Portada » Análisis » Análisis de Project Zero: Maiden of Black Water (Switch)

Análisis de Project Zero: Maiden of Black Water (Switch)

Desde que Nintendo se hizo copropietaria de la saga Project Zero (Fatal Frame en Estados Unidos), no han sido muchos los juegos que hemos recibido de la franquicia, y encima el último de ellos llegó a Wii U y en unas condiciones algo polémicas. Contra todo pronóstico, esta entrega, Project Zero: Maiden of Black Water, es la que vuelve a Nintendo Switch (y otras plataformas también) en una edición que sigue estando en inglés y que pierde los trajes propios de Nintendo, pero que añade varios extras a la fórmula.

Maiden of Black Water: hay algo en el agua

En este título nos encontramos ante una historia narrada por capítulos (algo que fomenta la rejugabilidad y la mejora de puntuaciones) en la que se entrelazan las historias de tres personajes, todos ellos con una conexión con el monte Hikami y con una sensación de debilidad bien construída que nos hace estar siempre alerta (pero con un gran poder de voluntad también).

El juego utiliza una vista a medio camino entre segunda y tercerca persona para que no podamos vigilar nuestra espalda si no miramos directamente, y al principio puede costar un poco hacerse a los controles en términos de movimiento y botones, pero al final se dominan bien. Los personajes no se mueven muy rápido, algo que provoca que estemos en tensión siempre también, aunque contamos con un mapa bastante bueno para guiarnos cuando lo necesitemos.

Para resolver los puzles y hacer frente a los enemigos contamos con una cámara especial, que activamos con un botón y que podemos uilizar con el stick (y con el giroscopio si queremos). Con esta cámara hemos de encontrar secretos pero también derrotar a los enemigos, con un sistema que no es hacer fotos y punto, sino que hay que realizar un apuntado específico y seguir cierto ritmo también, o bien hacer un contraataque (Fatal Frame) si realizamos una foto cuando vamos a ser atacados.

Project Zero vuelve, pero…

Los escenarios son algo oscuros, pero están bien trabajados y hay algunos en espacios más abiertos y otros más cerrados, siendo los primeros los que más destacan porque se alejan de la linealidad propia de la saga y nos ofrecen un ritmo de exploración diferente. El tono es muy oscuro y hay algunas escenas muy macabras que nos pondrán los pelos de punta, y por ello si sois seguidores del terror japonés merece la pena sumergirse de lleno en la aventura.

El problema principal (más allá de polémicas de idioma y formato) viene quizás por el ritmo de la historia. Esta se cuenta por capítulos que permiten que puedan rejugarse para conseguir puntos para comprar mejoras que nos faciliten el avance, pero esto es algo que también hace que el ritmo de la narrativa sea muy lento para la duración de este Project Zero (más de 15 horas). Además hay una serie de capítulos extras de sigilo protagonizados por cierta ninja conocida con componentes de sigilo y, aunque puede parecer que no pega ni con cola, añade algunos detalles de interés a la trama.

A nivel audiovisual nos damos cuenta de que en esta versión muchos aspectos como las cargas se han mejorado, y jugar con auriculares se hace muy recomendable para notar con precisión cualquier sonido de agua, fantasmas riéndose u otros similares. El diseño de los personajes es muy de muñeca japonesa, al estilo que los juegos de Tecmo de la pasada década (algo que puede chocar actualmente), pero con un buen detalle dentro de las limitaciones en sus expresiones y en todo lo que esté húmedo.

Project Zero: Maiden of Black Water pierde los trajes de Nintendo y gana mucho, pero mucho, por el camino. Nos sigue llegando en inglés (con las voces en japonés que están muy bien), pero añade un modo foto bastante completo para montar capturas complejas y mejoras en varios aspectos de lectura de textos. Si lo jugaste en Wii U no merece la pena volver, pero si no fue así, es una ocasión muy buena para probar esta película de terror japonesa hecha videojuego.

Resumen
Una buena remasterización, que por el camino se deja el contenido NIntendo, pero que tampoco ha aprovechado para incluir una versión física o una traducción al castellano.
7.5
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

2 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x