Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Hoggy 2

Análisis de Hoggy 2

Hoggy 2 es un título que nos sorprende ya que se trata de la secuela de un lanzamiento independiente de hace unos años, algo que no suele ser común de ver en ese terreno salvo en grandes éxitos como Hollow Knight. Un juego que promete ser más grande y mejor que su antecesor, con un lanzamiento multiplataforma para llegar así además a un público mayor.

Arriba y abajo

La premisa de Hoggy 2 combina elementos de VVVVVV y Super Mario Bros. 2. Del primero tiene su jugabilidad, basada en «dar saltos» que consisten en lanzarnos del suelo al techo y viceversa como forma de separarnos del suelo. Del segundo coge sus pequeños niveles en jarrones, que en esta ocasión son el hábitat de los puzles y de hacernos pensar y sudar. Todo ello lo haremos manejando a uno de los dos limos protagonistas, cuyo mayor problema es el movimiento lento.

El progreso se basa en ir completando cada nivel jarrón para obtener llaves que nos permitan seguir avanzando por el mundo exterior y llegar así a nuevas fases. Cada nueva zona de fases sigue un patrón de diseño, por lo que hay una variedad que se aprecia conforme vamos jugando. A pesar de que no existe una libertad total de elección de niveles, la disposición de los mismos sí que nos permite elegir el orden dentro de cada zona, por lo que no tenemos una presión directa que nos obligue a seguir una secuencia.

Doble diversión con Hoggy 2

La campaña de este título se divide en dos vertientes. La primera de ellas, llamada Kid, ofrece 20 niveles de calentamiento u orientados a los más jóvenes. La segunda es un modo que cuenta con 260 niveles bien secuenciados y su correcta curva de dificultad. Si podemos sacar alguna pega, seguramente sea la posible sensación de repetición que nos puede llegar a quedar a pesar de que se van añadiendo nuevas mecánicas poco a poco.

Más allá del propio juego como tal, tenemos a nuestro alcance un editor de niveles (con una interfaz similar a la de cierto fontanero), gracias al cual la vida de este título se multiplica exponencialmente, pues podemos compartir en línea la creaciones de cada uno. El diseño del juego presenta un estilo gráfico y sonoro que, pese a no destacar demasiado, ofrece un buen abanico de colores y de temas agradables muy pensados para el disfrute de todos los públicos.

Hoggy 2 es un título que puede durarnos unas cinco horas, pero es una propueta que debe ser sí o sí jugada de forma tranquila y pausada en el tiempo, pues hacerlo de forma continuada puede resultarnos monótono. Una vez que conocemos ese dato, el juego se convierte en un buen aliado para partidas cortas y que ofrece cierta rejugabilidad, y que nos invita a mirar bien cada rincón en busca de conseguir su 100%.

Resumen
Buena idea y completa gracias a su editor. Le falta un poco más de variedad para ser un opción que destaque más de lo que lo hace ahora.
6.5
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 3 semanas, 5 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.