Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Cat Quest II

Análisis de Cat Quest II

Cat Quest II es la nueva aventura de Pqube, esta vez con perro y gato luchando de la mano para salvar sus respectivos reinos.

Cat Quest II ha llegado a Nintendo Switch. Se trata de un RPG de acción desarrollado por Pqube, que repite la fórmula de su anterior iteración, mejorándola y perfeccionándola. Adentrémonos en el mundo felino de Cat Quest II.

Bienvenidos al mundo de Cat Quest II

Cat Quest II es un RPG de acción que se puede jugar tanto a un jugador como a dos jugadores. Tomamos el papel de un perro y un gato, reyes ancestrales de sus respectivos reinos, que deben devolver el orden y la paz al mundo. Se despiertan años después de haber sido derrotados, sin poderes, y les toca comenzar desde cero. Aunque está pensado para jugarse a dos jugadores, las partidas en solitario son igualmente divertidas.

En todo momento puedes cambiar entre el perro y el gato, que son virtualmente iguales (incluso el diseño es extremadamente similar). Lo malo es que el acompañante apenas usa bien sus habilidades, por culpa de una inteligencia artificial que, por no querer quitarte protagonismo, se queda a medias todo el rato.

Un combate basado en círculos

Al ser un RPG de acción, el combate es en tiempo real. Podemos atacar, esquivar y lanzar los sortilegios que tengamos equipados. En los combates, los enemigos nos avisan con un círculo rojo si nos van a atacar. Cuando el círculo se rellena, realizan el ataque. Antes de ese momento, lo que debemos hacer es esquivar y salir del área del círculo. Los sortilegios enemigos funcionan igual, pero las formas son diversas. Es un sistema sencillo e intuitivo pero, como ya habíamos adelantado, el problema que tiene es que se agota pronto.

Los hechizos consumen magia, que podemos recuperar con el ataque normal. Aparte, por el escenario y al ir derrotando enemigos podemos conseguir objetos variados que representan dinero y experiencia, entre otras cosas.

Cuando nuestro compañero cae en combate, podemos reanimarlo acercándonos y pulsando un botón durante un tiempo. Además, si vemos que vamos a caer nosotros en combate, podemos cambiar (el cambio es instantáneo) para poner al personaje debilitado más o menos a salvo y seguir combatiendo con el otro. La inteligencia artificial no es buena atacando, pero sí se le da algo mejor defenderse.

Nuestros protagonistas pueden equiparse con una gran variedad de objetos y sortilegios que iremos consiguiendo a lo largo de la aventura. Cada uno de estos ítems tiene un efecto sobre nuestras estadísticas distinto, por lo que el equipo cambia completamente la manera de jugar de cada personaje. Además, cuando conseguimos un objeto repetido, lo que sucede es que en lugar de tener dos iguales, el que teníamos sube de nivel y se vuelve más poderoso. También podemos mejorarlos en el herrero. Desde luego, es un sistema ingenioso y que le agrega dinamismo.

No más chistes de lenguaje gatuno

Cat Quest 2 está en castellano y cuenta con unos diálogos entretenidos, aunque muy ligeros. El juego está, como era de esperar, plagado de referencias a la forma de expresarse de los imitadores de gatos en internet, con purrfecto y cosas así de horteras. Pero como el diseño de los gatos y los perros es muy cuqui, nos hace gracia y lo vemos bien, por hortera que resulte sacado de contexto.

Finalmente, el aspecto gráfico es muy similar a lo visto en el anterior Cat Quest. El mapa parece precisamente un mapa desplegado sobre una mesa, con unos pequeños elementos de relieve (casas, árboles, montañas) y con los nombres de las localizaciones pintados en el suelo. Es chocante al principio, pero le da una gran personalidad y funciona a la perfección. En cada mazmorra nos indica el nivel recomendado para superarla (lo mismo sucede con las misiones) y, deambulando por ahí, encontramos una gran diversidad de enemigos o personajes con los que interactuar.

La música, por su parte, es de buena calidad y acompaña perfectamente la aventura, con un toque notable de RPG clásico y aventura épica, pero para todos los públicos. Como suele pasar en las producciones indie, los efectos de sonido no destacan precisamente y son bastante genéricos.

Veredicto

Cat Quest 2 es un juego bueno, entretenido y que además está en castellano. El problema es que su simpleza puede restarle encanto y, aparte, tampoco es especialmente largo (aunque esto quizá sea un punto más positivo que negativo). Recomendable, especialmente para jugarlo a dos jugadores aunque la aventura en solitario no desmerece en absoluto.

Resumen
Cat Quest II es un juego con encanto, pero muy simple y que agota su fórmula muy pronto. Aun así, si te gusta el género probablemente te entretenga las aproximadamente 10 horas que te puede durar. Un buen juego para el catálogo de Nintendo Switch, pero no llega al nivel de los grandes. Eso sí, su juego cooperativo lo convierte en una apuesta muy interesante para disfrutarlo en compañía.
7
Bueno
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 2 semanas, 6 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.