Simple y directo, como las competiciones que representa. Un juego de atletismo muy arcade que invita una y otra vez a superar nuestra mejor puntuación.

Stickman Super Athletics es lo último de CoderChild para Nintendo 3DS, y llega justo a tiempo para los JJOO de Rio 2016. Está claro que los acontecimientos del mundo real como las competiciones deportivas y las películas siempre han aprovechado su tirón para que los seguidores de los mismos puedan comprar videojuegos que tengan cierta relación. Aquí no estamos ante una licencia AAA, pero sí ante un producto que a un pequeño precio nos sirve para ser partícipes de la fiebre de las competiciones de Rio.

Precisión ante todo

Los videojuegos deportivos han tenido todo tipo de controles y, tras el boom DS y Wii, los hemos visto de todas las maneras posibles: usando accesorios, control táctil, detección de movimiento, pulsaciones de botones, uso completo del mando… ha habido de todo. En el caso que nos ocupa, la acción está situada en la pantalla superior, pero el control de nuestro personaje es a golpe de puntero.

Tras una explicación sobre las mecánicas del juego y las distintas pulsaciones que pueden realizarse, el juego nos abre el modo Clasificación. En él, seis pruebas nos propondrán superar una marca para poder acceder al modo competición del mismo. El proceso es un poco similar al visto en el clásico Track & Field, teniendo varios intentos para superar lo necesario de cada prueba y así pasar a la siguiente. Al final, conseguiremos una puntuación total que irá a los marcadores.

Cada prueba completada se encuentra en el modo Competición. 100m lisos, salto de longitud, 100m estilo libre (natación), 110m vallas y 1km contrarreloj (ciclismo en pista) componen el listado, a los que se añaden versiones de 400m para lisos y vallas. Cada una de estas pruebas tiene unos rivales manejados por la CPU a los que ganar, además de un récord mundial preestablecido para que lo superemos. Además, si al empezar a jugar elegimos conectarnos en línea, todas nuestras marcas irán a la tabla de clasificación mundial (y lo mismo ocurre con la puntuación del modo Clasificación).

3DSDS_StickmanSuperAthletics_05_mediaplayer_large[1]

Las pruebas en Stickman Super Athletics

Ahora, el desarrollo de las pruebas. En la pantalla inferior aparecerán diversas figuras con las que interactuar, pero hay que hacerlo a su debido tiempo, al estilo de un juego musical como Elite Beat Agents o Theatrhythm FF. No es seguir el ritmo de una melodía lo que se busca, sino seguir con precisión una secuencia pulsando en el momento y lugar adecuado. Es más, existe un medidor de precisión que determina lo bien que lo está haciendo nuestro atleta en función de cómo lo vayamos haciendo nosotros. Cada vez que pulsamos o deslizamos aparece un número de 0 a 100 indicando lo preciso de nuestro movimiento, y ese número representará el estado del medidor ya mencionado en ese momento.

Hay pulsaciones, por ejemplo, para el “preparados, listos, ¡YA!” representadas por cuadrados concéntricos en los que hay que pulsar cuando el exterior se encoja al tamaño del interior. Luego hay otras similares mientras se corre basadas en círculos con un funcionamiento parecido (o triángulos en saltos), unas en las que hay que pulsar cuando el círculo pase por un lugar concreto y, por último, aquellas pulsaciones en las que hay que mantener el lápiz sobre el círculo y moverlo siguiendo una trayectoria recta o de ondas según se nos indique.

Todo es simple en concepto, pero difícil para conseguir una ejecución perfecta. Es ése el aliciente de superación que nos invitará a rejugar una y otra vez las pruebas, en búsqueda de un resultado mejor (y una puntuación superior a nivel mundial). Simple también es el estilo gráfico y sonoro, que queda resultón sin necesidad de muchos detalles. El efecto 3D está presente, aunque con una jugabilidad basada en la pantalla inferior y en posibles movimientos de consola acompañados por las pulsaciones, es muy probable que no podamos disfrutarlo de la forma en la que se lo merece.

3DSDS_StickmanSuperAthletics_02_mediaplayer_large[1]

En definitiva, Stickman Super Athletics ha llegado para satisfacer esa necesidad de echarse unas partidillas rápidas en las competiciones de atletismo de cara a los JJOO por poco dinero y de una forma sencilla. Se pueden echar en falta más pruebas, pero su rejugabilidad le puede dar cancha para mucho, y en contenido/precio cumple de sobra.