Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Mortal Kombat 11

Análisis de Mortal Kombat 11

La saga Mortal Kombat vuelve a una konsola Nintendo con Mortal Kombat 11, la que posiblemente sea la mejor entrega de kuantas han visto la luz hasta hoy así como la más kompleta, lástima que algunas decisiones komerciales de sus responsables así como una por momentos no del todo buena versión para Nintendo Switch afeen un konjunto por otra parte demoledor.

Mucha historia que kontar

Si por algo se han karacterizado los últimos juegos de NetherRearlm, además de por una jugabilidad sólida y kontundente, es por kontar una historia interesante que nos invitara a avanzar en su modo principar para un jugador donde, magistralmente, se fueran introduciendo nuevos personajes, cada uno de ellos con sus motivaciones pero que a su vez formaran parte de la konsecución de un fin último y mayor, como pasaba en Injustice: Gods Among Us (juego que pudimos disfrutar en Wii U), en mayor medida en su segunda parte, y también ahora en este Mortal Kombat 11.

La historia komienza con un vengativo Raiden haciendo sufrir a un kautivo Shinnok al cual decapitará, alterando así el kurso natural del tiempo, pues este ha de estar en equilibrio en una balanza donde pesen igual tanto el bien, Raiden, como el mal, el propio Shinnok.

Así las kosas y tras tal afrenta por parte del dios del trueno, Kronika, la luchadora cuyo debut más peso tiene en esta entrega, se verá obligada a descender al plano terrenal para krear una nueva línea temporal sin Raiden, para lo cual deberá alterar el pasado. Para lograrlo, sin embargo, ha de kontar con la ayuda del Infierno, pues los aliados del mundo de los vivos tratarán a buen seguro de detenerla. Se kreará así una realidad donde presente y pasado se verán las karas, lo que provocará que luchadores muertos hace un par de entregas regresen para la ocasión y que incluso se vean las caras con ellos mismos en su forma infernal.

Volveremos a ver así a varios kombatientes klásicos y que los jugadores echaron de menos en anteriores Mortal Kombat, en especial los monjes shaolin con su apariencia klásica pero también otros muchos, aunque no a todos los podremos manejar ya que varios de ellos, presumiblemente, formarán parte de los kontenidos descargables que se preparan, una de las grandes lacras de este juego, ya os lo adelantamos.

La historia se desarrolla de tal manera para que haya tiempo para todos, aunque quizás esto hace que se den excesivos kambios de escenarios y narración y que todo se desarrolle más deprisa de lo que nos hubiera gustado. Sin embargo, el cómo pasamos del vídeo al juego está muy bien resuelto y siempre hay una excusa para pegarse. A veces incluso se nos dará la opción de elegir con quién queremos librar la batalla entre dos opciones, kambiando así lo que se dicen los luchadores entre ellos, y a veces revelan datos interesantes del pasado.

Ese puede ser también un importante pero para los nuevos jugadores, ya que Mortal Kombat 11 basa mucho de su historia en los acontecimientos vistos en las anteriores entregas, lo que konforma un grueso muy rico pero que puede perder a quienes no estén al día.

Toda la historia se nos narra con voces fenomenalmente interpretadas por actores de doblaje en inglés (subtítulos en castellano), es algo que se ha perdido respecto a Mortal Kombat X, pero a juicio del que escribe salimos ganando al menos en kuanto a interpretación se refiere.

Kombate y modos

Un juego de peleas no sería nada si solo tuviera una buena historia detrás, los responsables de Mortal Kombat 11 lo saben y por eso han dotado a su título de la mejor y más pulida jugabilidad que su saga haya tenido jamás; y eso, después de las dos últimas entregas ya de por sí muy buenas, es mucho decir.

Vuelven las kancelaciones, kontraataques, recuperaciones desde el suelo, bloqueos, kombos y golpes especiales y lo hacen de una manera fácil de trasladar del mando a la pantalla gracias a un manejo sencillo de asimilar pero que indudablemente habréis de perfeccionar. Kontaréis para ello con un kompletísimo tutorial donde hasta incluso podréis ver las técnicas frame a frame y donde aprenderéis desde lo más básico hasta lo más avanzado, tanto en general como de cada guerrero en particular. Kompletarlo tendrá también premio, y si lo lográis Shao Khan podrá ser seleccionado como narrador. Como luchador solo puede ser adquirido a parte (o sea, pagando), a no ser que reservarais o kontéis con la edición especial del juego.

Como es menester, la violencia será una konstante en cada pelea, cada secuencia y cada escenario de este Mortal Kombat. Los fatalities siguen siendo tan gores como de kostumbre y los brutalities, solo disponibles si cumplimos ciertos requisitos, han krecido en número. Los escenarios por su parte kuentan con multitud de elementos con los que interactuar, igual que pasara en el juego de superhéroes de DC, y usarlos os garantizará muchas veces una violenta y sangrienta escena. Aunque lo mejor, aparte de los fatalities, son los nuevos Fatal Blow, unos golpes que solo podremos ejecutar si nuestra salud es baja y que han venido a sustituir a los rayos X de Mortal Kombat X. Estos, espectaculares y bestias, serán kapaces de darle la vuelta a un kombate en kuestión de segundos, para bien o para mal. La lástima es que una vez vista la animación, los huesos que le hemos roto al kontrario (o él a nosotros) parezcan volver a su ser por arte de magia.

Esta es posiblemente la única pega a una jugabilidad medida al milímetro y que funciona casi a la perfección, ya que no todos los personajes han sido bien del todo balanceados, algo que se solucionará en un parche que se espera para finales de esta semana o principios de la siguiente.

