Portada » Análisis » Análisis de Harmony’s Odyssey

Análisis de Harmony’s Odyssey

Un nuevo juego de puzzles equivale, al menos, a una nueva sonrisa pensando que el género sobrevive al paso del tiempo y de formas cada vez más originales. Harmony’s Odyssey nos pone en la piel de una joven bruja que parte en la búsqueda de su huidizo gato en un mundo repleto de color.

¡A poner orden se ha dicho!

A través de diferentes escenarios presentados en forma de dioramas nos toca ordenar las cuadradas casillas que los componen y que Harmony ha desordenado para que su felino amigo no escape. Tan sencillo como tocar dos de ellas para intercambiar su posición hasta conseguir reordenar todas las piezas.

Harmony's Odyssey

En modo portátil se hace muy ameno resolver los puzles tocando las piezas.

A pesar de su simpleza se torna complejo por la cantidad de información visual que compone cada casilla exigiéndonos girar, observar y hacer zoom para detectar qué partes deben ir conectadas. Esto es también uno de sus mayores problemas puesto que un título aparentemente ligero se torna quizá algo complejo por todo ese ruido en pantalla.

Uno de esos casos en los que añoramos aquel olvidado efecto 3D de la anterior portátil de Nintendo que tanto ayudaba a ubicarnos espacialmente como ocurría, por ejemplo, en Pullblox. Harmony’s Odyssey vería favorecida su jugabilidad ayudando al usuario a diferenciar mejor sus formas, colores y tamaños en lugar de obviar completamente la profundidad como ocurre ahora por el cromatismo empleado.

Su cálido aspecto visual nos enamora desde el primer instante y querríamos verlo en más de un título

Por fortuna su cálido aspecto visual nos enamora desde el primer instante, con formas rotas e irregulares acompañadas de tonos y degradados pastel que bien querríamos ver en más de un título. A esto se suma un derroche de creatividad en personajes y situaciones que son un placer observar aunque pasan algo desapercibidas, de nuevo, por el excesivo detalle en cada pantalla.

Contamos con tres modos de dificultad para todo tipo de jugadores, pero en cualquiera de ellos el desequilibrio en la distribución de sus puzles hará que echemos en falta una mayor progresión jugable durante las dos o tres horas que nos mantendrá frente a la pantalla.

Harmony's Odyssey

De vez en cuando se nos presentan otras pruebas que poco tienen que ver con mover piezas.

Abracadabra,¡la hora del minijuego!

Quizá a sabiendas de su poca profundidad, en Harmony’s Odyssey, algunos de los dioramas nos enfrentarán a otras variadas situaciones aunque tampoco terminen de destacar. Esto le convierte en una propuesta de puzles con pequeños minijuegos, bajo una premisa calmada, que no terminan de encajar como el resto de piezas.

Unos pocos dioramas nos harán buscar las diferencias entre ellos, otros unos objetos repartidos por los mismos mientras que la alternativa más frecuente nos propone una suerte de Pac-Man de lo más pausado. Su disparidad, intercalada de forma totalmente aleatoria, nos deja un sabor de boca agridulce que ni cumple ni deja de hacerlo.

Sus puzles se intercalan con otras variadas situaciones aunque tampoco terminan de destacar

La adición del modo multijugador tampoco le hace perdurar en el tiempo, pues más allá de cooperar para resolver sus dioramas, solo obtendremos algo de reto en los escasos niveles que proponen buscar las diferencias antes que nuestro compañero. Aunque, eso sí, siempre es de agradecer poder compartir su experiencia junto a alguien más.

No hay un curva de dificultad muy bien medida si tenemos en cuenta que este es de los puzles más avanzados.

Los puzles finales no son más complejos que los iniciales.

Resumen
La poca falta de reto general, un tratamiento de la recompensa ausente y su poco evolutivo desarrollo son las taras que Harmony’s Odyssey intenta suplir con su tremendo encanto visual. Un aspecto gráfico que por momentos hace olvidar sus altibajos en un producto agradable que podría dar mucho más de sí.
Bueno
  • Visualmente es una delicia encantadora.
  • Ideal para sesiones cortas en cualquier parte.
  • El multijugador, aunque limitado, le da vida.
Mal
  • Sin profundidad ni reto.
  • Variedad de pruebas desaprovechada.
  • Demasiado breve y anecdótico.
  • Excesivo ruido visual.
6.5
Justo
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.