Portada » Análisis » Análisis de 51 Worldwide Games

Análisis de 51 Worldwide Games

Ajedrez, damas, billar, dominó… Con solo leer los nombres de los juegos de toda la vida podemos desencadenar una inmensna nostalgia y traer a nuestra cabeza no pocas imágenes de buenos recuerdos jugando a ellos. Nintendo ha querido por ello comprimir todas estas experiencias en un solo cartucho para Nintendo Switch y nos ofrece así 51 Worldwide Games. Una robusta propuesta con la que suplir, de una manera diferente a la tradicional, todo tipo de pasatiempos.

Quizás algunos vean aquí una propuesta incapaz de sustituir la experiencia real de un tablero o que incluso esta colección no van con ellos, pero lo cierto es que no es así. Es innegable que los tiempos han cambiado y los juegos se han ido adaptando, al igual que nosotros a ellos. Por ello 51 Worldwide Games no solo permite rememorar de una manera distinta esa época analógica, no tan lejana, en la que solo era posible pensar en una única forma de disfrutar de ellos, sino que se han adaptado a los tiempos que corren en muchos sentidos.

Diversión por bandera

Durante nuestras primeras horas de juego ya pudimos contarte que la diversión está más que asegurada. Desde la propia pantalla de creación de avatar ya se puede respirar un aroma particular que te hace sentir que estas ante algo distinto a cualquier otro videojuego y el sello de Nintendo se hace palpable.

El listado de 51 juegos está muy bien seleccionado, buscando satisfacer a todo tipo de jugadores. Si quieres juegos de tablero tienes cuatro en raya, damas chinas, go-moku o ludo (una versión simplificada del parchís); si lo tuyo son los de acción puedes disfrutar de hockey en aire, batalla de tanques o tiro al blanco; en caso de que te gusten los deportes tienes béisbol, golf o tenis; si prefieres las cartas no faltan blackjack, solitario klondike, velocidad o hanafuda (en su origen Nintendo se dedico la fabricación de estos naipes); o incluso un piano. Esta breve clasificación es solo un ejemplo de algunos de los juegos que abarcan esta considerable oferta.

Debemos que confesar que por nostalgia iniciamos nuestras partidas en 51 Worldwide Games con varios favoritos que vimos perfectamente ejecutados, pero son aquellos que desconocíamos los que nos han sorprendido. Pronto pasamos de jugar al última carta y conecta 6 a repetir más veces de las que en un primer momento habríamos pensado mancala y backgammon.

51 Worldwide Games

El éxito de ello se encuentra en que de misma manera que los juegos han sido seleccionados con cuidado, la experiencia de cada uno de ellos no está falta de mimo. Los juegos parten de una explicación de cómo se juega y permite personalizar de la partida con opciones de duración, dificultad o número de rondas, entre otros parámetros. Algo que aparece con mucha sencillez y de manera simpática. De igual manera ocurre al finalizar la partida con los resultados, ofreciéndonos consejo o incluso datos del origen del juego.

¿Quién dijo juego?

Si bien la oferta es amplia y en líneas generales todos son altamente disfrutables, es posible señalar una limitación. Mientras que juegos más clásicos como los de cartas o tablero permiten en su mayoría una experiencia prácticamente completa, los más alejados de los pasatiempos tradicionales, como fútbol, pecan de una mayor falta de control y opciones. No significa por ello que sean descartables, pero sí que hay formatos que suponen un reto mayor de trasladar a este mundo. Otros tiene elementos que han sido en cierta medida simplificados, como el póker de Texas Hold’em, donde la parte de apuestas está limitada y no se permite desde los primeros compases realizar movimientos fuertes para evitar que la partida se vea rota.

51 Worldwide Games se pueden jugar tanto en compañía como individualmente, esto último ya sea disfrutando de juegos para un solo jugador, véase mahjong solitario o ruta deslizante, como jugando contra la propia maquina. Ni que decir tiene que la razón de ser de la mayoría de estos reside en compartir la experiencia, permitiendo en algunos formar equipos, algo que logra de buena manera. El multijugador puede ser tanto de manera local como en línea, por lo que la distancia ya no es una excusa para jugar a presidente o cuadritos. Este es precisamente uno de los mayores logros con su salto al mundo digital.

