Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Astebreed

Análisis de Astebreed

El género shoot’em-up no es ajeno a las consolas y, de hecho, a lo largo de los años no es raro ver cientos de estos juegos siendo lanzados en ellas continuamente, especialmente con la oleada de desarrolladores independientes. Nintendo Switch tiene exponentes muy importantes como Ikaruga. Con una gama tan amplia de títulos para elegir, puede ser difícil elegir los buenos del paquete. A pesar del desafío, Astebreed intenta abrir nuevos caminos en Nintendo Switch. Es un estilo Shmup anime con una dirección artística estilizada, pero las capturas de pantalla por sí solas no pueden contar la historia completa.

La historia es un pretexto.

El juego tiene una pequena linea argumental, que servirá de excusa a la intensa acción. La humanidad está en una guerra perdida contra la raza alienígena tecnológicamente avanzada conocida como Filune. Los jugadores asumen el papel de Roy Beckett, un joven piloto que opera un mech llamado XBreed, equipado con una IA  que alguna vez fue humana y allegada a Roy, llamada Fio. La historia se desarrolla de una manera predecible, cliché de anime (que no es necesariamente malo), y al final, Roy Beckett salva a la humanidad y a la hermana de Fio, de Filune al tiempo que anota un poco de amor Loli virtual.

El detalle está en cómo se va contando la hostoria en el juego y, es que puede llegar a resultar molesto. Es que gran parte de los diálogos  de la historia ocurren en medio de intensas batallas. Si bien la actuación de la voz en el juego es excelente, está en japonés y ciertamente no hay tiempo para mirar la esquina inferior de la pantalla para leer el subtítulo en inglés, cuando los enemigos están constantemente tratando de eliminarte con innumerables rayos de muerte. Pero dentro del menú del juego hay una opción que te recapitula en forma de texto, la hsitoria del juego, una buena opción si lo que quieres es concentrarte en matar alienígenas y evitar la erradicación de la humanidad.

Un rico apartado jugable.

Es aquí donde verdaderamente Astebreed brilla con luz propia, el juego hace alarde de un sistema de combate muy inteligente y complejo. En Astebreed tienes acceso a tres armas desde el principio: tu pistola, espada y misiles. Cada arma tiene sus fortalezas y debilidades y, tendrás que equilibrar tu esfuerzo si esperas destruir a tus enemigos de manera efectiva. La pistola es tu opción más débil, lo cual está bien para eliminar enemigos más pequeños pero no tan útil para los más grandes. La compensación, sin embargo, es que cuando dispares tu arma a los enemigos llenará tu indicador de escudo. Esto te da una capa adicional de salud contra los ataques enemigos, además de que puede aumentar el daño de tus armas.

 

Los misiles son ligeramente más fuertes que la pistola, pero todavía tienen problemas para eliminar enemigos más grandes. Lo que los hace útiles es que pueden ralentizar a cualquier enemigo al cual se esté apuntando, así como causar un daño continuo al enemigo por un corto tiempo.

La espada es la atracción principal del juego y con ella puedes eliminar enemigos con un solo golpe. Lo que es mejor es que puedes destruir algunos proyectiles enemigos que no puedes con la pistola o los misiles. Por más poderosa que pueda parecer la espada, aún tiene un gran defecto, atacar a los enemigos con ella no llenará tu medidor de escudo, lo que significa que estarás indefenso contra proyectiles irrompibles. Cambiar las armas sobre la marcha para adaptarse a la situación es esencial para dominar este juego bastante difícil.

Niveles cortos y muy rejugables.

Astebreed cuenta con un muy buen diseño de niveles y con un buen uso de las transiciones en 3D/2D, pero el talón de Aquiles de Astebreed radica en su escasa duración. El juego cuenta con sólo 6 niveles (excluyendo el prólogo y las Misiones de Entrenamiento en el menú principal). El juego se puede completar en menos de dos horas. Lo que es peor es que el juego carece de contenido post juego. Tienes la opción de volver a jugar el juego en una dificultad más alta y con un mech más poderoso, pero más allá de eso, el juego no tiene mucho más que ofrecer. Podría decirse que podría ser culminado en menos de 30 minutos, pero el juego se basa en su dificultad para acumular el tiempo de juego.

La acción y la fluidez van de la mano.

Otro aspecto fuerte de Astebreed, es su apartado visual y técnico. El juego va fluido a una tasa de 60 fps, lo que hará que la acción frenética y sin descanso, luzca en su máximo esplendor. Los mech se ven increíbles, los ambientes de fondo son impresionantes y las transiciones a lo largo de los niveles mantienen la acción intensa. Es hacer notar el gran trabajo para hacer la transición sin esfuerzo entre los segmentos en 3D/2D y, el juego se siente muy cinemático con su fantástico enfoque en la historia en todo momento. Mientras estás atacando a cientos de enemigos, a menudo obtendrás fragmentos de la historia con los personajes hablando en segundo plano. Esto generalmente hace que el nivel de transición a una nueva área o algunas cosas menores, como ver a uno de tus aliados siendo atacados en el fondo.

El apartado sonoro de Astebreed, no se queda atrás, el juego cuenta con un gran nivel en las actuaciones vocales, además de destacar el vertiginoso ritmo del electro pop japonés que engalana la frenética acción de este título. Aunque el juego sólo tiene doblaje japonés y subtítulos en inglés.

En Conclusión.

Astebreed a pesar de su escasa duración, es una gran experiencia jugable y visual, con elementos y transiciones que aportan frecura a un género estancado por la falta de innovación. Si tienes ganas de ugar a un Shootém Up que te ofrezca reto y sea altamente jugable, Astebreed, es una gran opción que te permitirá jugar sin parar en sesiones cortas.

