Seguir
Portada » Análisis » Shantae and the Pirate's Curse

Shantae and the Pirate's Curse

La tercera aventura de la saga Shantae, Shantae and the Pirate’s Curse ya está disponible en Nintendo Switch desde el pasado 20 de marzo. El juego ya estaba disponible previamente para Nintendo 3DS, Wii U y PC, por lo que si aún tenéis dudas sobre el juego os recomendamos leer lo que os vamos a contar a continuación.

Volviéndose humana

En esta entrega tomamos el control una vez más de Shantae una medio genio que ha perdido su magia y que debe unir fuerzas con la pirata Risky Boots (su peor enemiga) para salvar el mundo de Sequin Land. Es entonces cuando tiene que hacer uso de las armas piratas y otros objetos para acabar con los monstruos, intentar recuperar su magia y derrotar al Pirate Master.

Al tratarse de la tercera entrega de la saga muchos pueden pensar que es necesario jugar a los anteriores para enterarse de esta entrega. En principio no hay problema por no haberlo hecho ya que los personajes se van a presentar y rápidamente vamos a saber quienes son. Aunque, si vamos a leer referencias a sucesos de la entrega anterior y también la apariencia de personajes y enemigos recurrentes. Mi consejo, como fan de la saga, es que los juguéis todos ya que vais a disfrutarlos mucho.

Rompiéndolo todo

En este plataformas vamos a tener los controles típicos de este género que nos permiten saltar, atacar y en este caso usar los diferentes objetos piratas que nos amplían la forma de jugar o interactuar en los niveles. Es un control que se aprende rápidamente y que nos permite jugar utilizando los Joy-Con y usar la pantalla táctil para movernos por el inventario del juego. Además, también se puede hacer uso del Mando Pro de Nintendo Switch o cualquier otro mando que podáis conectarle a la consola (lo cual recomiendo bastante). Se echa en falta en esta versión el poder ver el mapa constantemente o el atajo rápido para usar objetos pero habiendo una sola pantalla tenemos esa limitación.

 

Shantae and the Pirate’s Curse se estructura en diferentes islas (las islas prohibidas) que se va desbloqueando conforme completamos los objetivos que nos plantean. En estas islas podemos recoger tanto calamares corazón que aumentarán nuestra vida al recoger cuatro o recoger la magia al derrotar a los Tinkerbats. Es recomendable que una vez estemos en las islas nos dediquemos a explorarlo todo para ir registrando el mapa así como quedarnos con lo que hay, ya que vamos a tener que revisitar las zonas tanto si queremos conseguir el 100% como poder avanzar. Para facilitarnos la tarea podemos ver que si nos situamos sobre una isla, antes de entrar a ella, podemos ver cuantos calamares y Tinkerbats nos falta por conseguir.

Cada isla además tiene un jefe del cual vamos a tener que encargarnos y, como en esta ocasión Shantae no tiene sus poderes mágicos, los objetos como la pistola o la bola pincho van a ser nuestros mayores aliados. Por ello es importante que consigamos Gemas (el dinero del juego) para poder comprar mejoraras que ayudarán a nuestra protagonista. Estas mejoras nos permiten por ejemplo Shantae ataque más rápido con la mascarilla o que aprenda nuevas técnicas de evasión o recuperación.

Diferentes modos de juego

Esta entrega nos ofrece diferentes formas de juego: un modo principal, un nivel jugable oculto del primer Shantae y el modo pirata que se desbloquea al acabar el juego. Este contenido es el mismo que ya podíamos disfrutar en Wii U y Nintendo 3DS así que por desgracia no se ha incluido ningún añadido más salvo un minijuego llamado Super Shantae Nab. Este solo es accesible a través de una máquina recreativa que se encuentra en la tienda de Scuttle Town. Realmente no aportada nada al juego pero está bien que nos incluyan algo que solo estaba disponible en la edición física limitada del juego.

Breve mejoras gráficas

Seguimos teniendo una estética pixel art durante el juego con ilustraciones de los personajes en 2D que aparecen cuando hay algún diálogo. En principio no se nota a primera vista ninguna mejoría en este ámbito y habría estado bien que hubieran aprovechado esta versión para mejorar los gráficos por completo. En esta versión vamos a tener un control fluido sin ningún tipo problema tanto en el modo dock como en el modo portátil pudiendo disfrutar de 60fps estables.

En el ámbito sonoro, la música no ha sufrido modificación alguna. Volvemos a tener los temas de Jake Kauffman que encajan con el estilo y además son bastante pegadizos. Cuando llevéis un par de horas con el juego seguro que ya estaréis tarareando la canción principal. Además, vamos a tener una variedad en las mismas y a pesar de que vamos a tener que revisitar las zonas la música no se hace pesada y esto se agradece.

Si ya tenías el juego en algunas de las plataformas anteriores entonces Shantae and the Pirate’s Curse no merece realmente la pena porque no se ha añadido nada nuevo. E incluso vamos a seguir teniendo algún fallo de traducción que ya veíamos en las otras ediciones del juego. Pero si lo quieres por coleccionista o simplemente te apetece tener otro plataformas más en Nintendo Switch, entonces estáis tardando en comprarlo, que además ha salido a precio reducido. Os va a garantizar como mínimo unas 10 horas de diversión si queremos conseguir el 100% del juego que se pueden ampliar intentar acabarlo lo más rápido posible usando el modo Pirata.