51 Worldwide Games

En modo local cabe destacar que con solo una copia del juego puedes jugar con otras tres personas, aunque no están todos ellos disponibles. El juego en local no es algo trivial ya que permite salvar algo que en determinados juegos es un problema, y es el hecho de compartir todos una misma pantalla, pudiendo ser difícil evitar que tus cartas permanezcan ocultas. Asimismo, también es posible en este sentido unir varias consolas en el Modo Tatami para ofrecer por ejemplo un mayor trazado en carreras de coches u obtener una visión más extensa del entorno en pesca.

Por su parte, el juego en línea nos ha sorprendido gratamente y puede ser uno de los modos más usados. Además de la opción para jugar con amigos es posible buscar a otros jugadores de manera aleatoria con los que compartir partidas. Y es que no solo se trata de competir en búsqueda de medallas sino que es mucho más enriquecedor jugar con otras personas en lugar de con la propia maquina. Además, es tan sencillo como seleccionar tres juegos y esperar para que se unan jugadores mientras practicas, en caso de que ese cupo de personas no se cubra la partida comienza con rivales controlados por la maquina.

Maneras de jugar

Si hay una plataforma que es idónea para 51 Worldwide Games esa es Nintendo Switch. La versatilidad de la consola nos surte de varias posibilidades con las que disfrutar de los juegos. Por un lado puedes usarla directamente a modo de tablero y, por ejemplo, jugar a renegado mediante su pantalla táctil, pudiendo alternar la perspectiva entre horizontal y vertical, o aprovechar el control de movimiento para jugar a los bolos o dardos.

51 Worldwide Games

Y ya que hablamos de su jugabilidad, ni que decir tiene que el manejo es fácil e intuitivo. Tanto es así que aunque no sepas jugar a alguno de ellos la ayuda que te ofrece te será muy valiosa. También influye la propia duración de las partidas, que, aunque depende de cada uno de ellos, por lo general no se demora demasiado y favorecie el famoso “una más y paro“. En este último aspecto, el juego también sabe incitarte a repetir una y otra vez partidas para lograr medallas u obtener diferentes añadidos, como nuevas barajas de cartas.

En lo referido al apartado artístico y técnico, no existe ningún pero que ponerle al respecto. Los diseños en líneas generales son bastante llamativos, con un nivel de detalle muy cuidado en el que se nota la mano de Nintendo al respecto. Visualmente el juego luce bastante bien ya sea en el televisor o en la propia consola y el apartado sonoro acompaña a la experiencia.

Como puntos negativos, siendo estos claramente menores, podemos señalar dos. Por un lado, aunque el juego en línea funciona más que correctamente también podría ofrecer alguna opción más, como la posibilidad de votar el siguiente juego a disfrutar, sobre todo cuando juegas con amigos y esta opción recae en la persona que crea la sala. Asimismo, algún modo adicional en este sentido no le habría sentado mal. Respecto a la dificultad de la maquina, que no es siempre regulable, encontramos ocasiones en las que el juego es capaz de ofrecer distintas respuestas, dando la impresión de que a veces oscila entre extremos de dificultad. También puede ser que se nos dé mal un juego, pero eso ya es otra historia.

51 Worldwide Games

Entretenimiento para largo

51 Worldwide Games nos ha resultado muy dinámico y entretenido en todo momento. Está claro que en propuestas de este corte siempre se van a quedar en tierra algunos nombres de juegos a los que podemos tener especial cariño, pero la colección final que nos ofrecen tiene suficiente variedad como para atender a todos. Pese a aspectos como la simplificación de algunos de ellos podemos decir que no termina de afectar y solo favorece que todo el mundo pueda acercarse a ellos rápidamente. La experiencia acaba siendo tan adictiva como se espera de ella, haciéndote perder la noción del tiempo y volver a recordar una y otra vez esas sensaciones que nos causaban los juegos que jugábamos de manera tradicional. Ya no tendremos solamente esas sensaciones con la forma de juego tradicional, sino también con el juego digital en la Nintendo Switch. Ahora con la ventaja de no tener que montar el juego, recoger una vez terminado o barajar y repartir cartas. De esta manera nos es mucho más fácil poder disfrutar con cualquier juego, en cualquier lugar y de la forma más fácil posible. Tanto si eres una persona competitiva como si no, vas a disfrutar mucho, en especial con personas de todo el globo a través de su multijugador en línea.

Resumen
Los juegos de toda la vida se pasan a Nintendo Switch. Con la sencillez por bandera y un multijugador efectivo, la diversión está asegurada.
8.5
Notable
Escrito por
Player, amiibo de mis amiibo y miembro 1999 del club de fans de John Boy.

¿Te ha gustado?

2 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.