Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Dead by Daylight

Análisis de Dead by Daylight

Una de las experiencias que más infravaloradas están del mundo, en mi opinión, es la del juego asimétrico de Nintendo Land y otros títulos en Wii U, pues ofrece un tipo de multijugador diferente en modo local. Algo del estilo a día de hoy es imposible sin varias consolas, que es exactamente lo que ofrece Dead by Daylight, partidas en línea de corta duración para cinco jugadores en las que cuatro de ellos son «las víctimas» y uno es el asesino.

¿Cazador cazado?

La premisa es sencilla. Un asesino (puede ser el clásico carnicero o alguien más sobrenatural) viene dispuesto a eliminar a todos los desgraciados que se encuentre por su camino. Ellos, por su parte, deben esconderse y hacer todo lo posible para evitar que eso pase, preparando trampas y obstáculos para poder sobrevivir y ver el amanecer. En cada partida los escenarios se generan de forma procedimental, por lo que cada sesión es única, y el miedo de ser asesinado o el ansia de matar nos tiene en tensión todo el momento.

El grupo de supervivientes puede colaborar entre sí o ir cada uno buscando su beneficio individual, y cuando acabe la partida obtendremos una puntuación de sangre según nuestros méritos que nos llevan a adquirir experiencia – que a su vez nos permite desbloquear características nuevas que nos pueden ser de utilidad en próximas partidas. Cada personaje tiene su propio progreso, por lo que uno puede decidir mejorar a tope su favorito, o bien buscar la rejugabilidad para hacer que todos tengan sus habilidades potenciadas para usar así el que más nos interese en cada partida.

Las peculiaridades de los personajes (once supervivientes y nueve asesinos) se basan en diversas ventajas a la hora de utilizarlos, algunas de las cuales benefician al grupo, como un aumento de suerte, y otras que solo otorgan mejoras a su dueño, como la capacidad de reparar mejor los generadores. Además de esto, podemos equipar objetos que hayamos conseguido para darnos más variedad de acciones en cada partida.

Dead by Daylight, el género slayer en videojuegos

Lo mismo ocurre con los asesinos, pues cada uno posee sus propios poderes – aunque todos tienen en común un instinto depredador que les da pistas sobre posibles localizaciones de sus víctimas, «oliendo» ciertos elementos del escenario que cambian de color. El asesino es controlado mediante una vista en primera persona y los supervivientes en tercera, siendo esta una de las ventajas que tienen aquellos que buscan huir al tener un movimiento y vista más amplíos.

El objetivo general es que los supervivientes reparen generadores con un minijuego de QTE que nos hará fallar – y alertar al asesino – más de lo que nos gustaría. También está la opción de encontrar una llave para huir por una salida especial (que también se abre si solo queda una persona viva). El asesino tiene que pegarles varios golpes a los jugadores, y luego llevarlos hasta un gancho para que se mueran en ese lugar, aunque podemos salvarnos si los hemos saboteado o algún compañero viene en nuestra ayuda.

El juego es íntegramente online, lo que hace que su éxito y jugabilidad no dependan de la calidad del mismo, sino de que haya siempre un público pendiente y que juegue sabiendo lo que hace (en algunas partidas hemos visto a gente dar vueltas sin rumbo fijo). No es Fortnite, por lo que seguramente encontremos que, una vez pasado su boom inicial, sea más complicado encontrar partidas, especialmente si somos asesino. Las partidas eso sí, una vez pasadas ciertas cargas iniciales, funcionan de forma fluida. Otra cosa es el movimiento de los personajes, algo torpe.

Si hay luz, hay sombras

Los gráficos y la velocidad de los menús son propios de juegos de hace varios años, siendo este uno de sus apartados más flojos, al mostrar personajes (y sobre todo escenarios) que resultan borrosos, simples y poco variados. Más allá de eso, hay polémica con muchos de sus DLC (no incluidos en el juego), que ofrecen personajes de Stranger Things, Scream y otros mundos de terror a un precio algo elevado, más teniendo en cuenta que esta versión llega más tarde y a precio completo.

Por lo tanto, podemos decir que Dead by Daylight es una idea buena pero que no ha sabido ser potenciada. Un apartado técnico descafeinado, la falta de cross-play y otros detalles hacen que no termine de ser un título notable, algo que por su premisa y algunos elementos de jugabilidad podría haber conseguido. Si la comunidad responde el tiempo necesario, estamos ante una propuesta perfecta para echar partidas en línea a algo que se sienta diferente a los clásicos juegos de acción.

Resumen
Dead by Daylight es una idea buena pero que no ha sabido ser potenciada. Algunas de sus cualidades son interesantes, pero se ven mermadas por otras decisiones tomadas.
6
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 semana, 1 día.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.