Portada » Análisis » Análisis de Melatonin

Análisis de Melatonin

Los juegos de ritmo son la pasión o la perdición de algunos jugadores, y de entre todos ellos, uno muy particular es Rhythm Paradise (del que ojalá tengamos entrega nueva pronto). Melatonin es una propuesta indie muy inspirada en el juego de TSUNKU e Intelligent Systems creada por el estudio Half Asleep. Comparaciones al margen, es hora de ver cómo funciona y si divierte.

Breve pero con potencial

Antes de empezar a jugar, Melatonin nos sorprende gratamente con un tutorial de las mecánicas básicas: pulsar A, L, R, varios a la vez o mantener pulsado y soltar un botón. Todo ello al ritmo del compás de la música de fondo, muy basada en los tiempos. Por si todo nos resulta complejo, hay disponible una gran cantidad de opciones de accesibilidad (además de la configuración del retardo), para así poder ampliar el margen de “perfecto”, reducir penalizaciones o incluso tener siempre visible el metrónomo.

La estructura del juego se basa en cinco mundos. Los tres primeros están orientados a ofrecernos cada una de las mecánicas de pulsación en distintas pruebas (que podemos jugar por separado) con un remix final, y los dos últimos suben el nivel, se vuelven más complejos y nos preparan para realizar varias pulsaciones diferentes en una misma prueba. La dificultad es progresiva y está bien ejecutada, pero no todas las pruebas funcionan igual de bien, algo que puede chocarnos un poco ya que a veces hay que practicar bastante para dar con la tecla.

En esencia, es un título corto, pues en dos o tres horas puede completarse sin problema (se requieren ocho de doce estrellas posibles en cada mundo para llegar al remix, lo único que puede hacernos rejugar a la fuerza). Sin embargo, el juego no acaba ahí, ya que tiene un potencial para alargarse sustancialmente, con la posibilidad de conseguir las tres estrellas de cada nivel, jugar una variante difícil de cada uno de ellos o ir en busca del perfecto. Además, existe también un sencillo editor para que podamos configurar, en base a la prueba de cada nivel, nuestra propia versión de la misma introduciendo cada elemento posible en el tiempo que consideremos.

 Melatonin y sus tonos pastel

Al ser un juego muy sensorial, su apartado gráfico y sonoro requieren que hablemos más tiempo de ellos. El juego se basa en un estilo de animación cercano al de las series de la última década de Cartoon Network y otros canales similares, con una ambientación algo wholesome y con tonos principalmente entre la gama rosa, morado y azul. Las pequeñas secuencias de vídeo están bien para acompañar a la trama del mundo de los sueños en la que nos encontramos, y en general las pruebas representan bien la temática que les da nombre. Podríamos echar en falta algo más de variedad en lo visual, pero el resultado está más que justificado.

Por su parte, la música es generalmente relajante, aunque algunos temas suben un poco la intensidad pero nunca demasiado (sí que se sube la velocidad dentro de las distintas pruebas). Tienen los tiempos muy marcados y ayudan a enfatizar que estamos en el mundo de los sueños. Puede faltar algo más de riesgo en algunos niveles, pero sobre todo a veces cuesta encontrar la justificación del input del perfecto en todos los apartados (gráfico, tiempo y musical), aunque por separado siempre lo hace. No es que sea una mala ejecución porque cuando se aprende sale bien, pero le falta un pelín para que haya una sinergia real de nuestro ojo, oído y mano en todo momento.

La ejecución en general es buena, con un ritmo fluido y sin ningún tipo de problema de rendimiento, algo vital en un título así. Puede que alguna carga pudiera ser algo más corta entre menús, pero el resultado es muy positivo  Esta experiencia se mantiene tanto en portátil como en el televisor. Eso sí, si jugáis con cascos o altavoces, que no sean bluetooth porque ese microsegundo de retardo posible se nota bastante.

Melatonin es un juego muy simpático y accesible. Sabe hacer bien muchas cosas y nos deja con ganas de que hubiera tenido más pruebas. Algunas son sencillamente maravillosas, otras cumplen más de que se sobra y otras no están mal, pero no llegan al nivel de las demás. Eso sí, cumple de sobra como juego cozy rítmico que puede ser perfecto antes de irse a la cama o en algún momento en el que busquemos relax a pesar de la dedicación que conlleva.

Resumen
Algo corto y no llega a la genialidad de Rhythm Paradise, pero sabe tener su propio toque. Destaca sobre todo por todas sus opciones de accesibilidad para no dejar a nadie atrás.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.