Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Zeroptian Invasion

Análisis de Zeroptian Invasion

Zeroptian Invasion es un juego retro que nos trae Ratalaika Games. Se trata de un Space Invaders en toda regla, simulando además un estilo gráfico de 8 bits muy marcado.

Zeroptian Invaders

No hay mucho que decir sobre Zeroptian Invasion. Es un clónico de Space Invaders y Galaga, o más bien una mezcla. Tomamos el control de una nave en la parte inferior de la pantalla que debe derrotar mediante su cañón a las naves que descienden desde la parte superior. Los enemigos muchas veces también atacan, aunque podemos ponernos a cubierto tras determinados obstáculos. A veces incluyen movimientos más dinámicos, a lo Galaga, para aportar algo de variedad.

Muchas veces aparecen mejoras, que debemos abatir primero y recolectar después. La puntería en Zeroptian Invasion se basa en calcular de forma precisa la relación entre la velocidad de desplazamiento de los enemigos y nuestro cañón. No es fácil, pero es efectivo y funciona. ¡Toda la vida ha sido así!

Tenemos varias vidas y somos destruidos mediante un impacto enemigo (aunque hay mejoras que solventan esto). Cuando nos quedamos sin vidas, se pierde la puntuación pero se puede comenzar el nivel desde el principio. Eso sí, los niveles son largos y finalizan en un enfrentamiento con un jefe, por lo que puede llegar a ser un poco aburrido volverlos a empezar, sobre todo porque el juego no tiene mucha diveridad. Disparar y esquivar.

Back to 1979

Gráficamente es pobre, por decir algo. Solo se usa el tercio central de la pantalla, que simula un efecto CRT para darle más aire retro. Los tercios laterales tienen unas ilustraciones relacionadas con el juego, pero que no varían ni aportan nada de variedad al monótono desarrollo del tercio central. Como toque curioso, cada nivel va añadiendo un color a la paleta de colores (cosa que se refleja en la nave). ¡Una lástima que las ilustraciones laterales no evolucionen también!

En el tercio central básicamente nos encontramos un fondo negro sobre el que se sitúan los elementos prácticamente monocromáticos del nivel, es decir, enemigos, nuestra nave y objetos diversos como asteroides, potenciadores, barreras, etc.

La dificultad del juego progresa de forma más o menos adecuada, aunque con una curva algo acelerada, especialmente si tenemos en cuenta la longitud de los niveles y lo fácil que es caer en combate y tener que repetirlo todo.

Por supuesto, la música acompaña y tiene un estilo chiptune muy marcado, siendo quizá lo que más destaca del conjunto. Ambienta perfectamente tanto el juego como la época a la que hace referencia.

Zeroptian Invasion, ¿Merece la pena?

Finalmente, Zeroptian Invasion no aporta nada al género, ni tampoco lo pretende. Es un clónico más, un juego para aquellos que quieran jugar a niveles diferentes de Space Invaders, o típico desarrollo de estudiante para aprender a hacer juegos. Funciona y es divertido, por eso es difícil de valorar. En general, no te lo recomendaría a no ser que fueras fan de todo lo anterior y lo retro, y te apeteciera invertir 5 € en revivir los años 80 (realmente, finales de los 70).

Resumen
Un clónico de Space Invaders y Galaga, con estilo retro y que ni siquiera ocupa la pantalla completa. No es malo, pero es el enésimo clon de los originales. Si eres fan de estos juegos, puede que te guste. Se me ha difícil de recomendar en otro caso.
5
Simple
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 5 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.