Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Hue

Análisis de Hue

Si Runbow y Wandersong tuvieran un hijo, se llamaría Hue. La mezcla de los dos indies mencionados es perfecta para entender el título que nos ocupa, que llega ahora a Nintendo Switch tras su paso por otras plataformas y haber recibido varios premios por el camino.

Rueda de colores

En un mundo de grises (o blanco y negro más bien), nuestro protagonista recibe cartas de una mujer que necesita su ayuda, pues está atrapada en un espectro de color imperceptible – resultado de intentar ir demasiado lejos en la comprensión de los diferentes tonos que podemos percibir. Al resto del mundo, sin embargo, parece que no le importa nada quedarse en su mundo simple y monocromático.

Poco a poco la historia se nos va narrando mientras hacemos uso de los colores que vamos desbloqueando. Con ellos, seleccionables desde una rueda, podemos alterar la visión de cada escenario, y poner el fondo de la tonalidad que queramos, siempre que la hayamos conseguido previamente. Así iremos recorriendo un mundo compuesto por niveles que podemos volver a visitar (para conseguir coleccionables) y una historia de fondo interesante, aunque no tengamos poder real sobre ella.

Ahora Hue ves, ahora no Hue ves

En total contamos con ocho colores, y los iremos consiguiendo de uno en uno, para que nos vayamos acostumbrando a su uso, y a combinar varios de ellos. Gracias a ello podemos manipular muchos aspectos del terreno para que sean o no visibles, de manera que podamos esquivar peligros o conseguir plataformas que no tendríamos de otra manera. Son varias ideas muy buenas, aunque su verdadera complejidad empieza a brillar cuando estamos ya casi terminando la aventura.

En Hue gráficos y jugabilidad son parte un mismo ser. El mundo negro y sus cambiantes colores destacan para bien y a veces nos dejan con la boca abierta, aunque en muchas ocasiones los gráficos son demasiado escuetos. Todo forma al final parte de su encanto, el de un juego que está para ser completado en muy pocas sesiones, completado en una más y que no va a ser rejugado, pero que nos va a dejar un gustillo agradable al terminarlo.

Hue es un plataformas con un sistema de puzles basados en los colores que esconde detrás una experiencia filosófica sobre la percepción. Sus grandes pegas son su duración y la falta de algo de variedad en el desarrollo de su primera mitad, pero es una obra que tiene bien merecidos los premios que ha recibido.

 

Resumen
Hue es un simpático título de plataformas que nos recuerda a Wandersong y a Runbow con una narración que nos invita a reflexionar. Tiene potencial, pero acaba siendo demasiado escueto en su propuesta.
7.5
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 4 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.