Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Helheim Hassle

Análisis de Helheim Hassle

Perfectly Paranormal ya coquetearon con el tema de la muerte en Manual Samuel hace un tiempo aunque de una manera más, digamos, cristiana. En Helheim Hassle le toca el turno a las leyendas nórdicas, aunque mezcladas con toda clase de mitologías y puzles, muchos puzles.

No pierdas la cabeza

En Helheim Hassle manejamos a Bjørn, un joven vikingo el cual tiene pocas ganas de enfrentarse a los gigantes e ir al Valhalla. Sin embargo, ¿qué le ocurre a quienes mueren deshonrosamente? Que van a Helheim, el reino de la muerte de la mitología nórdica. Eso es lo que parece destinado a ocurrirle a nuestro protagonista, pero, por vicisitudes de este mismo destino, sufrirá una muerte en apariencia valiente y heróica que le llevará directamente al mismísimo Valhala, donde quedará a las órdenes de Odín durante más de un milenio, de hecho, estará bajo su mando hasta el mismo martes en el que tiene lugar Manuel Samuel, y es que el anterior juego de la compañía noruega comparten estética, universo e incluso personajes, como enseguida veremos.

Pesto (de pestilencia), uno de los Jinetes del Apocalipsis, al dar con nuestros restos decide resucitarnos, algo prohibido, para que le traduzcamos unas runas y, en teoría, ya está, pero al hacerlo ha desatado toda clase de fatales sucesos, el peor, obviamente, ha sido el dejar a Odín, convertido en nuestros días en un hípster, sin uno de los integrantes de su equipo en el juego bélico multijugador de turno, por lo que reclamará venganza, algo que hará bajando al infierno cristiano para recuperar un alma que, según él, le pertenece. Pero nosotros no dejaremos pasar la oportunidad de abandonar el Valhalla y nos dirigiremos de inmediato a Helheim, aunque no tardaremos en comprobar que nuestra resurrección ha tenido sus peros.

Así, no tardaremos en empezar a perder partes del cuerpo, como la cabeza y ambos brazos y piernas, pudiendo dejar tan solo un tronco en el camino. Por suerte para nosotros, cada miembro tendrá vida propia, así como características únicas, a saber: la cabeza es capaz de rodar y hablar, los brazos sujetan cosas y tiran de palancas, las piernas saltan alto y corren y el tronco, bueno, pesa, que ya es algo. Pero lo mejor es que cada miembro de nuestro mutilado cuerpo puede combinarse con cualquier otro, habilidad que usaremos constantemente en los más que numerosos puzles que los goblins, mano de obra barata contratada para remodelar Helheim y el camino que lleva a él, han colocado por todas partes.

 

Estos puzles serán de dificultad creciente y de lo más imaginativos, aunque a veces se repetirán. Eso sí, en Perfectly Paranormal ya saben cómo hacer estos juegos y han ido añadiendo nuevas mecánicas cada poco tiempo para amenizar más su aventura, algo que también se logrará mediante el humor, muy presente en Helheim Hassle, aunque a veces estará algo forzado, igual que las excusas para encontrarnos cada 10 pasos una nueva prueba de ingenio. También habrá partes en las que la calma y el tomarnos tiempo para pensar dejarán paso a unas situaciones en las que nos veremos perseguidos y obligados a hacer todo deprisa y corriendo si no queremos ser atrapados. Son solo 3 fases, pero no pegan nada con el resto del juego y solo lograrán frustrarnos por el hecho de tener que repetirlas, porque muramos, una vez y otra.

Un infierno colorido

Entrando ahora en lo técnico, Helheim Hassle sigue la estela marcada por Manual Samuel y ofrece una estética colorida y divertida, con unos movimientos de los personajes que han ganado en calidad desde el anterior título pero que no han perdido su esencia de dibujo animado un poco entre la animación flash y el ragdoll (o muñeca de trapo). Queda bien y se ha conformado ya un universo propio del que seguro se aprovecharán nuevas ideas para nuevos títulos, y es que en la compañía no se cierran a nada, como remarca el hecho de que incluso encontremos aquí seres de mitologías tan variadas como la egipcia o la griega, además de las ya mentadas.

Esta cantidad de personajes, más de 80 con los que poder interactuar, ha hecho que se hayan necesitado 24 actores de doblaje profesionales (al inglés, como los subtítulos) creando, junto a una decente banda sonora y a unos efectos de sonido variados, un apartado como el sonoro más que llamativo.

Todo esto, unido a una buena cantidad de puzles, a su humor y a su divertida y a veces macabra historia, hacen de Helheim Hassle un título a tener en cuenta por los amantes de los juegos de habilidad e ingenio.

Resumen
Buenos y variados puzles pero algo cargantes en ocasiones y con algunas interrupciones que hacen más mal que bien al juego. El humor, absurdo a veces, es bueno, pero, como pasa con los puzles, puede llegar a cansar. Excelente doblaje.
7
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 1 mes, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.