Portada » Análisis » Análisis de Kingdom Hearts Melody of Memory

Análisis de Kingdom Hearts Melody of Memory

Cuando pensábamos en la posibilidad de que Kingdom Hearts llegase a Nintendo Switch, seguramente por nuestra mente pasaba la idea de que se portase uno de los muchos recopilatorios de la saga que han ido saliendo en los últimos años. Hay que ser justos y es que Nintendo ha gozado de dos grandes títulos exclusivos con ese nombre en su consola portátil por excelencia, la Nintendo DS. Pero creo que no me equivoco cuando afirmo que a pocas personas se les pasaba por la cabeza que el regreso de una de las sagas de videojuegos más famosas del mundo a la compañía nipona viniera de manos de un juego musical. 

Porque sí, Kingdom Hearts llega a Nintendo Switch, pero con una nueva entrega titulada Kingdom Hearts: Melody of Memory y que se basa, reduciéndolo al máximo, en representar la banda sonora de todos los juegos de la saga. A lo mejor este movimiento por parte de Square-Enix nos suene un poco, ya que en Nintendo 3DS se aventuraron con algo parecido con Theathrythm Final Fantasy. La cuestión es que ahora está mucho más pulido, es más llamativo a la vista y el homenaje a la compositora Yoko Shimomura es espectacular. Vamos que Kingdom Hearts: Melody of Memory rompe las expectativas y sorprende para bien. 

Un comienzo estelar en un juego que sorprende 

Vamos a empezar por el principio y es que cuando lanzamos el juego por primera vez ya tenemos más que claro que se trata de un juego rítmico. ¿Por qué os preguntaréis? Pues nada más y nada menos que por la animada versión de Dearly Beloved que han implementado en la pantalla de inicio de este Kingdom Hearts: Melody of Memory. Pero es que la cosa no acaba ahí, pues no por ser un juego musical es menos Kingdom Hearts, sino que mantiene alguna de las señas de identidad de la saga y, en este caso, estamos hablando de la canción y el vídeo introductorios. 

Este será nuestro primer contacto con los controles del juego, una modalidad de juego que más tarde conoceremos como “inmersión nemónica” y que os contaremos unos párrafos más abajo. Se trata nada más y nada menos de un vídeo en el que podemos disfrutar de diferentes escenas CGI de Kingdom Hearts, pero a diferencia de lo que nos tienen acostumbrados desde Square-Enix en esta ocasión es jugable. Será un pelín diferente al modo principal de juego, ya que tendremos golpes normales, otras notas que hay que mantener y las que tendremos que activar moviendo los joysticks en diferentes direcciones. 

La Gira Mundial de los mundos Disney 

Es aquí cuando se da paso al modo de juego principal de Kingdom Hearts: Melody of Memory, llamado “Gira Mundial”. De repente nos encontraremos en un mapa de mundos muy parecido al de la segunda entrega numerada de la saga, a través del cual nos podremos mover usando la nave Gumi, la básica y clásica. Sorprende que si te das un paseo por este mapeado de mundos hay un sinfín de ellos y representan todos y cada uno de los escenarios diferentes que nos encontramos en los juegos de Kingdom Hearts, desde el comienzo de Sora en las Islas Destino hasta el final de Kingdom Hearts 3, del cual se trata de explicar alguna cosa suelta que importunó a más de un fan. 

Aquí es donde empieza el juego de verdad y donde daremos con el grueso del juego, representar las canciones golpeando enemigos con un trío de héroes, en este caso empezamos con Sora, Donald y Goofy y desbloquearemos otros 3 según avancemos en este modo historia. La jugabilidad se basa en una especie de pentagrama en el cual nuestros protagonistas se sitúan en los tres carriles centrales y sobre el cual van apareciendo enemigos, notas voladoras u objetos de diversas índoles de la saga Kingdom Hearts que hay que golpear o tocar en el momento idóneo. El pentagrama es un viaje sobre el mundo en cuestión y como los mundos tienen dos piezas musicales, el normal y el de combate (y en ocasiones alguna más), veremos varias veces el mismo escenario repetido. 

Sencillo pero desafiante 

Pero bueno y cómo se juega esto. Pues muy sencillo, principalmente para golpear a los enemigos emplearemos los botones A, L y R, no van asignados a ninguno de los personajes si no que los podemos intercalar libremente, aunque es bueno para cierto nivel de dificultad que mentalmente lo asignemos nosotros. Un círculo de objetivo se irá cerrando en torno a los enemigos y es en el momento en el que esté en el centro en el que tendremos que pulsar uno de los botones. Hay veces que tendremos que darles varias veces otras saltando, que se hace con el botón B, y otros a los que tendremos que eliminar usando el botón Y para ejecutar una técnica especial sobre un cristal que aparecerá en el pentagrama. Por último, también habrá algunas notas flotantes que tendremos que recoger saltando y manteniendo pulsado el botón de salto para planear. 

