Portada » Análisis » Análisis de Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse

Análisis de Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse

¡Huelo cerebros sabrosos!

Llega a nuestras Nintendo Switch, de manera inesperada, un juego que llevaba enterrado años como una joya oculta dentro del catálogo de exclusividades de la primera Xbox. Hablamos de Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse, un juego que hoy revive como su zombie protagonista.

Un zombie marchoso en la ciudad

Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse es un juego de acción en el que controlamos a un zombie con el objetivo de comernos todos los cerebros que se nos pongan por delante. Somos Stubb, un muerto vuelto en vida en la ciudad idílica de Punchbowl. Nosotros aparecemos en medio de esta utópica ciudad como una fuerza de la naturaleza como contrapunto entre el bien y el mal, y si de paso nos comemos unos cerebros pues mejor que mejor.

Y es que de eso mismo va Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse, de comer cerebros por doquier. Comer cerebros de hombres, cerebros de mujeres, de policías y científicos; comer cerebros en la ciudad, en el campo, en la comisaría… Aunque siempre hay tiempo para echar una meadita en el embalse de agua de la ciudad de Punchowl.

El entrañable Stubb, para hacer frente a las defensas de la ciudad, cuenta con unos cuantos trucos bajo el sombrero. Es capaz de lanzar trozos de sus intestinos como si de granadas se tratara. Puede lanzar su cabeza como si de una bola de bolos se tratara y derribar a sus enemigos. Se tira pedos para intoxicar a los enemigos que le rodean. Puede lanzar uno de sus brazos para agarrar a un enemigo, controlarlo y así destrozar las defensas enemigas desde dentro cual caballo de Troya.

Pero sin duda nuestra mejor arma es infectar a todo ser con vida que se ponga por delante a base de mordisco. De esta manera, creamos un ejercito de muertos vivientes que persiguen, nos sirven de barrera, y acaban con los supervivientes sobrantes.

El paso del tiempo

Puede que en Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse nuestro único objetivo sea comer cerebros, pero lejos de caer en al monotonía, el juego nos pone en numerosas situaciones y cuanta con tantas posibilidades y estrategias con las que hacer frente a nuestros adversarios que no llega a agotar en ningún momento. Sorprende lo dinámicas y fluidas que son todas las partidas.

Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse es un juego que apuesta por la acción directa. Pero para entender la propuesta que ofrece hay que concienciarse de que se trata de un juego de hace 3 generaciones, que se ha llevado a Switch tal cual fue concebido hace 16 años. Tanto para lo bueno como para lo malo. Al que no se le ha cambiado absolutamente nada, por lo que se trata de un relanzamiento sin novedades, salvo la inclusión de textos en castellano.

Los ojos del presente

Lo que hace 15 años podría ser bueno o considerarse normal, si se observa con los ojos del ahora podría no entrar dentro de los cánones actuales. Por eso debemos resaltar las cosas malas que tiene Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse como una inteligencia artificial de enemigos muy deficiente o una interacción con los escenarios inexistente. Y habría que darle un par de vueltas a los enemigos voladores, quienes protagonizan los momentos más desesperantes del juego.

Entrando ya en el apartado técnico, este Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse ha quedado totalmente desfasado. Es de alabar el diseño de personajes principales, las animaciones y la cantidad de personajes en movimiento al unísono para un juego de aquella era, por hoy no sorprenden. Abundan las texturas planas y, además cuenta con un diseño de niveles muy lineal.

Ahora que Stubbs the Zombie in Rebel Without a Pulse ha abandonado su condición de juego exclusivo, se convierte en la oportunidad perfecta para todos aquellos que no pudieron hacerse con el en su momento. Para el resto de jugadores que desconocían la propuesta, si son capaces de perdonar las asperezas propias de las generación de las 128 bits, encontrarán aquí un título muy gamberro donde pasarlo bien comiendo cerebros sin parar.

Resumen
Ahora que Stubb the Zombie in Rebel Without a Pulse ha abandonado su condición de juego exclusivo, se convierte en la oportunidad perfecta para todos aquellos que no pudieron hacerse con el en su momento. Para el resto de jugadores que desconocían la propuesta, si son capaces de perdonar las asperezas propias de las generación de las 128 bits, encontrarán aquí un título muy gamberro donde pasarlo bien comiendo cerebros sin parar.
6.5
Justo

¿Te ha gustado?

0 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x