Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Youtubers Life OMG!

Análisis de Youtubers Life OMG!

Estamos en la era de los vídeos. Hacemos y vemos horas de contenido sobre cualquier cosa. Se ha convertido por tanto en no solo un ocio para muchos, sino en una aspiración para otros para su tiempo libre o incluso como manera de vida. Si eres de los que está entusiasmado por este fenómeno o quieres ver cómo vive una de las personas que se dedican a amasar fortunas haciendo vídeos, Youtubers Life OMG! es para ti.

De cero al top de los youtubers

Con un simpático editor de personajes, en el que podemos personalizar algunas de las características físicas (pero no el cuerpo) y algún detalle de personalidad, toca ver nuestro «campo de trabajo». Nuestro monigote puede especializarse en videojuegos, música o cocina y, sea cual sea el camino que escojamos, se nos cuenta la historia de cómo pasó de vivir en casa de sus padres en un cuarto pequeño, yendo al instituto y teniendo que hacer pequeños trabajos para sacar algo de dinero hasta el momento en el que alcanza el éxito en su campo (crear videojuegos, dar conciertos o llevar un restaurante) y en su aspiración social.

Todo esto se lleva a cabo a través de un planteamiento similar a Los Sims, en el que con un puntero marcaremos nuestras acciones, sin olvidarnos de aspectos vitales como dormir o comer, cuyas barras disminuyen constantemente. Poco a poco mejoraremos a base de compras y de popularidad nuestro equipo informático, y podremos hacer más y mejores vídeos y renderizarlos correctamente para subirlos a la red – y ganar seguidores y lidiar con haters. Todo viene acompañado de muchas referencias a marcas reales, como la Mantendo D-ESS, que nos sacarán alguna sonrisa.

El comienzo del juego es algo lento, con un tutorial un poco pesado al que no le acompaña para nada los pequeños pero muy habituales tiempos de carga que hay al realizar la mayoría de acciones por los menús. Una vez que hemos empezado en la faena de los vídeos, nos surgen tres nuevos problemas (barras que disminuyen): el tiempo sin subir vídeo, la atención a las redes sociales y el factor social (que normalmente suele «llenarse» yendo a eventos o fiestas).

El trabajo detrás de este negocio

Cada vez que decidimos hacer un vídeo nos encontramos con la posibilidad de elegir qué piezas de equipo vamos a utilizar, y ver qué aspecto queremos mejorar (como la posproducción o el sonido). En el proceso de grabado conseguiremos una serie de cartas coleccionables que podremos utilizar en cada vídeo que creamos y que reflejan nuestro estado de ánimo en ciertos momentos del vídeo, algo que tenemos que dominar para contentar a los fans. Una vez que el vídeo está acabado, editado y con efectos, toca que se renderice y se suba (momento en el que no podemos hacer nada con el PC y tocará cuidar los medidores).

Como suele ocurrir en muchos títulos de este género, la monotonía se vuelve parte del proceso. Poco a poco conseguiremos una mejor vivienda, amigos, una pareja (de cualquier sexo, a la que para ganarnos solo necesitamos hablarle de su tema de conversación favorito) y otros detalles para mejorar nuestra vida de youtuber. La variedad en el tipo de contenido que queramos crear viene definida por desgracia al inicio y por lo tanto nos moveremos solo en esa temática, aunque podremos comprar material distinto (como juegos) para que sean «diferentes» (no para el jugador) o realizar grabaciones en colaboración con otros creadores de contenido de nuestro agrado.

En lo técnico cumple, pero se quda justo. Hay muchos elementos en pantalla y el mimo puesto en alguno de ellos está muy por encima que en el de la mayoría restante. Esto, junto a una cámara un tanto compleja, hacen menos bonita la experiencia. En lo sonoro nos encontramos con simples melodías y efectos para evitar el silencio, pero que no nos inmergen en el juego.

Youtubers Life OMG! es una historia de altos y bajos. Por un lado es un simulador bastante completo en lo que al reflejo de la vida del youtuber se refiere, dándonos libertad de acción y mostrándonos los detalles de incluso los tiempos de renderizado; pero por otro lado es una experiencia con muchas cargas, algo monótona y con un diseño algo vacío. También influye mucho la mentalidad con la que vemos a los creadores de contenido para disfrutar de este título, por lo que solo lo recomendaría a aquellos interesados en este «mundo».

Resumen
El mejor simulador de youtuber, pero que puede convertirse en una experiencia algo lenta y vacía.
5.5
Simple
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 5 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.