Bastion destacado

“Y entonces, pinchaste en este análisis y descubriste un indie para recordar”.

Corría 2011 cuando el, hasta entonces desconocido, estudio Supergiant Games lanzó al mercado su ópera prima, Bastion. Siete años después, y con más de cuatro millones de unidades vendidas a sus espaldas en diferentes plataformas, este galardonado indie sigue dando de qué hablar y con ganas de continuar incrementando sus cifras, y es que en el caso que ahora nos ocupa tenemos su adaptación a Nintendo Switch.

Esta no se trata de ninguna revisión que aporte novedad alguna a la experiencia original, residiendo su atractivo en las propias características de la consola que ahora acoge esta colorida aventura. A pesar de ello, dichos añadidos no hacen casi falta. Siete años después, este título sigue gozando de bastante frescura, lo cual sumado al hecho de que la consola híbrida sea la primera plataforma de la casa Nintendo para la que se pone a la venta, hacen de esta una excelente oportunidad para muchos jugadores que no lo han disfrutarlo todavía.

El Gran Desastre

Ya desde los primeros segundos, este indie te deja claro que no estás ante un título al uso, en especial a nivel narrativo. Los acontecimientos aquí contados te ponen en la piel de Kid, un muchacho que despierta tras tener lugar una devastadora, y peculiar, catástrofe que ha arrasado con todo cuanto hay en su ciudad, Caelondia, y alrededores. La mayor parte del entorno ha quedado en ruinas, casi todas las personas se han convertido en piedra y todo cuanto te queda es la más absoluta soledad, donde no faltan tampoco algunas criaturas que tras dichos eventos se han vuelto agresivas.

En relación a este último aspecto, los combates, la jugabilidad se basa en un altamente adictivo rol de acción (ARPG). Y que si bien se asemeja ya desde sus primeros compases a otros muchos grandes títulos del género, algunos pequeños y grandes detalles que este aporta, así como la notable calidad del resto de elementos, hacen de este un videojuego claramente merecedor de los más de 100 premios que reúne. Todo ello sin olvidar tampoco que su lanzamiento se produjo hace ya siete años, algo referido más para bien que para mal.

Por otra parte, cabe destacar que cuenta con una buena rejugabilidad. Si bien aporta una historia con una duración un tanto reducida, la existencia de dos finales y la posibilidad de repetir la aventura con el personaje igual de desarrollado que como lo terminaste – la conocida Nueva Partida+ -, pudiendo incluso hacer aún más difícil su transcurso, son motivos más que suficientes para lanzarse una vez más.

Bastion jugabilidad

ARPG monólogo

De entre un amplio abanico de posibilidades, Kid puede enfundarse con dos armas y una habilidad especial, limitado el uso de esta a la posesión de unos determinado tónicos que desprenden los enemigos al derrotarlos o encuentras en el escenario, de igual manera que los relativos para para recuperar vida. Pero el equipamiento no se selecciona donde y cuando quieras, es necesario acudir al arsenal. En relación con ello, este y otros edificios no solo están disponibles en los diferentes niveles que visites, en contadas ocasiones, sino que además puedes construirlos en Bastion, el cual poco a poco irá creciendo tras completar niveles, incluso en habitantes.

Encontramos así otras edificaciones que permiten, entre otras, mejorar las armas, comprar objetos o incluso incrementar la dificultad del juego, con consecuentes bonificaciones. Todo enfocado a prepárarte antes de lanzarte a un nuevo nivel.

La principal peculiaridad de Bastion reside en su narración reactiva, la cual se realiza a medida que avanzas e interactúas con el entorno. Ya sea destrozando un objeto puramente decorativo, escogiendo un arma o derrotando a enemigos, la voz de Rucks (sobresalientemente interpretada por Logan Cunningham) entra en escena y detalla lo ocurrido, aportando también un toque de humor a acciones de lo más banales. Al mismo tiempo que esto ocurre, además tiene lugar el relato de la historia, rasgando pequeños detalles sobre el pasado y presente de Kid y Caelondia.

Pero, encontramos aquí un punto negativo, y es que el doblaje es completamente en inglés. Si no tienes un suficiente dominio de la lengua de Shakespeare, los subtítulos en español evitan que pierdas el hilo, aunque no son del todo efectivos. Los comentarios no cesan durante el transcurso de los combates, por lo que los momentos más exigentes te pueden hacer pasarlos por alto para no perder la partida.

Bastion jugabilidad

El arte por las nubes

Por si todos estos elementos no fuesen suficientes para garantizar grandes dosis de diversión, encontramos que los otros dos aspectos clave en cualquier videojuego cumplen con creces y terminan de otorgarle personalidad.

En lo referido a su diseño, Bastion deleita con unos entornos que ofrecen un colorido y llamativo estilo dibujado a mano, camuflando cierta melancolía y tristeza, y consiguiendo hacer aún más atractivo todo el recorrido. Sobre dichos escenarios hay que remarcar también que están formados por diferentes plataformas suspendidas en el aire, y cuyos caminos se expanden al seguirlos, formando nuevas rutas desde la nada.

El apartado sonoro, por su parte, igualmente es para nada objetable, estando tanto las melodías como los diferentes efectos sonoros igualmente preparados para adaptarse a cada situación. Pero es precisamente esta banda sonora la acaparadora de buena parte de los elogios, con algunos temas capaces de dejar huella. Dichas composiciones han corrido a cargo de Darren Korb, quien describe su obra como una combinación “acoustic frontier trip hop”.

Bastion jugabilidad

Una adaptación oportuna

Una vez llegados a este punto, pocas son las dudas que quedan acerca de la calidad de Bastion, no obstante, es necesario tener en cuenta varias consideraciones al no tratarse de un estreno sino de una adaptación.

No esperes encontrar nuevo contenido que te justifique el volver a pasar por caja si ya lo tienes en otra plataforma, a excepción de los más fieles seguidores que aprovechando su paso por Nintendo Switch quieran volver a escuchar la voz de Rucks mientras controlan de Kid.

Puede resultar una perogrullada decir que Bastion, un título de 2011, carece en esta nueva plataforma de errores o problemas que limiten la experiencia, pero desgraciadamente ya hemos sido testigos de algunas sorpresas en este sentido. No obstante, si es achacable la falta de una pequeña mejora en las animaciones, que le habrían repercutido positivamente en el resultado final.

En líneas generales, Bastion sigue luciendo igual de bien, tanto en televisión como en portátil, donde como en otros tantos casos volvemos a contar que este último modo es posiblemente el más idóneo debido a la propia naturaleza del juego, incluso en el que mejor luce visualmente. Recordamos al respecto que incluso los dispositivos iOS no se perdieron tampoco su lanzamiento tampoco.

Bastion jugabilidad

Conclusiones

Nunca es tarde si la dicha es buena. Si te atraen los ARPG, el apartado artístico llama mínimamente tu atención, quieres un juego altamente disfrutable a donde quiera que vayas o incluso buscas un título al que simplemente jugar en pequeños ratos libres, esta es una gran propuesta a tener en cuenta, y es que se hace difícil no recomendar Bastion a un amplio abanico de jugadores. Todo ello, claro está, si no lo tienes ya en otra plataforma.

Comentarios