Seguir
Portada » Análisis » Análisis de MO:Astray

Análisis de MO:Astray

Rayark es ya una experta en Nintendo Switch. Hemos visto muchos de sus títulos musicales y de otros géneros ya en la consola tras su paso por PC o plataformas móviles. Con MO: Astray la cosa cambia, pues ahora actúan como editores en lugar de desarrolladores, ya que el título es trabajo de otro pequeño estudio, Archpray. Sin embargo, sigue siendo tan particular como sus propios lanzamientos, por lo que encaja perfectamente en su portfolio.

Dandara Slime

Es raro ver ya juegos que sean originales al 100%, pero sigue habiendo estudios que se vuelcan en darle giros de tuerca a lo ya establecido o que buscan profundizar y perfeccionar algo ya visto. En este caso estamos ante un título de plataformas y aventura con toques de puzle (no llega a ser un metroidvania al uso puesto que no tiene casi backtracking) en el que una presentación muy bien lograda viene acompañada de unos saltos y movimientos precisos que no se hacen de la manera tradicional.

Concretamente, nuestro protagonista llamado MO (una especie de ser gelatinoso) comienza con el poder de pegarse a las paredes y salir rebotando de ellas, usando como «fuerza» del salto la distancia que movamos el stick. No es nada nuevo, pero poco a poco aparecen nuevas habilidades como poseer criaturas o el doble salto, todas ellas bien desarrolladas y aprovechadas, que sirven para darle variedad e identidad a este juego.

MO: Astray entra muy bien por los ojos

El juego presenta una dificultad elevada, pero tampoco desquiciante. Vamos a morir mucho, pero volvemos a aparecer relativamente cerca de nuestra muerte y sin tiempos de espera, por lo que el ensayo y error se siente bastante más ligero que en otros lanzamientos de su género. Existen también batallas contra jefes que están a otro nivel y en general siempre la dificultad es creciente sin picos excesivos.

Su presentación, de estilo pixel, nos hace pensar que estamos ante el enésimo título con dicho estilo, pero sabe hacerse notar y no ser uno más. Los fondos están llenos de detalle, los enemigos (especialmente los jefes) están bien trabajados y, en general, una vez que te haces a su control y visualización, todo se halla muy bien en la pantalla. La banda sonora acompaña muy bien, dando ambiente no solo a nuestro movimiento, sino también a las épicas batallas que nos esperan, por lo que querremos jugar con cascos o con el volumen alto sin lugar a dudas.

MO: Astray no inventa la rueda, pero coge muchas piezas y las junta en algo que tiene sentido en su ejecución. No se pierde el tiempo con alargamientos innecesarios de la aventura y los poderes y habilidades que se van consiguiendo tienen sentido y se van introduciendo bastante bien. Puede que el tipo de control o la dificultand no sean del agrado de todos, pero si no suponen una barrera de entrada, el título se convierte en muy recomendable.

 

Resumen
Si el control no supone una barrera para jugarlo, la experiencia es muy positiva, con una jugabilidad bien pulida y una presentación muy llamativa.
8.5
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

1 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.