Portada » Análisis » Análisis de Cruis’N Blast

Análisis de Cruis’N Blast

Corre como un loco

Nintendo sorprendió a propios y extraño en el pasado E3 2021 rescatando varias sagas que estaban guardadas en el baúl. Una de ellas fue Cruis’N, saga que enamoró a los Nintenderos poseedores de la Nintendo 64. Por eso llega en exclusiva a nuestras Nintendo Switch esta nueva entrega titulada Cruis’N Blast, de la mano de Raw Thrills, siendo una conversión super vitaminada de la versión creada para recreativas en 2017.

Carreras de vértigo

Cruis’N Blast es un juego de conducción arcade al estilo más puro de la palabra. No es un juego técnico, no hace falta calcular el punto exacto en el que tomar la curva ni frenar al llegar a ella. Simplemente debemos apretar el acelerador, mantener siempre la máxima velocidad y disfrutar al máximo.

Los controles de Cruis’N Blast no son muy complejos. Contamos con un botón de aceleración y otro de frenado, el cual no hay que apretar nunca jamás de los jamases. Frenar nunca es una opción si se quiere ganar, por lo que este botón está de adorno como el de la bocina. También tenemos el gatillo de derrape y el de nitro, los cuales precisan más sabiduría en su uso. Dentro de las posibilidades, también somos capaces de realizar caballitos sobre dos ruedas y piruetas diversas sobre el aire, reafirmando así el carácter arcade y cachondo del título.

En cuanto a la dificultad lo cierto es que Cruis’N Blast es un juego bastante accesible, pues no hacen falta dotes experimentadas de conducción para ganar las carreras. Basta con derrapar el mayor número de curvas posible, derribar a todo contrincante que se cruce en nuestro camino, subir nuestros coches al nivel máximo y, sobre todo, tener mucha mucha suerte. Lo cual es fantástico para todo el mundo pueda disfrutar del juego, pues cualquiera es capaz de quedar primero en una carrera.

Modos de juego

Los modos de juego con los que cuenta Cruis’N Blast son los siguientes: el Modo Tour, siendo el modo principal en el que competimos en 6 torneos compuesto por 4 circuito cada uno; el Modo Arcade, en el que echamos carreras rápidas en los circuitos originales de la máquina recreatica en la que se basa el título; Modo Contrarreloj, el modo Carrera Rápida y el Modo Entrenamiento que no necesitan presentación.

Como añadido, siendo una de las mejores partes del juego, contamos con una serie de coleccionables en forma de llaves escondidas por todos los escenarios, que debemos encontrar y recoger mientras pasamos a toda mecha por los circuitos. Hay un total de tres llaves por circuito y conseguirlos nos sirve para desbloquear nuevos vehículos.

También cuenta con un modo mutijugador local que se puede jugar hasta cuatro jugadores, ya sea a pantalla partida o cada uno en su propia consola en modo portátil. Este multijugador cuenta con los mismos modos de juego que el modo un jugador pero con el añadido del modo El mejor de tres, que como su nombre indica se trata de un modo en el que el jugador ganador sea el primero en ganar tres carreras. Todo pensado para ofrecer una experiencia tan clásica como conservadora.

Monta en tu autobús escolar

Contamos con más de 20 vehículos y/o medios de transportes con los que competir, de los cuales la mayoría son desbloqueables ganando copas o recogiendo llaves. Estos vehículos son muy variados, al menos estéticamente, en donde encontramos desde deportivos más acordes a los juegos de carreras y otros más cachondos como un camión de bomberos o un unicornio. Dentro del componente completista podemos, o más bien debemos subir de nivel a nuestra carrocería de competición. Contando con cinco niveles a subir, con los cuales desbloqueamos componentes estéticos y mejora de parámetros.

En cuanto al número circuitos, en total tenemos casi 30 pistas diferentes donde competir. Cada uno con su ambientación y temática correspondiente. Aunque en realidad no son tan diferentes y originales como debería, pues la mayoría son variantes de los anteriores o reciclan tramos de otros. Lo que como consecuencia dificulta la memorización de los circuitos y disminuye la variedad que tanto oxígeno aportaría a la experiencia.

No podemos dejar de admitir que el cómputo global de modos y contenido nos ha llegado a resultar algo escaso. Solo de pensar en las posibilidades que permite la propuesta tan loca de Cruis’N Blast y no se han llegado a manifestar nos entristece. En especial un modo online que le hubiera sentado de maravilla.

La Fashion Week del motor

Cruis’N Blast lleva lo hortera por estilo gráfico y lo lleva con orgullo. Es tan hilarante la puesta en escena que casi parece complicado que esté hecho así a posta, pero lo cierto es que nos encanta. Técnicamente es un juego que a simple vista pertenece perfectamente a un juego de la generación anterior. Todo esto lo compensa con un diseño de escenarios y ambientaciones de lo más locas y disparatadas, en el que a cada metro aparecen choques en pantalla, explosiones y mil objetos en movimiento.

La locura jugable se ha transportado a la perfección a la parte gráfica. Además, cuenta con una fluidez muy sólida, que no se resiente en ningún momento, ni en el modo dock, ni en el modo portátil, ni el multijugador a pantalla partida. La música  por su parte también es igual de loca, y aunque no cuente con mucho temas, todas cazan muy bien con la propuesta. En especial el tema principal, que invita a ser cantada cada vez que suena.

Le podemos reprochar a Cruis’N Blast el ser muy conservador en todos los ámbitos de su propuesta, pues ofrece solamente lo necesario para llegar a considerarlo como un buen juego. Pero dada su frescura, aún dentro de un concepto tan clásico, y su jugabilidad tan frenética como adictiva, no podemos dejar de echar en falta todas las posibilidades que podría haber llegado a ofrecer.

Aún con esto en mente, Cruis’ N Blast es una apuesta segura para merecer un hueco en nuestra biblioteca videojueguil, especialmente para aquellos que tengan pensado en disfrutarlo en compañía. Su jugabilidad divertida y accesible animan constantemente a echar una carrera a todos y en todo momento, y más a un precio tan llamativo como el que tiene de salida.

Resumen
Aún con esto en mente, Cruis’ N Blast es una apuesta segura para merecer un hueco en nuestra biblioteca videojueguil, especialmente para aquellos que tengan pensado en disfrutarlo en compañía
8
Notable

¿Te ha gustado?

1 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x