Siguiendo con los modos, la Kripta vuelve a ser fundamental si queremos personalizar a nuestros guerreros. En ella nos moveremos en tercera persona por la Isla Tsung resolviendo acertijos y avanzando por un entorno donde no faltarán menciones y guiños a toda la historia de la saga. Aquí, mediante el pago de monedas de oro, almas o korazones, abriremos kofres y desencantaremos objetos que nos darán dinero pero sobre todo koleccionables como konsumibles en las torres, nuevos fatalities, melodías, imágenes artísticas como bocetos y nuevas apariencias para los personajes así como armas y otros objetos equipables. Insistimos, la personalización es máxima en este Mortal Kombat 11, pudiendo elegir poses, objetos, skins, ataques, celebraciones… Los trajes serán de lo más variado y pueden llegar a resultar hasta excesivos. Será difícil que os hagáis con todos, por no decir imposible, aunque nunca estará de más intentarlo, sobre todo por poder ver a los muertos en su apariencia de vivos nuevamente.

Es aquí donde también nos daremos cuenta que Warner Bros. Entertainment, o quizás la propia NetherRealm, han koncebido el juego pensando mucho más en su bolsillo que en el de los usuarios. Es desproporcionado lo que hay que jugar para desbloquear atuendos o kualquier otra pieza koleccionable, y no solo eso, sino que donde más de estos podemos conseguir (tras la Kripta), que es en las Torres del Tiempo, avanzar se acaba por konvertir en una tarea tan difícil como injusta.

Estas torres difieren de las normales en que habrá algún tipo de hándicap que cambiará diariamente y entre kombate. Puede ser que tengamos que jugar a oscuras prácticamente, que nos sigan misiles teledirigidos o que seamos envenenados y no así nuestro rival. El problema reside en que la probabilidad de que seamos recompensados con algo interesante es muy baja, obligándonos a jugar y jugar, encima con una dificultad que se aleja de lo esperable. Por suerte, una vez más es algo que se solucionará con el citado parche.

También tenemos las Torres Klásicas. Son, podríamos decir, el modo arcade de tantos y tantos juegos de peleas. Elegir personaje supone enfrentarnos a una serie de kontrincantes los cuales nos dirán algo siempre con enjundia que hará que konozcamos mejor el amplísimo lore de la franquicia. Si lo superamos veremos finales personalizados para cada luchador.

Y, cómo no, siempre podréis disputar kombates contra la CPU o kontra un amigo ya sea en su modo local o en línea. Incluso podéis enviar a vuestro equipo CPU a kompetir kontra otros y recoger después la recompensa, o si lo preferís, crear torneos personalizados. Y todo puede jugarse usando simplemente un Joy-Con sin perder un ápice de agilidad en el kontrol.

Kombate portátil

Mortal Kombat 11 korre bajo una versión ampliamente modificada del Unreal Engine 3 y Nintendo Switch no tiene soporte nativo para este motor, aunque kuriosamente sí para su cuarta versión. Sin embargo, en NetherRealm han trabajado duro para que esta versión para la máquina de Nintendo luzca realmente bien y sobre todo fluida, aunque a veces baja su tasa de frames. En los kombates no ocurre kasi nunca, salvo en un par de escenarios, pero en la Kripta… Aquí es donde más se nota que lo que se ha hecho ha sido rebajar especificaciones hasta que el juego ha funcionado bien y a tirar, hablando de forma reduccionista y mal. Tampoco es que el juego sea totalmente nítido en ningún momento y siempre estará algo pixelado en personajes y niveles, mención especial al pelo puntuado de todos, pero en este modo en tercera persona veréis kosas realmente aberrantes. Distancia de dibujo ridícula, ralentizaciones exageradas, krasheos… Por fortuna y como decíamos, en los kombates 1 kontra 1 la kosa mejora. En portátil no se ve tan bien, cierto, pero es impagable tener todo un juegazo como este Mortal Kombat 11 en la palma de la mano. Solo empaña este hecho que los subtítulos se vean ridículamente pequeños, un mal endémico que arrastramos desde la pasada generación en el mundillo; o sea, desde la llegada de las HD ready.

Respecto a su apartado visual, a destacar la kontundecia de sus efectos de sonido. Sentiréis brotar la sangre y krujir los huesos, y lo haréis mientras escucháis melodías cañeras en su mayoría pero muy buenas y con personalidad.

Aun con todo lo regular que pueda tener, estamos ante el mejor juego de lucha 3D con jugabilidad 2D de los últimos años (a Super Smash Bros. Ultimate le kolocamos en otro sitio), donde su brutalidad se funde con unos kontroles perfectos que acompañan a unos variados y entretenidos modos cuya historia no es sino la guinda de un sangriento y delicioso pastel.

Si el parche consigue todo lo que promete, subidle medio punto más la nota. Si algún día lo pulen gráficamente o si regalan todo su kontenido de pago, abusivo a todas luces, ya será kasi perfecto.

Resumen
Mortal Kombat 11 es el perfeccionamiento de las buenas ideas jugables anteriores pero también una muestra de por qué sangrar al usuario no está bien. A los mandos es una auténtica roca, aunque en Nintendo Switch no luce todo lo bien que nos gustaría. Pero sigue siendo igual de brutal.
8
Notable
Escrito por
Señor Bichos para ti.

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 2 meses, 1 semana.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #39515

    Marcos Catalán
    Participante

    Dos cosillas.
    1. Perdonadme las K, mi trabajo me ha costado no ponerlo bien XD.
    2. Todas las imágenes son capturas propias de la versión de Switch en modo TV.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.