Nota Revogamers

La tercera aventura de la saga Shantae, Shantae and the Pirate’s Curse ya está disponible en Nintendo Switch desde el pasado 20 de marzo. El juego ya estaba disponible previamente para Nintendo 3DS, Wii U y PC, por lo que si aún tenéis dudas sobre el juego os recomendamos leer lo que os vamos a contar a continuación. Volviéndose humana En esta entrega tomamos el control una vez más de Shantae una medio genio que ha perdido su magia y que debe unir fuerzas con la pirata Risky Boots (su peor enemiga) para salvar el mundo de Sequin Land. Es entonces cuando tiene que hacer uso de las armas piratas y otros objetos para acabar con los monstruos, intentar recuperar su magia y derrotar al Pirate Master. Al tratarse de la tercera entrega de la saga muchos pueden pensar que es necesario jugar a los anteriores para enterarse de esta entrega. En principio no hay problema por no haberlo hecho ya que los personajes se van a presentar y rápidamente vamos a saber quienes son. Aunque, si vamos a leer referencias a sucesos de la entrega anterior y también la apariencia de personajes y enemigos recurrentes. Mi consejo, como fan de la saga, es que los juguéis todos ya que vais a disfrutarlos mucho. Rompiéndolo todo En este plataformas vamos a tener los controles típicos de este género que nos permiten saltar, atacar y en este caso usar los diferentes objetos piratas que nos amplían la forma de jugar o interactuar en los niveles. Es un control que se aprende rápidamente y que nos permite jugar utilizando los Joy-Con y usar la pantalla táctil para movernos por el inventario del juego. Además, también se puede hacer uso del Mando Pro de Nintendo Switch o cualquier otro mando que podáis conectarle a la consola (lo cual recomiendo bastante). Se echa en falta en esta versión el poder ver el mapa constantemente o el atajo rápido para usar objetos pero habiendo una sola pantalla tenemos esa limitación.   Shantae and the Pirate’s Curse se estructura en diferentes islas (las islas prohibidas) que se va desbloqueando conforme completamos los objetivos que nos plantean. En estas islas podemos recoger tanto calamares corazón que aumentarán nuestra vida al recoger cuatro o recoger la magia al derrotar a los Tinkerbats. Es recomendable que una vez estemos en las islas nos dediquemos a explorarlo todo para ir registrando el mapa así como quedarnos con lo que hay, ya que vamos a tener que revisitar las zonas tanto si queremos conseguir el 100% como poder avanzar. Para facilitarnos la tarea podemos ver que si nos situamos sobre una isla, antes de entrar a ella, podemos ver cuantos calamares y Tinkerbats nos falta por conseguir. Cada isla además tiene un jefe del cual vamos a tener que encargarnos y, como en esta ocasión Shantae no tiene sus poderes mágicos, los objetos como la pistola o la bola pincho van a ser nuestros mayores aliados. Por ello es importante que consigamos Gemas (el dinero del juego) para poder comprar mejoraras que ayudarán a nuestra protagonista. Estas mejoras nos permiten por ejemplo Shantae ataque más rápido con la mascarilla o que aprenda nuevas técnicas de evasión o recuperación. Diferentes modos de juego Esta entrega nos ofrece diferentes formas de juego: un modo principal, un nivel jugable oculto del primer Shantae y el modo pirata que se desbloquea al acabar el juego. Este contenido es el mismo que ya podíamos disfrutar en Wii U y Nintendo 3DS así que por desgracia no se ha incluido ningún añadido más salvo un minijuego llamado Super Shantae Nab. Este solo es accesible a través de una máquina recreativa que se encuentra en la tienda de Scuttle Town. Realmente no aportada nada al juego pero está bien que nos incluyan algo que solo estaba disponible en la edición física limitada del juego. Breve mejoras gráficas Seguimos teniendo una estética pixel art durante el juego con ilustraciones de los personajes en 2D que aparecen cuando hay algún diálogo. En principio no se nota a primera vista ninguna mejoría en este ámbito y habría estado bien que hubieran aprovechado esta versión para mejorar los gráficos por completo. En esta versión vamos a tener un control fluido sin ningún tipo problema tanto en el modo dock como en el modo portátil pudiendo disfrutar de 60fps estables. En el ámbito sonoro, la música no ha sufrido modificación alguna. Volvemos a tener los temas de Jake Kauffman que encajan con el estilo y además son bastante pegadizos. Cuando llevéis un par de horas con el juego seguro que ya estaréis tarareando la canción principal. Además, vamos a tener una variedad en las mismas y a pesar de que vamos a tener que revisitar las zonas la música no se hace pesada y esto se agradece. Si ya tenías el juego en algunas de las plataformas anteriores entonces Shantae and the Pirate’s Curse no merece realmente la pena porque no se ha añadido nada nuevo. E incluso vamos a seguir teniendo algún fallo de traducción que ya veíamos en las otras ediciones del juego. Pero si lo quieres por coleccionista o simplemente te apetece tener otro plataformas más en Nintendo Switch, entonces estáis tardando en comprarlo, que además ha salido a precio reducido. Os va a garantizar como mínimo unas 10 horas de diversión si queremos conseguir el 100% del juego que se pueden ampliar intentar acabarlo lo más rápido posible usando el modo Pirata.

7.5

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Cristina Calero hace 8 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.