Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Thy Sword

Análisis de Thy Sword

De la mano de la máquina de porteo llamada Ratalaika Games nos llega a Nintendo Switch Thy Sword, un título del estudio GamePhase que busca replicar un estilo de juego plataformero de la época de 8 bits con un buen modo para uno o dos jugadores, pero con el aliciente procedimental que tan de moda está hoy día.

Esencia arcade en tamaño mini

En este título, lo primero que debemos elegir es si nuestro personaje será el bárbaro o la valquiria. El primero cuenta con un espadón bastante fuerte, mientras que la segunda emplea una espada corta combinada con un arco que, pese a tener flechas limitadas, puede permitirnos andar sobre seguro. Además de los golpes básicos que pueden hacerse con cada arma, los bloqueos y los saltos, encontramos ataques especiales que requieren que nos aprendamos su patrón de movimiento, pues nos desplazamos al ejecutarlos.

Los controles, una vez tenemos en cuenta las peculiaridades de los movimientos, responden bastante bien sin olvidar que estamos ante un título homenaje a otra época. Es decir, no tenemos lo «robótico» de antaño, pero sí que alguna que otra limitación propia del estilo. Ya en la faena nos encontramos ante un juego que se desarrolla por «salas»; es decir, hay una puerta y, para que se abra y podamos avanzar, es necesario que hagamos limpieza de enemigos.

My sword, thy sword

Ante una mecánica que parece muy similar durante todo el desarrollo, se incluyen pequeños cambios en algunos niveles que dan variedad, como ladrones que quieren robar monedas, o doncellas que quieren ser rescatadas. Todo ello sin olvidarse de los cofres que podemos abrir con llaves y los barriles explosivos que podemos reventar. Los enemigos comienzan siendo algo parecidos, aunque con el tiempo encontramos diversas criaturas como arañas o centauros, entre los que destacan los jefes finales (bestias de gran tamaño y poder)

Una de las claves que hace que este juego sea bastante llamativo son las mejoras. Disponemos de dinero que vamos acumulando conforme jugamos, y luego el mercader puede vendernos arco (si no lo tenemos), curativos y otras actualizaciones para el personaje. La dificultad es uno de los ajustes que debemos tener en cuenta sobre todo en términos del número de «continues», por lo que los más amantes de lo retro pueden encontrar todo un reto.

Thy Sword es un título interesante, con una ambientación visual y sonora de otra época, lo que puede ser una barrera de entrada importante. No obstante, una vez entramos en faena, nos topamos con una experiencia divertida y variada, desafiante y rejugable, aunque con un diseño de niveles algo similar que a la larga puede hacerse notar, especialmente si jugamos en solitario.

Resumen
Entretenido pero algo repetitivo y sencillo en diseño.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 mes, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.