Estrategia de humor absurdo.

Crush your enemies! es un juego de estrategia en tiempo real que llega a Nintendo Switch de la mano de Vile Monarch, para traer palizas por parte de bárbaros a nuestas consolas acompañadas por un humor que bueno, absurdo e incluso ofensivo a veces sin motivo alguno.

Brog, crush your enemies!

La historia nos lleva a acompañar a Brog, un bárbaro que lidera un ejército que no brilla por su inteligencia y diálogo, y que se dedica a aplastar a sus enemigos para vencerlos. Al poco de comenzar capturará a un enemigo algo especial y de ahí saldrá la trama que es más anecdótica que otra cosa y, como ya mencionamos, cargada de humor que no siempre es el adecuado.

En lo que es el desarrollo en sí nos encontramos ante un juego de estrategia a la antigua usanza, moviendo grupos de tropas que están juntas para que luchen contra un escuadrón enemigo. Cada grupo de aliados se maneja de forma individual aunque pueden unirse entre ellos para así hacer frente a un grupo de enemigos más numeroso. Hay una pequeña cifra en pantalla que indica el tamaño del grupo y que sirve para tener las ideas más claras. Además de ello, podemos reclutar otro tipo de guerreros que sean de utilidad para el combate. Los grupos pueden ser de soldados a pie además de luchadores a distancia como arqueros.

¿Estrategia? ¡Estrategia!

Hay cierto desnivel a la hora de plantear la dificultad del juego, que tiene subidas que nos sorprenden para mal en algún momento. El grupo enemigo recluta más rápido que nosotros, y tiene más terreno (para poder movernos más rápido tenemos que hacer “nuestro” el suelo) y eso hace que, salvo que midamos extremadamente bien nuestros pasos, tras cierto ensayo y error podamos superar el nivel. Además, al final la estructura consigue una de dos: que o se nos hagan repetitivas las fases, o que se nos hagan muy complicadas. Eso sí, existe un modo multijugador VS que le da algo de vida al juego y que si tenemos compañía es bastante aprovechable.

En lo referente a lo técnico es muy simple y, pese a que los dibujos que acompañan las “secuencias” no están mal, el diseño de las fases y el nivel gráfico no es muy alto, motivo por el que obviamente el juego corre rapidísimo. El apartado sonoro es anecdótico y, en general, estamos ante un juego que es muy simple en concepto y que pese a tener potencial para hacer muy bien las cosas, se queda a medio camino.

En definitiva, Crush your Enemies! es un juego que es muy simple en todo, pero que no termina de hacer bien las cosas para ser algo más. Su irregular dificultad, su humor gratuito ofensivo y el poco nivel de detalle no le permiten llegar a más. El multijugador es, si cuentas con alguien, el punto que hace que destaque algo más.

Comentarios