Nota Revogamers

El género shoot’em-up no es ajeno a las consolas y, de hecho, a lo largo de los años no es raro ver cientos de estos juegos siendo lanzados en ellas continuamente, especialmente con la oleada de desarrolladores independientes. Nintendo Switch tiene exponentes muy importantes como Ikaruga. Con una gama tan amplia de títulos para elegir, puede ser difícil elegir los buenos del paquete. A pesar del desafío, Astebreed intenta abrir nuevos caminos en Nintendo Switch. Es un estilo Shmup anime con una dirección artística estilizada, pero las capturas de pantalla por sí solas no pueden contar la historia completa. La historia es un pretexto. El juego tiene una pequena linea argumental, que servirá de excusa a la intensa acción. La humanidad está en una guerra perdida contra la raza alienígena tecnológicamente avanzada conocida como Filune. Los jugadores asumen el papel de Roy Beckett, un joven piloto que opera un mech llamado XBreed, equipado con una IA  que alguna vez fue humana y allegada a Roy, llamada Fio. La historia se desarrolla de una manera predecible, cliché de anime (que no es necesariamente malo), y al final, Roy Beckett salva a la humanidad y a la hermana de Fio, de Filune al tiempo que anota un poco de amor Loli virtual. El detalle está en cómo se va contando la hostoria en el juego y, es que puede llegar a resultar molesto. Es que gran parte de los diálogos  de la historia ocurren en medio de intensas batallas. Si bien la actuación de la voz en el juego es excelente, está en japonés y ciertamente no hay tiempo para mirar la esquina inferior de la pantalla para leer el subtítulo en inglés, cuando los enemigos están constantemente tratando de eliminarte con innumerables rayos de muerte. Pero dentro del menú del juego hay una opción que te recapitula en forma de texto, la hsitoria del juego, una buena opción si lo que quieres es concentrarte en matar alienígenas y evitar la erradicación de la humanidad. Un rico apartado jugable. Es aquí donde verdaderamente Astebreed brilla con luz propia, el juego hace alarde de un sistema de combate muy inteligente y complejo. En Astebreed tienes acceso a tres armas desde el principio: tu pistola, espada y misiles. Cada arma tiene sus fortalezas y debilidades y, tendrás que equilibrar tu esfuerzo si esperas destruir a tus enemigos de manera efectiva. La pistola es tu opción más débil, lo cual está bien para eliminar enemigos más pequeños pero no tan útil para los más grandes. La compensación, sin embargo, es que cuando dispares tu arma a los enemigos llenará tu indicador de escudo. Esto te da una capa adicional de salud contra los ataques enemigos, además de que puede aumentar el daño de tus armas.   Los misiles son ligeramente más fuertes que la pistola, pero todavía tienen problemas para eliminar enemigos más grandes. Lo que los hace útiles es que pueden ralentizar a cualquier enemigo al cual se esté apuntando, así como causar un daño continuo al enemigo por un corto tiempo. La espada es la atracción principal del juego y con ella puedes eliminar enemigos con un solo golpe. Lo que es mejor es que puedes destruir algunos proyectiles enemigos que no puedes con la pistola o los misiles. Por más poderosa que pueda parecer la espada, aún tiene un gran defecto, atacar a los enemigos con ella no llenará tu medidor de escudo, lo que significa que estarás indefenso contra proyectiles irrompibles. Cambiar las armas sobre la marcha para adaptarse a la situación es esencial para dominar este juego bastante difícil. Niveles cortos y muy rejugables. Astebreed cuenta con un muy buen diseño de niveles y con un buen uso de las transiciones en 3D/2D, pero el talón de Aquiles de Astebreed radica en su escasa duración. El juego cuenta con sólo 6 niveles (excluyendo el prólogo y las Misiones de Entrenamiento en el menú principal). El juego se puede completar en menos de dos horas. Lo que es peor es que el juego carece de contenido post juego. Tienes la opción de volver a jugar el juego en una dificultad más alta y con un mech más poderoso, pero más allá de eso, el juego no tiene mucho más que ofrecer. Podría decirse que podría ser culminado en menos de 30 minutos, pero el juego se basa en su dificultad para acumular el tiempo de juego. La acción y la fluidez van de la mano. Otro aspecto fuerte de Astebreed, es su apartado visual y técnico. El juego va fluido a una tasa de 60 fps, lo que hará que la acción frenética y sin descanso, luzca en su máximo esplendor. Los mech se ven increíbles, los ambientes de fondo son impresionantes y las transiciones a lo largo de los niveles mantienen la acción intensa. Es hacer notar el gran trabajo para hacer la transición sin esfuerzo entre los segmentos en 3D/2D y, el juego se siente muy cinemático con su fantástico enfoque en la historia en todo momento. Mientras estás atacando a cientos de enemigos, a menudo obtendrás fragmentos de la historia con los personajes hablando en segundo plano. Esto generalmente hace que el nivel de transición a una nueva área o algunas cosas menores, como ver a uno de tus aliados siendo atacados en el fondo. El apartado sonoro de Astebreed, no se queda atrás, el juego cuenta con un gran nivel en las actuaciones vocales, además de destacar el vertiginoso ritmo del electro pop japonés que engalana la frenética acción de este título. Aunque el juego sólo tiene doblaje japonés y subtítulos en inglés. En Conclusión. Astebreed a pesar de su escasa duración, es una gran experiencia jugable y visual, con elementos y transiciones que aportan frecura a un género estancado por la falta de innovación. Si tienes ganas de ugar a un Shootém Up que te ofrezca reto y sea altamente jugable, Astebreed, es una gran opción que te permitirá jugar sin parar en sesiones cortas.

7
Resumen
Una clase maestra de jugabilidad, quedándose corta de contenido.
7
Bueno

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Mario Bendeck hace 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.