Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Atari Flashback Classics

Análisis de Atari Flashback Classics

Hablar de Atari es hablar de la historia del videojuego. Este recopilatorio, conocido simplemente como Atari Flashback Classics, aúna en un solo cartucho nada más y nada menos que los 3 volúmenes aparecidos en otros sistemas, consiguiendo así la nada desdeñable cifra de 150 juegos clásicos. Toda una oportunidad de oro para los amantes de lo retro y para aquellos que gusten de conocer las raíces de su fuente de entretenimiento.

Recreativas e inicios domésticos

Atari Flashback Classics no es solo un compendio de juegos de recreativas, aunque muchos relacionaréis a la compañía americana con este sector, sino que, hasta el fracaso de su Jaguar, también supuso un duro competidor para SEGA y Nintendo en la fabricación de consolas domésticas. Aquí, además de poder disfrutar de los títulos que inundaron infinidad de salones arcade, también podremos jugar a varios de los padres del videojuego moderno gracias a que incorpora juegos de las consolas Atari 2600, Atari 5200 y de la rara y buscada por coleccionistas M-Network de Mattel.

Son 150 los juegos que incluye y estos se dividirán según salieran en recreativas o en consolas. Los de recreativas además se han traído de vuelta conservando, si queremos, su formato de juego original, lo que quiere decir que algunos títulos, como el famoso Centipede o Maze Invaders (la competencia de Pac Man), podrán visionarse con la pantalla en vertical siempre que juguemos desconectados de la televisión. Además, en este modo aparecerán controles táctiles simulando los mandos de las máquinas de los salones de juego para una mayor inmersión y nostalgia, el gran factor a tener en cuenta aquí.

Serán 32 los juegos de este formato, lo que quiere decir que muchos se quedarán fuera, incluyendo alguna ausencia notable para los más fanáticos como Hard Drivin’. Pareciera que se ha querido dar mayor importancia a juegos más antiguos que a otros de mayor impacto visual aunque tuvieran mayor trascendencia.

No faltarán a la cita clásicos como PONG, Gravitar, Football o Tempest, que lucirán nítidos como nunca y nos harán maravillarnos de cómo con tan poco se podían conseguir dosis tan altas de adicción.

En cuanto a los de las consolas de sobremesa, aunque la cifra sea mucho mayor en comparación, 118 juegos frente a 32, lo cierto es que tiene truco y habrá versiones del mismo juego de Atari 2600 y Atari 5200, títulos que también cuentan con su edición arcade, casos de Asteroids o el propio Football.

También es mayor la variedad de estilos, pudiendo encontrar tanto juegos deportivos, muchos de ellos bajo la serie RealSports, como de acción, puzles, plataformas y hasta RPG, como Secret Quest.

Lo cierto, sin embargo, es que muchos de ellos están por debajo de lo que podíamos ver en las consolas de SEGA y Nintendo en los mismos años, pero no por ello no merecen un hueco aquí e incluso algunos de ellos en la historia. Otros, por el contrario, son obras únicas que sirvieron de inspiración para obras posteriores y que se atrevieron incluso a mostrar avances técnicos impensables para la época, verbigracia Night Driver.

Entre tanto juego también encontramos muchos destinados al multijugador, y aquí es donde Nintendo Switch se antoja como la mejor opción. Sus Joy-Con harán las veces de mandos, pero es que también la pantalla táctil servirá muchas veces como controlador. Es cierto que no todos los controles responden lo satisfactoriamente que nos hubiera gustado, pero, una vez nos acostumbremos, no tendremos excesivas dificultades y podremos salir airosos. Aunque, insistimos, no es lo ideal.

Por supuesto, prácticamente todos estos juegos, tanto los de recreativas como los de consolas, son productos arcade en su jugabilidad; hijos de su tiempo donde lo normal y la única opción disponible para el desarrollador era abrazar una mecánica y mantenerla hasta sus últimas consecuencias, logrando así resultados a veces satisfactorios, otras maravillosos y otras aceptables entonces. El gran peligro de este Arari Flashback Classics es que muchos de los juegos, que no todos, nos resultarán toscos y prácticamente injugables, pero ahí es donde el jugador deberá saber trasladarse a los 80 y comprender que lo que está viendo y jugando no es sino un antepasado, un precursor, de lo que actualmente disfruta.

Esa es la magia de este recopilatorio. Más que jugar, que también, el verdadero fan de los videojuegos sabrá ver lo que hay detrás y disfrutarlo tanto como a los mandos.

A esta sensación contribuirá el hecho de que todos y cada uno de los 150 títulos incluidos cuenten con su manual de instrucciones, en digital, obviamente, pero a todo color y escaneados del original. En muchos de ellos hasta podremos ver dobleces, el efecto abombado propiciado por las grapas o las marcas del inexorable paso del tiempo. Es un gran detalle que además se suma a otro propio de esta versión como es poder seguir con nuestra partida siempre que queramos, incluso aunque cambiemos de juego. Si volvemos a alguno que ya hayamos jugado, seguirá tal y donde lo hubiéramos dejado.

Pinceladas del presente

No todo iba a ser retro en Atari Flashback Classics. Algunas de sus roms se han recuperado y mejorado para la ocasión, limando algún bug o error de código, y además cuenta con un modo multijugador online que no hemos podido probar, no sabemos si por ser un juego americano (en Europa no está disponible) o por estar vacío de gente jugando de esta manera. Ni creando sala ni buscando ha habido suerte. Por supuesto, el multijugador con una sola consola sigue siendo una opción válida, posiblemente la que más usaréis, ya que permite unirse hasta a 4 jugadores (según el juego).

Pero, sin duda, lo mejor será que contaremos con logros. Serán 66 y estos, si los repasáis uno a uno, os harán probar multitud de títulos para poder conseguirlos. También habrá uno de probarlos todos, ese para los más completistas.

Con todo, Atari Flashback Classics se antoja como el mayor y mejor recopilatorio de la marca, tanto de recreativas como de consolas domésticas, y ningún fan de lo retro o ningún jugador nostálgico o ávido de conocer la historia de este mundillo, debería perdérselo. Además, cuenta entre sus circuitos con la versión completa de Holey Moley, un juego hasta ahora inédito en todas las regiones.

Sigue planeado para este año en Europa, pero, si no llegara o no podéis esperar, la versión disponible en la eShop americana cuenta con textos en castellano, aunque dentro de los juegos el poco, casi nulo que hay, está en inglés.

Puede que echéis en falta algún que otro juego o que notéis que tiene varios repetidos que podrían haber dejado su hueco a otros aspirantes, pero los que tienen que estar, están, y muchos más. Por desgracia solo los de salones de juego cuentan con marcos a los lados con ilustraciones de los juegos, los de consola se verán en un nada atractivo negro.

Nintendo Switch y su formato híbrido y de mandos extraíbles hará que juguéis más que a muchos del presente, solos o acompañados.

Resumen
El golpe de gracia a la nostalgia. 150 juegos entre recreativas y consolas que servirán no solo para recordar sino para descubrir a quienes aún no conozcan la magia que esconden estos juegos. Podrían haber sido otros o más variados, pero no faltan grandes nombres.
8
Notable
Escrito por
Señor Bichos para ti.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 2 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.