Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Solseraph

Análisis de Solseraph

Que los dioses nos protejan

Llega a nuestras Nintendo Switch la secuela espiritual de ActRaiser, mítico juego de la Super Nintendo. Se trataba de un juego único en su especie ya que se atrevía a combinar dos géneros que poco o nada tenían que ver. El juego del que nos toca hablar hoy es SolSeraph, juego que respeta al original o toma el testigo con buena mano pero no firme.

Conviértete en dios

SolSeraph es un juego de estrategias basado en la gestión de pueblos combinado con secciones de acción/pataformas de desplazamiento bilateral. Nosotros encarnamos al dios Helios, que es despertado por los gurús de diferentes pueblos que piden protección ante la amenaza de nuevos dioses, que buscan la destrucción del reino.

Nuestro principal objetivo es defender los pueblos de la invasión de los dioses. Estos lanzan sus hordas de monstruos hacia el núcleo del poblado y nosotros tenemos que detenerlos antes de que lleguen. Para crear una buena defensa que expulso a los demonios del pueblo primero tenemos que hacerlo crecer.

Llena de gracia tu pueblo

Empezamos construyendo cabañas para que los habitantes puedan vivir. Luego sembraremos campos para que tengan qué comer. Después construimos un aserradero cerca un zona con árboles para conseguir madera con la que seguir construyendo. A continuación es cuando comenzamos a formar nuestras defensas, construyendo puestos de guardia para nuestros soldados y torres para nuestros arqueros.

Para tener más soldados tenemos que construir más casas, pero para tener más habitantes tenemos que ser capaces de poder alimentarlos a todos. Así sembramos más campos para tener suficiente comida. Y seguimos talando árboles para tener más construcciones que hagan frente a las crecientes hordas de enemigos.

También podemos hacer uso de nuestro poderes divinos de dios, haciendo caer lluvia para fertilizar tierras donde seguir construyendo, o lanzando relámpagos directamente a los demonios. Como podéis ver, se trata de un continuo sota, caballo, rey; que aunque a medida que avanzamos se van desbloqueando algunas opciones más se siempre un tanto básico. Y aún así, consigue ser un vicio.

Toca dar espadazos

Cuando despejamos el campo de batalla de enemigos podemos acceder a sus bases, que es cuando comienzan las secciones de acción y plataformas en dos dimensiones en SolSeraph. Aquí nos encontramos dos tipos de fases: unas en las que tenemos que sortear obstáculos hasta llegar al final del nivel y otras en las que tenemos que acabar con todos los enemigos que aparezcan sobre el escenario.

Helios, el dios protagonista de SolSeraph, cuenta con una gran espada con la que combatir a sus enemigos, con ella hace ataques básicos y también posee la capacidad de realizar un ataque cargado. Además, cuenta con un arco para lanzar flechas a distancia, aunque su uso está limitado por una barra de energía. Entre las habilidades de helios también se encuentran la posibilidad de esquivas ataques saltando hacia atrás y la de bloquear proyectiles con nuestro escudo.

Estas secciones se echan a perder debido a unas físicas robóticas y pesadas, sumado a las animaciones prehistóricas de los enemigos junto con un diseño de plataformas poco genuino. Las zonas de acción y plataformas se convierten así en un trámite para poder volver a disfrutar de la gestión del pueblo, la parte más disfrutable de SolSeraph.

En cuanto al aspecto gráfico, SolSeraph apuesta por un diseño en 2,5 colorido y muy bien resuelto, con enemigos de diseño llamativo saliendo desde cuatro direcciones. El buen hacer contraste con unas animaciones toscas y algunas texturas a las que se les nota que aun quedaba trabajo por delante. Respecto a la música, esta cuenta con melodías épicas, pero a su vez son muy escasez y de corta duración, por lo que estaremos escuchando lo mismo en bucle. Sin duda el apartado más justito de la obra.

Veredicto sobre Solseraph

SolSeraph es un juego de contrastes al que se le nota que le ha faltado tiempo de cocción. A pesar de que sus secciones de plataformas están bastante trilladas y se hacen aburridas, el conjunto de la obra nos va a robar el tiempo, haciendo pasar las horas sin que nos demos cuenta. SolSeraph es un título recomendado para los que echen de menos la propuesta original y para todos aquellos que quieran algo totalmente diferente.

Resumen
SolSeraph es un juego de contrastes al que se le nota que le ha faltado tiempo de cocción. A pesar de que sus secciones de plataformas están bastante trilladas y se hacen aburridas, el conjunto de la obra nos va a robar el tiempo, haciendo pasar las horas sin que nos demos cuenta. SolSeraph es un título recomendado para los que echen de menos la propuesta original y para todos aquellos que quieran algo totalmente diferente. 
7
Bueno

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 1 mes.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.