Un dúo especial unido por un mismo destino.

Si bien cuando vemos un juego hecho por RPG Maker más de uno se echa las manos a la cabeza porque se ve como extremadamente sencillo y que puede hacerlo cualquiera, la realidad nos hace ver que hay casos que funcionan bastante bien y soprenden, no solo dentro del género que nombra al motor, sino también en otros como puede ser el terror (Corpse Party es el caso más famoso). Angels of Death, el título que nos ocupa, viene dispuesto a traer miedo a Nintendo Switch y a la televisión (con un anime) tras su paso por PC.

Mátame y haber si me muero

Todo comienza cuando la protagonista, Ray, se despierta en lo que parece ser un hospital sin saber muy bien qué está pasando. El azar ha hecho que realmente se encuentre en el hogar de un asesino en serie y bueno, contra todo pronóstico la chica busca ser asesinada porque ha perdido la razón para vivir. Sin embargo el asesino, Zack, está realmente prisionero dentro de un extraño y complejo edificio y solo quiere escapar de allí. Juntos prometen ayudarse para huir y él así cumplirá con el deseo de ella a la salida.

Para la fortuna de Zack, Ray tiene una mente privilegiada y es capaz de resolver los puzles de la mazmorra en la que se encuentran. Pero no solo tendrán que escapar de trampas y cerrojos imposibles, sino que tendrán que lidiar con otros asesinos (y escapar de ellos) que nos esperan en cada planta del edificio. Habrá, por tanto, secciones más tranquilas de darle al coco y otras más de acción con algún que otro disparo.

Pese a lo que puede parecer, el juego esconde más de una sorpresa, añadiendo nuevas mecánicas e incluso cambiando el tono de los diálogos a humor a pesar de lo oscuro del asunto. Lo mismo ocurre con sus personajes que, sencillos en apariencia, ofrecen más de lo que se puede esperar de ellos. No obstante, algún que otro cliché y cosas esperadas ocurren, sobre todo para la gente que está muy acostumbrada a juegos de terror y a series anime.

Cada planta es un desafío en Angels of Death

Visto desde arriba, el control de Angels of Death nos permite movernos en cuatro direcciones al estilo más retro, pero es algo que se siente robótico y algo lento a día de hoy. Más allá de eso, nos encontramos con un sistema de inventario con el que ir recogiendo objetos para resolver puzles e interactuar con la historia, y la posibilidad de guardar facilmente desde el menú de pausa.

Se trata de un título dividido por capítulos y que crea un corte entre uno y otro de una manera más rápida que la esperada, perdiendo en parte una sensación global de juego. Hay mucho potencial pero hay ciertas cosas que no terminan de estar tan desarrolladas como deberían. No obstante, se nota que el esfuerzo detrás es ambicioso para las dimensiones del juego y la historia y los personajes tienen un enorme potencial.

La principal barrera de entrada con este juego es su apartado técnico, en parte por el motor que utiliza. Los fondos y personajes son simples y no nos llenan nunca los ojos, pese a que hay cierta variedad y, curiosamente, el juego luce mucho mejor en portátil que en sobremesa. Además, la resolución no es la óptima y, para ser un juego lleno de texto, la barrera del idioma (está en inglés) afectará a más de uno. El apartado sonoro por su parte funciona y acompaña bastante cuando se nota su aparición, aunque no siempre es así.

Angels of Death es original y tiene un concepto interesante y que sorprende mucho más de lo que puede parecer a primera vista, tanto como para llevar la historia a una serie de animación. Tiene variedad de situaciones y de personajes, y su historia nos atrapará durante las siete horas que más o menos dura. Sin embargo, su control, estilo gráfico y el idioma pueden echar para atrás de uno.

Comentarios
  1. 1.
    Tengo que leerme el análisis pero aviso de una errata antes de nada: hay un título que dice “haber si me muero”, ese “haber” es “a ver”, por favor, cambiadlo
    2.




    Cita Iniciado por pagantipaco
    Ver mensaje

    Tengo que leerme el análisis pero aviso de una errata antes de nada: hay un título que dice “haber si me muero”, ese “haber” es “a ver”, por favor, cambiadlo



    Está puesto así a propósito, de ahí la cursiva. Esa expresión a día de hoy se utiliza en internet muy a menudo. Es ya un "meme" en sí.