Más información
Portada » Análisis » Análisis de Narita Boy

Análisis de Narita Boy

Cuatro años después de lograr su financiación a través de una campaña en Kickstarter, el barcelonés Studio Koba ha publicado Narita Boy. Un título que rinde tributo en múltiples sentidos a una época tan icónica como la década de los ochenta. Más allá de las grandes obras nacidas en dicho momento, que nos han llevado incluso a desarrollar la falsa percepción de que hemos sido participes de todo ello aunque no la viviésemos, otros tantos lo toman por bandera y sacan provecho de sus más característicos elementos. Este es uno de eso casos. Sin embargo, tras todo este tiempo de desarrollo las ganas de jugarlo no han ido más que en aumento, generando unas expectativas innecesariamente altas. Y decimos innecesarias ya que en ningún momento se prometió más de la cuenta, pero los desarrollos que se acaban alargando un poco más de lo esperado nos hacen despertar ese sentimiento. Con todo ello, ya podemos adelantar que con sus más y sus menos es un juego que cumple a la perfección.

Ni Nintendo, ni Sega, Narita One

Como no puede ser de otra forma, Narita Boy cuenta con un argumento totalmente ochentero. En el reino digital de la ficticia consola Narita One, un villano llamado Him ha desatado el caos. Tanto es así que su influencia ha llegado fuera de este mundo, borrando la memoria de su creador. Para plantarle cara, nos ponemos en la piel de un jugador que es absorbido por la consola para convertirse en el héroe digital llamado a reinstaurar la calma.

Ya hemos visto argumentos de este tipo en muchas otras ocasiones y no hace falta pararse a pensar mucho para recordar películas como Tron, Juegos de guerra o El chip prodigioso. Propuestas que divierten imaginando alrededor y dentro de la tecnología, en especial en el mundo de los videojuegos. Pero sea como fuere, este no llega a resultar un argumento cliché y, pese a no ofrecer demasiada profundidad o sorpresas, sí que logra su cometido. El elemento que más contribuye a ello se encuentra en los recuerdos del creador, y es que conforme los vamos recuperando somos testigos de la vida de esta persona, presentándose con un toque nostálgico que realmente funciona.

Dentro de este mundo es muy llamativo el cuidado con el que han sido recreados todos sus elementos. Y no nos referimos únicamente a los escenarios. Encontramos todo un mundo que pretende dar sentido al espacio digital, ajustando en él muchos de los aspectos de nuestra realidad. Vemos así como los elementos básicos y fundamentales del hardware y software son caracterizados y representados como elementos vivos que conviven en un mismo y complejo entorno en el que hay espacio para incluso lo divino. Sus diálogos con muchos de sus personajes son una de las mejores muestra de ello, aunque esto tiene un importante contrapunto. Tal es el nivel de inmersión que buscan, con muchos guiños y tecnicismos al respecto, que a veces acaban resultando un poco cargantes.

Narita Boy

Un aspecto retro completamente fresco

Su diseño artístico es el otro gran homenaje realizado, logrando diferenciarse de otras muchas propuestas que para ello simplemente recurren a un pixel art el cual cada vez nos sorprende menos por la cantidad de propuestas. En lugar de eso, Narita Boy le añade diferentes efectos de iluminación y un llamativo filtro que consigue con mucho éxito dotar a todo el producto de una estética ochentera que, ante todo, se siente fresca. Debemos confesar al respecto que en un primer momento dudamos de este diseño, pero ahora no podemos más que deshacernos en halagos. Además, este es uno de esos caso en los que desde portátil la experiencia se siente incluso mejor que desde el dock, luciendo estupendamente. Junto al diseño gráfico, la música es otro de sus grandes reclamos, otorgando cierta epicidad incluso a la aventura.

El apartado que menos reminiscencias esconde de esta época se encuentra en su jugabilidad. Esta se basa en las plataformas y la acción, con unos combates cada vez más frenéticos que tienen su base en la tecnoespada, la cual parte con unos movimientos básicos y que poco a poco aumenta en funcionalidades. Los enfrentamientos son muy satisfactorios pero les ha faltado un pequeño paso más allá para hacerlos del todo memorables. Cuenta además con una buena cantidad de habilidades que vamos desbloqueando con el transcurso de la aventura y que enriquecen mucho la jugabilidad. Algo que junto a la variedad de enemigos le hace sobreponerse a otros de sus punto débiles, que es la repetición.

Eso sí, aunque a primera vista pueda parecer que Narita Boy es un metroidvania, no es así. No encontramos un mundo interconectado con atajos y caminos cerrados que desbloqueamos con nuevas habilidades, sino que el juego nos va llevando por diferentes niveles. El problema está en que, a grandes rasgos, en todos ellos debemos realizar las mismas tareas, que pasan por encontrar llaves, resolver un puzle basados en claves de colores y símbolos y derrotar a algún jefe para dar con el recuerdo y saltar a la siguiente fase. Hubiese resultado mucho más efectivo una mayor variedad de elementos o la búsqueda de un estilo diferente que motivará mucho más a avanzar. Aunque como ya decimos, son el resto de elementos los que afortunadamente hacen que esto no perjudique demasiado, pero sí que quede la sensación de que un enfoque diferente podría ganado mucho.

Narita Boy

Epicidad ochentera

Son muchas las ideas con las que Studio Koba ha lidiado para Narita Boy, algunas de ellas con más éxito que otras. Todo un homenaje estético que nos regala uno de los diseños con más personalidad que recordamos en este sentido. Puede que con un poco más de acierto en su ejecución el resultado hubiese sido notablemente superior, pero esto no implica que el producto que ahora tenemos entre manos esté lejos de la calidad esperada. Al final todos sus elementos acaban equilibrando el resultado final y hacen que no puedas para de jugar, algo que desde luego no se puede decir de otras muchas propuestas.

Resumen
Los ochenta reciben un gran homenaje que rebosa personalidad pero que no termina de brillar en ciertos aspectos.
8
Notable
Escrito por
Player, amiibo de mis amiibo y miembro 1999 del club de fans de John Boy.

¿Te ha gustado?

0 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x