Portada » Análisis » Análisis de FAR: Changing Tides

Análisis de FAR: Changing Tides

“Segundas partes nunca fueron buenas”. Esta es una frase muy dicha y que en la mayoría de veces se aplica a películas, aunque a veces también a videojuegos. Sin embargo en este medio encontramos que en ocasiones se ofrece algo distinto, pero en muchas otras es un “más de lo mismo pero mejor”. Este último caso es el de FAR Changing Tides, un título de aventura y puzles que añade verticalidad a un juego muy horizontal.

Bajo el agua en FAR Changing Tides

Como muchos otros juegos en el terreno indie, FAR ha cogido inspiración en la senda que LIMBO puso de moda hace unos años. Es decir, un título de plataformas y puzles sin diálogos ni introducciones ni nada, pues practicamente todo ocurre mientras se juega. Es más, no hay menú principal y pasamos directamente a la faena, aunque sí que hay un menú de pausa para elegir “capítulo” y modificar ajustes clásicos.

El objetivo del título es gestionar una especie de barco por un mundo desolado, pero primero hemos de encontrarlo y ponerlo en marcha. Con pocos botones (zoom, salto e interacción) podemos realizar las tareas que se nos “plantean”, como ajustar partes de la nave durante el viaje, abrir puertas para poder pasar o sumergirnos en el agua para encontrar un camino alternativo. También hay muchos objetos interesantes que descubrimos cómo se usan tras cogerlos (como un tubo extractor de agua) y otros que usamos como combustible para la nave. El barco se mueve solo, por lo que nosotros siempre movemos al pequeño personaje y nunca a la nave como tal.

Es el camino, no el destino

Lo que hace llamativo este título es realmente la experiencia narrativa y la sencillez con la que ejecutamos las acciones de manera que tienen sentido. El viaje nos va enseñando el mundo, pero también establece una relación entre el protagonista y la nave, en la que ambos de acompañan y se ayudan a seguir adelante. Eliminando algún movimiento torpe del personaje para coger objetos en el aire o saltar para subir escaleras, todo ocurre de manera fluida y armónica, y eso se agradece mucho.

En lo audiovisual encontramos un gran trabajo, pero no sin algún pero. Los escenarios y todos los detalles visuales cumplen bien, pero las transiciones para cambiar a ver el interior o exterior de una zona interior son un poco bruscas, y algunos elementos se nota que han visto bajada su resolución para encajar en la consola híbrida. Por otra parte, el apartado sonoro es espectacular, con efectos y melodías dinámicas que consiguen meternos de lleno en el juego y reforzar los sentimientos de soledad y de aventura de nuestro viaje.

FAR Changing Tides es un juego en el que lo importante no es llegar, sino el viaje en sí mismo. Es un juego que puede ser sencillo en exceso para algunos jugadores y que los más impacientes van a odiar (sobre todo en secciones en las que vemos el barco moverse), pero que tiene acciones para tenernos ocupados durante las 5 o 6 horas que dura la travesía.

 

Resumen
Realizado para jugadores pacientes, este título es una experiencia sencilla en la que la gestión del barco es el medio y el protagonista es el viaje en sí mismo.
8.5
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.