicles es tres juegos en uno, pero por desgracia ninguno de ellos destaca por tener un argumento especialmente complejo ni innovador. Al contrario, nos encontramos con personajes que se ven atrapados en medio de una guerra, naciones vecinas en eterno conflicto, búsquedas de un remedio que pueda salvar a un regente enfermo, historias de venganza y traiciones. Elementos clásicos de este tipo de juegos, que pueden resultar atractivos a simple vista, pero que están narrados de una forma que no consiguen conectar bien con el jugador. No hay giros relevantes de guión, no existe el desarrollo de personajes y estos son exageradamente arquetípicos, (incluso artísticamente parecen compartir los mismos rasgos).

Estamos, en resumen, ante tres juegos con tramas típicas, personajes planos y con una trama densa pero mal llevada, que no profundiza en historias personales ni en situaciones que sí podrían prestarse. Tampoco ayuda que los textos en pantalla estén íntegramente en Inglés. Con este cocktail el jugador acaba irremediablemente por aburrirse del contexto dentro del juego y acaba omitiendo las fases en las que se cuenta la historia, centrándose puramente en el gameplay.

Bebiendo de lo mejor del género.

Y es que es en este apartado el que hace que Mercenaries Saga Chronicles se convierta en un juego notable. Igual que ocurría con la trama, el sistema de juego de Mercenaries Saga vuelve a ser prácticamente idéntico a lo que podíamos ver en la época de Game Boy Advance con Final Fantasy Tactics o Tactic Ogre, pero esta vez sabe gestionar bien sus recursos y consigue un estilo de juego sencillo y directo, a pesar de contar con múltiples variables y parámetros.

Mercenaries Saga dispone hasta 6 personajes de diferentes clases (guerrero, mago, arquero, sanador, etc.) dentro de un escenario cúbico y delimitado por cuadrículas. Los combates se desarrollan por turnos y el jugador puede elegir varias acciones para cada personaje antes de dar por finalizado su turno. Entre estas acciones tenemos el movimiento a través del entorno (el numero de casillas que podamos avanzar y la posibilidad de alcanzar zonas elevadas depende de las características de cada personaje), atacar (ya sea con movimientos básicos o con habilidades que usaran puntos SP), buscar un tesoro, usar objetos o esperar (defender si portamos un escudo). Una vez hayamos completado todas nuestras acciones disponibles el turno pasará al enemigo.

El saber posicionarse dentro de Mercenaries Saga es vital para evitar una derrota aplastante, ya que si un enemigo nos ataca desde un flanco o por la espalda el daño causado será crítico. Por supuesto esto también se aplica a los enemigos y será una de nuestras principales bazas para conseguir la victoria. Además de la dirección a la que miren nuestros personajes también entra en juego la posición de éstos dentro del mapa, ya que las habilidades y armas tienen alcances diferentes entre ellas. El situarse por encima de nuestros enemigo también nos proporciona alcance extra con arcos y magia.

El uso de los escenarios cúbicos en 3D es uno de los puntos más originales de Mercenaries Saga Chronicles, pero puede llegar a ser un arma de doble filo en determinadas fases de los combates. Si no tenemos personajes con mucha habilidad para escalar y estamos en una zona con mucho desnivel no tendremos más opción que amontonar las unidades, esto también ocurre con los personajes enemigos, que en ocasiones barren el mapa en nuevas oleadas. Al no disponer de zoom o poder girar libremente la cámara tendremos problemas a la hora de identificar cada unidad, e incluso identificar correctamente las lineas de desplazamiento. Por suerte el movimiento puede cancelarse y repetirse tantas veces como queramos.

Mercenaries Saga está dividido en capítulos, por norma general cada capitulo empieza y acaba con unas cuantas escenas en las que se va desarrollando la historia a través de viñetas, mientras que el grueso del capítulo está destinado al combate. Las condiciones de victoria de las fases de combate suelen ser eliminar a todos los rivales o bien acabar con el jefe de las líneas enemigas. Por otro lado, perderemos la partida si todos nuestros personajes caen en combate o bien alguno de ellos (que sea especialmente relevante en ese punto de la historia) abandona el área (normalmente 5 turnos después de haber caído en combate), aunque esto, obviamente puede evitarse utilizando objetos que los devuelvan a la vida.