Lo interesante de todo esto es que la melodía está de fondo y no deja de sonar si fallamos una nota, por lo que los golpes funcionan de dos maneras principalmente por lo que se deja ver, imitando el ritmo de la canción o como acompañamiento. Es increíble cómo un golpe de llave-espada o de Donald y Goofy pueden acoplarse tan bien al ritmo de la canción, por lo que los arreglos están muy bien hechos en los temas de este modo historia. Pero es que no solo de este tipo de temas se nutre la Gira Mundial, sino que también tendremos que luchar contra jefes de la saga, con su respectivo motivo musical, empleando un sistema bastante parecido de pulsación, mantener y joysticks como en el primer vídeo, pero más espectacular y similar a un combate de un juego normal de la saga. 

De esta manera, consagraremos el modo principal de juego de Kingdom Hearts: Melody of Memory, con una serie de vídeos narrados por la propia Kairi que nos cuenta un poco por encima la historia completa hasta el momento. El reto no acaba ahí, ya que tenemos tres niveles de dificultad (fácil, normal y difícil) así como múltiples objetivos por completar por canción, como puede ser conseguir tantos puntos o golpear X número de objetivos. Además, para ayudarnos a conseguir la mayor puntuación o a superar alguna canción contamos con algunos objetos que podemos fabricar con los distintos materiales que consigamos simplemente jugando los temas. 

Horas y horas en forma de modos y coleccionables 

Y si ya tienes el modo Gira Mundial más que dominado no te preocupes, ya que el verdadero reto no acaba aquí, sino que tenemos más y para muchas horas. Por un lado, tenemos un modo libre, que nos añade un nuevo modo de dificultad, el avanzado, en el que tendremos que hacer uso de prácticamente toda la botonera de nuestra Nintendo Switch. También está su contraparte, ya que hay un modo en el que se automatizan algunas cosas y lo hacemos todo sencillo y con la pulsación de un único botón. Aquí es donde aparecen también las inmersiones nemónicas esas canciones especiales en la saga (como las canciones de Hikaru Utada), con vídeos CGI, que se juegan de manera distinta, haciendo uso sobre todo de la A y los joysticks. 

Y esto todavía no ha acabado porque Kingdom Hearts: Melody of Memory está plagado de coleccionables, desde tarjetas con algunas de las escenas más importantes de los videojuegos de la saga, pasado por naipes con los distintos personajes, enemigos y llaves-espada. Además, los hay con diferentes rarezas, oro y platino, y los tendremos que conseguir simplemente jugando y tratando de dar lo mejor de nosotros en cada tema. Para terminar, el juego cuenta con varios modos multijugador, un cooperativo en el que se toca la canción junto con un acompañante y otro competitivo online en el que podemos molestar al rival con varias trampas, vamos que contenido no falta. 

Del apartado sonoro de este juego poco más se puede decir, solo que es una delicia. En cuanto a lo artístico lleva a soñar, porque los modelados de los personajes se mueven muy bien, están incluidos todos los enemigos de cada mundo y solo se puede echar en falta algún personaje más con el que poder jugar para tener variedad. Los mundos, lo dicho, están todos, menos el de Tarzán, y nuevamente están muy bien representados, aunque muchas veces ni nos fijemos en ellos porque estamos centrado en la acción. 

Conclusiones 

Y llegamos a las conclusiones con un sabor de boca más que notable, ya que se trata de un juego cuyo anuncio fue totalmente inesperado y poca gente daría mucho por él. Pero Kingdom Hearts: Melody of Memory sorprende para bien, ya sea por la gran banda sonora a la que homenajea, y su compositora Yoko Shimomura, o por lo divertido y desafiante que puede resultar a veces. Es cierto que en ocasiones puede resultar repetitivo si no estás muy acostumbrado a este tipo de juegos, pero una vez empiezas a jugar pasan las horas voladas y quieres más y más, lo que es bueno porque nos ayuda a conseguir el 100% de los objetivos y de los coleccionables.  

Tanto si eres fan de la saga, como si quieres un resumen algo movidito, o simplemente te gustan los juegos musicales, puede que Kingdom Hearts: Melody of Memory sea tu juegoY, sobre todo, por favor Nomura haz el esfuerzo y trae el resto de juegos que ya hemos visto lo bien que luce este sobre nuestras Nintendo Switch. 

Resumen
Kingdom Hearts Melody of Memory nos has sorprendido para bien, no por simplemente por su gran selección musical, que homenajea una de las grandes bandas sonoras del mundo de los videojuegos, sino porque es un juego divertido, desafiante y con mucho contenido. Square-Enix repite la fórmula que probó con Final Fantasy de manera exitosa, pudiendo ser repetitivo y echando de menos algún héroe más, pero siendo uno de los videojuegos más joviales del año.
8.5
Notable

¿Te ha gustado?

1 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x