Capcom Beat’em up Bundle es un buen título para el precio al que sale al mercado. No obstante, es cierto de que se echan en falta algunas joyas del género como Cadillacs and Dinosaurs o The Punisher.

Capcom siempre ha sido una de las desarrolladoras más importantes dentro del género de los beat ’em up. Este tipo de juegos que dio sus mayores frutos durante la década comprendida entre los ochenta y los noventa ha dado lugar a la creación de títulos interesantísimos como Double Dragon.

A día de hoy, este género sigue llamando la atención de una gran cantidad de jugadores, los cuales no pudieron disfrutar de grandes joyas y por ello, Capcom ha recuperado siete bazas del género para y por el disfrute de los videojugadores. Los juegos comprendidos en Capcom Beat’em up Bundle son Final Fight, Knights of the Round, The King of Dragons, Warriors of Fate, Armored Warriors y Battle Circuit.

Un recorrido por interesantes títulos.

Final Fight pone al jugador en la piel de unos personajes que tendrán la labor de acabar con las bandas de la ciudad de Metro City con la finalidad de salvar a la hija del alcalde. Así pues, a través de cinco niveles, grandes dosis de acción tendrán lugar en los suburbios de Metro City.

The King of Dragons  se localiza en el reino de Malus, donde el dragón rojo Gildiss tiembla el mal. A través de dieciséis niveles, los héroes del reino deberán acabar con la amenazante criatura y establecer la paz en el mundo.

Captain Commando se desarrolla en un escenario futurista localizado en la ciudad de Final Fight, es decir, Metro City. Durante nueve niveles, el capitán comando y sus compañeros deben hacer frente a hordas de enemigos.

Armored Warriors se caracteriza por la existencia de mechas en un mundo totalmente robotizado. Así pues, a través de siete niveles, los jugadores deben luchar en una gran diversidad de guerras contra diferentes enemigos.

Battle Circuit pone al jugador en la piel de un grupo de cazarrecompensas, los cuales a través de siete niveles deben cumplir una misión que cambiará sus destinos.

Knights of the Round transcurre en el mundo del Rey Arturo y de los Caballeros de la Mesa Redonda. Este título, caracterizado por la existencia de caballos manejables por el jugador, transcurre a lo largo de seis niveles.

Warrriors of Fate se desarrolla durante la época del medievo chino y a lo largo de nueve niveles, los jugadores deben acabar con hordas de enemigos con la finalidad de acabar con la supremacía del reino enemigo.

Todos los títulos pueden jugarse tanto en modo portátil, como modo sobremesa. Al mismo tiempo, este videojuego es compatible con la utilización del mando Pro de Nintendo Switch. Sin ninguna duda, la esencia de estos clásicos se ha conservado de manera bastante notable.

Clásicos reformulados.

A pesar de que el catálogo de videojuegos que propone este título es bastante clásico, hay numerosos alicientes para que el jugador disfrute de una gran experiencia de juego. El primero de ellos, es la inclusión del modo online para cuatro y tres jugadores. No obstante, existe una pequeña excepción a este hecho, ya que el multijugador online del videojuego Final Fight se reduce a solo dos personas.

Así pues, el jugador puede tanto crear una partida online, en la que compañeros se deben ir uniendo con la finalidad de ir realizado fase tras fase o el mismo jugador puede entrar dentro de una partida online ya creada.

Ambas acciones pueden llevarse a cabo, ya sea de manera aleatoria o de acuerdo a unos filtros selectivos como por juego, región, etc.

Otro aliciente que presenta este videojuego es la libertad que tiene el jugador para elegir tanto la versión japonesa, como la versión americana de estos títulos. Así pues, se pueden observar diferencias entre ambas versiones y un claro ejemplo de ello, es la censura existente en el juego Final Fight.

Apartado audiovisual ochentero.

A pesar de las peculiaridades de cada uno de los títulos, lo cierto es que todos comparten características comunes como los sprites, el aspecto pixelado de aquella época, fondos variados con grandes dosis de color etc. Así pues, se ha de decir que el modo portátil es el idóneo para que el jugador disfrute plenamente de este título.

Todos los videojuegos cuentan con bandas verticales, situadas a los lados de la pantalla. Dentro del menú de pausa, el jugador puede escoger fondos de pantalla para los bordes de todos estos juegos. Existen tres fondos denominados nostalgia, confrontación y héroes. No obstante, el jugador también puede elegir que no exista ningún fondo. Al mismo tiempo, se ha de decir, que el fondo de pantalla predeterminado es el nostalgia.

El apartado sonoro de Capcom Beat’em up Bundle es fiel a la banda sonora original de todos los títulos. Lo efectos de sonido, cumplen de manera notable con las dosis de acción que presentan este catálogo de videojuegos.

Todos los juegos cuentan con su versión tanto en inglés como en japonés. No obstante, los menús de cada título se pueden modificar al antojo del jugador y va a poder elegir entre una gran variedad de idiomas como el chino, el francés, el italiano o el castellano.

Duración limitada.

Capcom Beat’em up Bundle cuenta con una duración estimada entre las siete y diez horas. A pesar de ello, todos los títulos del catálogo son bastantes divertidos y frenéticos. Además de ello, estos títulos se caracterizan por su rejugabilidad.

Las galerías de arte de cada uno de los juegos, son un aliciente que aumenta la duración global del título. Así pues, el jugador va a poder disfrutar de verdaderas bellezas visuales, compuestas de bocetos y conceptos.

En definitiva, Capcom Beat’em up Bundle es un buen título para el precio al que sale al mercado. No obstante, es cierto de que se echan en falta algunas joyas del género como Cadillacs and Dinosaurs o The Punisher.