El menú principal como piedra angular.

Sin embargo, donde más tiempo pasaremos en el mundo de Mercenaries Saga es en su menú, y especialmente en la pantalla de selección de equipamiento y habilidades. Cada uno de los personajes cuenta con habilidades básicas propias que pueden potenciarse hasta el nivel maestro utilizando SPs, puntos que conseguiremos derrotando enemigos y subiendo de nivel en los combates. Una vez hayamos alcanzado la maestría en nuestras habilidades estas se mantendrán a pesar de que cambiemos de clase.

Los cambios de clase en Mercenaries Saga son bastante similares a los de Fire Emblem, pero mucho más sencillos, no es necesario esperar al momento idóneo para hacer un cambio, todas las características de los personajes quedarán optimizadas desde el mismo momento de la conversión y su equipo de armas y armaduras se enviará al inventario para que el jugador pueda seleccionar de nuevo los elementos que mejor le convengan.

Existen 6 cambios de clase posible para cada personaje y estos están divididos en ramas, cuando un personaje alcance el nivel 10 podrá cambiar de clase por primera vez y tras esto una segunda estará disponible al nivel 20, siendo decisión del jugador si en esta fase quiere utilizar además un objeto especial que desbloquea una clase especial.

Por ejemplo, un mago puede elegir en el nivel 10 entre ser hechicero o filósofo, si se elige la primera opción al nivel 20 éste puede transformarse en maestro de runas o nigromante (utilizando un objeto especial), mientras que si optamos la segunda vía el filósofo puede convertirse en encantador o bien, utilizando determinado objeto, en alquimista.

En el menú principal encontraremos también una opción de combates libres al margen de la historia principal. Abusar de estos combates no solo es recomendable sino prácticamente imprescindible si jugamos en un nivel de dificultad por encima del fácil. Mercenaries Saga Chronicles es un juego bastante exigente e incluso presenta ciertos picos de dificultad que serían un serio problema de no contar con esta opción.

Resolución HD con espíritu 16 bits.

No vamos a engañarnos, Mercenaries Saga Chronicles no es un juego “bonito” propiamente dicho, aunque en realidad el juego sabe sacar provecho de la nostalgia. Utiliza un apartado gráfico de 16 bits que muchos recordaremos con cariño de la época de Game Boy Advance y Super Nes.

En la versión de Switch se ha modificado la resolución de los juegos originales de N3DS adaptándola a 16:9 y mejorando la definición. El aumento de la pantalla también ha permitido que la información de los personajes se muestre ahora ampliada respecto a los juegos originales. No obstante no todo es perfecto, ya que al modificar el tamaño de pantalla (y al no contar con opción a mover la cámara de ningún modo) se han tenido que añadir unos márgenes bastante feos alrededor del escenario con el logo del juego que estemos jugando en forma de mosaico.

Musicalmente el juego no destaca aunque sus efectos de sonido y melodías tampoco molestan a la hora de jugar. Su banda sonora no acabará marcándonos de ninguna forma, pero tampoco nos veremos obligados a silenciarla, ni resulta exageradamente repetitiva.

Conclusión.

Mercenaries Saga Chronicles no es el mejor RPG táctico que un jugador puede echarse a la cara, pero cuenta con múltiples bazas que pueden hacer muy recomendable su compra. En primer lugar es un género que, al menos de momento, no tiene demasiada representación en Switch, presenta un sistema de combate, de equipo y de clases que hará las delicias de los jugadores de la vieja escuela, y aunque ni su apartado técnico ni su historia sean especialmente remarcables hay que tener siempre en mente que estamos hablando de un pack con tres juegos independientes a un precio prácticamente irrisorio (15 euros) para las horas de juego que puede ofrecernos.

Nota Revogamers

Llega al completo para Nintendo Switch la saga de rol de estrategia de Nintendo 3DS de Circle Entertainment.

7

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Alberto Comeche hace 8 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.