Portada » Análisis » Análisis de Dreaming Sarah

Análisis de Dreaming Sarah

El mundo interior, de los sueños o con el nombre que queráis llamarlo, el caso es que la introspección en los juegos está cada vez más presente en los últimos años y precisamente sobre ello aborda Dreaming Sarah, un pequeño juego de culto con toques algo oscuros y con cierta inspiración en la versión original de Yume Nikki que salió hace unos años, pero que ahora llega a Nintendo Switch.

Aventura del pasado con un giro

Sarah es una chica en coma, y necesita despertar. En este título la acompañamos en una aventura 2D llena de píxeles en el que la dificultad no está en saltos complicados o combates, sino en mapas complejos con muchas direcciones e interconectados entre ellos de diferentes formas. Es decir, es un laberinto en toda regla, parte de lo que la historia nos quiere trasladar.

Eso también nos lleva a plantearnos el juego con paciencia y sin estrés, pero con libertad para explorar sin tener una guía explícita que nos indique lo que hay que hacer. En ese sentido es como una aventura gráfica de antaño, en la que el ensayo y error a base de utilizar objetos, hablar con personajes y resolver puzles es la clave para avanzar, teniendo a veces claro lo que hay que hacer y otras veces no.

Corto pero profundo, así es Dreaming Sarah

La aventura en sí es corta y en poco más de 2 horas puede completarse, por lo que realmente podríamos plantearnos si su alargamiento (por lo laberíntico de sus escenarios) es artificial o no, pero no llega a sentirse así casi en ningún momento, a no ser que estemos poco acostumbrados a los juegos con backtacking. La sensación que deja es positiva y extraña, por lo que es un título interesante para explorar la mente sin caer tampoco en los estereotipos actuales sobre el tema.

A nivel gráfico encontramos píxeles sencillos pero simpáticos que se distinguen bien entre sí, algo vital en la exploración del juego. Su música, por otra parte, resulta bastante adecuada para la atmósfera del juego y seguramente sea uno de los pilares que hace que la experiencia sea mucho más inmersiva y que los viajes de un lado a otro sean mucho más amenos.

Dreaming Sarah es un juego corto con personajes que nos deja libertad para todo, para lo bueno y para lo malo, e incluso para interpretar lo que está pasando en muchas ocasiones. Es perfecto para los que busquen algo atípico e introspectivo, pero que no se deja llevar demasiado por la inculcación de valores o un drama que busca reventarte el corazón como otras obras similares.

Resumen
Corto pero intenso, recomendado para los que busquen juegos introspectivos con toques oscuros.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x