Portada » Análisis » Análisis de Little Big Workshop

Análisis de Little Big Workshop

Hace años los juegos de gestión eran impensables en consolas por su control, pero gracias a menús radiales y otras modificaciones, hoy en día vemos una gran cantidad de ellos. Uno de los últimos en llegar a Nintendo Switch es Little Big Workshop, un título complejo ambientado en un amigable mundo en miniatura.

Grandes proyectos en Little Big Workshop

Como si de los duendecillos de Pana Noel se tratase, nos encontramos con un taller en miniatura que trabajan desde la mesa del estudio de un dormitorio, en la cual encontramos lápices, tijeras y otros utensilios cotidianos. La misión de este taller es la de fabricar objetos, y para ello tenemos que diseñar el local, contratar empleados, colocar maquinaria, …. es decir, lo típico del género pero orientado haciala construcción y distribución de objetos.

Para entenderlo bien, es muy recomendable seguir el tutorial, porque las opciones son bastante más de las que parecen al inicio, y eso que las mecánicas son pocas. Crear un objetocomplejo puede requerir antes crear otros más sencillos o modificar materiales. Además, al tratarse de un taller que vende sus mercancías, tenemos que tener en cuenta el factor del dinero, estudiando coste y margen de beneficio, material necesario y almacenaje.

Mucho con poco

En resumidas cuentas, tenemos una gran complejidad a nuestro alcance pero que se hace manejable sin llegar a ser muy engorroso. Hay que también supervisar que todo este en buen estado (evitar que exploten las máquinas), por lo que no podemos dejar en stand by demasiado a la fábrica. Lo más interesante es que en mitad de toda la rutina nos aparecen misiones que se salen de lo habitual, como encontrar a espías ente la plantilla.

El estilo gráfico es bastante agradable, y refleja muy bien lo que se buscacon su planteamiento. Cuando hacemos zoom apreciamos bastantes detalles y, pese a no ser un portento técnico, cumple más que de sobra con lo que se puede esperar de un juego así. La música, por su parte, es muy del estilo del género de gestión, con melodías que suenan de fondo para crear un acompañamiento para evitar silencios.

Si te gusta la gestión, Little Big Workshop es un título que sabe ofrecer buena dosis de ella con cierta originalidad, pero siguiendo los grandes principios de su género. Tampoco hay que olvidar que, si bien en Nintendo Switch se puede jugar en portátil, la cantidad de letras y elementos que pueden aparecer en pantalla hacen que sea más recomendable estar en modo TV.

 

Resumen
Gestión al estilo de otros títulos del género, pero con su particular diseño gráfico y con elementos que lo hacen diferenciarse.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.