Seguir
Portada » Análisis » Darksiders: Warmastered Edition

Darksiders: Warmastered Edition

Darksiders II fue juego de lanzamiento de Wii U, y uno de los últimos trabajos de THQ como editora en el mundo de los videojuegos, por lo que un ciclo empezaba y otro terminaba. Ahora, más de cuatro años más tarde, la situación ha cambiado: Wii U está enterrándose y el nombre de la editora ha vuelto a la vida con THQNordic, siendo Darksiders: Warmastered Edition uno de los primeros juegos bajo esa marca. Una historia llena de casualidades que hace que este lanzamiento sea recibido como algo especial, ya que además ha sido uno de esos pocos títulos que no han cedido a una cancelación por la llegada de Nintendo Switch al mercado.

El pacto se ha roto

La historia de Darksiders nos habla sobre la trinidad de reinos: Cielo, Infierno y El Reino de los Hombres, y existe un Consejo encargado de velar por el equilibrio de los mismos, siendo los cuatro jinetes del apocalipsis sus principales ejecutores. Se sabe que un día, cuando los hombres estén listos, se romperán siete sellos y llegará el día de la batalla final en la tierra. Ese día ha llegado, y Guerra es convocado para intervenir en la lucha. Sin embargo, para su sorpresa, alguien ha tenido que jugársela porque sus hermanos no han aparecido y, además, uno de los sellos no había sido roto. Castigado durante décadas por su “deslealtad”, Guerra se verá obligado a investigar, bajo la estrecha vigilancia del consejo, quién fue el culpable de todo lo ocurrido. Para ello irá al Reino de los Hombres, dominado por las tropas del Infierno, en busca de respuestas.

La estructura del juego es similar a la de los Zelda 3D, es decir, un mapa abierto y diversas zonas a las que acceder para las que se necesita una cierta arma o habilidad que se consigue en otra zona, teniendo así un mundo abierto pero lineal al mismo tiempo. Entre las mejoras de nuestro personaje se encuentran nuevas armas, alas para planear, su corcel Ruina o la posibilidad de parar el tiempo unos instantes, de forma que progresivamente en el juego no solo se añaden nuevas zonas, sino también nuevos tipos de puzle a resolver.

La jugabilidad está a medio camino entre un juego action-rpg y un hack’n’slash, tirando más hacia el primer género. Guerra puede saltar, combatir usando pequeños combos, agarrar enemigos, centrar la vista en un enemigo, esquivar y otras acciones que le permiten valerse por sí mismo en el vasto mundo 3D que le rodea. No peca de ser absurdamente enorme como su secuela, pero sin embargo se nota que las habilidades de combate que se ofrecen al jugador están más limitadas que las de Muerte, al ser un título más antiguo.

No diga Remastered, diga Warmastered

En general Darksiders ofrece una aventura sólida, en la que se van añadiendo atajos, mejoras y otros aspectos que van haciendo poco a poco más placentera la experiencia de manejar a Guerra. La aventura ofrece un viaje de más de 10 horas, pudiendo llegar a triplicarse dicho número para conseguir todos los coleccionables y, creedme, éste es un juego en el que te llama la idea de conseguirlos. Respecto a la dificultad, hay tres niveles, siendo el último de ellos el único que ofrece un poco de reto para los expertos, pero es un juego en el que una vez dominas los controles, puedes hacértelo en cualquier nivel sin demasiadas dificultades.

La exploración del mundo se va intercalando con muchos combates contra enemigos que salen a nuestro paso o en arenas. Al principio resultan tan básicos que se hacen algo repetitivos, sobre todo por la lentitud de los golpes del protagonista, pero poco a poco ganan en variedad de situaciones al conseguir nuevos movimientos. Los combates contra los jefes son otro cantar, teniendo que hacer uso de objetos para aprovechar su punto débil. Pero en definitiva, es de esos juegos en los que las mejoras van haciendo que la experiencia cada vez sea más fluida e intensa, por lo que quizá rejugarlo a corto plazo no sea una buena idea.

Ahora, centrándonos en el tema gráfico hay que señalar los diseños de Joe Madureira, que nos presentan personajes con hombros y rasgos físicos muy marcados, pero con cierta anatomía irreal, propia de personajes de cómics. Puede que al inicio choque un poco ese aspecto respecto al mundo “realista” en el que se sitúa el juego, pero uno se acostumbra rápido a ello. Respecto a la música, transmite esa sensación apocalíptica que rodea al título, por lo que es un complemento perfecto. Las voces, por su parte, en español ofrecen una calidad  mayor a la vista en otros muchos juegos, aunque a pesar de ello habrá quienes prefieran escuchar la versión inglesa (puede cambiarse el idioma en cualquier momento), en la que hay actores de la categoría de Mark Hamill.

En cuanto a esta Warmastered Edition, poco se puede decir respecto al original. El número de opciones del menú ha crecido, existen un par de filtros gráficos disponibles para activar (los que personalmente dejaría desactivados) y todo funciona a 1080p con 30fps constantes, por lo que no va tan fluido como la versión de nueva generación, pero sí que va constante y sin ralentizaciones. Los dos principales aspectos negativos de la edición son los tiempos de carga al arrancar el juego y el hecho de que más allá de lo estético no se ha pulido algún detalle que hubiese puesto la guinda en el pastel, por lo que se sigue sintiendo como un juego de hace siete años, para lo bueno y para lo malo. Respecto al precio, algo que no suele gustarme comentar en los análisis, debo decir que “chapó” por THQNordic, por ofrecer un remaster a un precio más que competitivo.

En definitiva, Darksiders: Warmastered Edition es un remaster que para el nintendero era necesario, con el fin de conocer la base de la historia de la franquicia. Ofrece ciertas novedades que pulen algunos de sus aspectos a nivel gráfico, pero nada quizá determinante para el que lo jugase en su momento, más allá del hecho de tenerlo en una consola Nintendo y tener una oportunidad para rejugarlo en un nuevo sistema (con la posibilidad del Off-TV). Lo que está claro es que ha llegado bien (sin fallos notorios), barato y poniendo el compromiso de la empresa con sus usuarios por delante. Si te gustan las aventuras, aquí tienes un buen compañero de viaje.

Nota Revogamers

THQNordic ha cumplido su promesa y ha lanzado Darksiders en Wii U, siendo uno de los últimos lanzamientos en formato físico de la consola.

8.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 año, 5 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.