Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Nice Slice

Análisis de Nice Slice

Nice Slice es un juego de cortar cosas, como el famoso Fruity Ninja de android que en tantos móviles cortó fruta hace ya ¿10 años? ¡O más! La misma dinámica, todavía más simplificada, llega ahora desde los móviles a la eShop de Nintendo Switch.

Observa. Corta. Repite.

En Nice Slice somos un cuchillo que tiene que cortar alimentos apilados en un banco. Nuestro cuchillo se mueve sin parar de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. La idea es que pulsemos el botón cuando queramos que baje, para así cortar el alimento. Al cortarlo, los trozos reaccionarán imbuidos por las fuerzas de la física de videojuegos (tan diferente a la del mundo real) y saltarán por los aires.

Cuantos más cortes hagamos, mejor, pero cuidado con cortar a lo loco. Nuestro cuchillo tiene una barra de energía que se va desgastando conforme pasa el tiempo. Sin embargo, cuando cortamos al aire, aparte de ponernos en ridículo con una cámara lenta molesta, la energía de nuestro cuchillo desciende dramáticamente. Así que no podemos machacar el botón de cortar.

¡Pero debemos hacerlo! Es la única forma de cortar de forma eficiente. Simplemente tenemos que estar pendientes de cuándo debemos dejar de pulsar el botón y cuando debemos empezar a pulsarlo. Y, nada, hasta aquí la jugabilidad de Nice Slice.

Dentro de cada nivel tenemos una serie de desafíos. Al completarlos, obtenemos monedas con las que podemos comprar el acceso a nuevos escenarios (o, más bien, tipos de escenario) y nuevos cuchillos. Para cambiar de escenario necesitamos miles de monedas, y por cada partida obtenemos una o dos. Los desafíos, en cambio, suelen dar unos pocos cientos de ellas. Obviamente, si queremos avanzar en el juego, debemos leernos bien los desafíos e intentarlos llevar a cabo en cada partida. Por lo tanto, aunque al principio parezcan opcionales, en realidad son la clave.

El límite es el cielo

El juego dispone de tres tipos de escenarios. Cada vez que iniciamos la partida, se genera un escenario inspirado en el tipo en el que estemos, con sus diversos elementos. Al cortar cosas, coloreamos las partes descoloridas. También podemos pegarle al animal para obtener puntos o incluso cortar los trozos que salen volando.

Pero, básicamente, el juego se limita a machacar el botón con más insistencia que puntería. Ni siquiera podemos elegir dónde cortar. Por suerte, se trata de un producto muy barato pero, aun así, no sé si lo podría recomendar. En lo positivo, se puede jugar a dos jugadores y su extrema sencillez lo hace apto para cualquier persona.

Visualmente es curioso, con unos dibujos con gracia y desparpajo, pero muy plano y repetitivo a la larga. Lo mismo ocurre con la música, que acompaña bien a la imagen pero por cómo están distribuidos los niveles puede llegar a cansar por insistencia.

En definitiva, Nice Slice es un juego muy básico, ligeramente divertido y que puede tener su público. Pero su simpleza es tal que hace que merezca poco la pena.

 

Resumen
Corta sin parar, supera desafíos y consigue nuevos cuchillos. Un juego de extremada sencillez cuyo concepto se vuelve viejo enseguida. Aun así, puede tener su público.
5
Simple
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 6 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.