Seguir
Portada » Análisis » Análisis de WILL - A Wonderful World

Análisis de WILL - A Wonderful World

Cada persona tiene sus gustos, pero hay un género que está muy asociado sobre todo a Japón, y ése es el de las novelas visuales. De ahí han salido grandes éxitos que incluso han llegado a tener manga y/o anime como Steins;Gate, y es la forma de narrar el modo historia de muchos otros juegos, algo que se ve por ejemplo en la saga Blazblue. Ahora llega a la eShop de Nintendo Switch WILL – A Wonderful World, con todo el texto habitual en el género (en inglés eso sí) pero con una forma diferente de plantear la historia.

Jugando a ser dios con Will

Un día una chica se levanta con un extraño perro a su lado de nombre Will. Sin tener recuerdo alguno de quién es, la criatura se presenta como un dios, y le dice que ella tiene que trabajar como tal ayudando a contestar a las peticiones de la gente, que reciben en modo de cartas. Todo el juego está plagado de texto, habiendo mucho más que imágenes.

Cada petición nos ofrece una historia cargada (quizás demasiado) de detalles de momentos la vida de una persona que necesita ayuda. ¿Cómo lo solucionamos? Pues reajustando la historia en ciertas secciones al permitirnos editar su orden. De esta forma, por ejemplo, podemos cambiar que la sala que visitó a oscuras no fue la que nombra primero, sino la segunda. La cosa se complica porque cada personaje nos envía más y más información y al final cada una de esas personas puede tener distintos finales según nuestras acciones.

Un pequeño cambio que afecta a varias vidas

Lo que deja perplejo es que la manipulación de una historia afecta a la de otro personaje también, por lo que hay ya que pensar por duplicado en varias ocasiones. A veces de hecho tendremos que llegar con una configuración hasta el final de la historia para poder volver a un punto anterior y reajustarla de otra manera para ver un final. Es locura en estado puro. Todo al final tiene más drama y oscuridad de lo que parece, pero sobre todo, cantidades ingentes de texto.

Los personajes tienen bastante profundidad (detrás de cada gran texto hay una persona) y resultan interesantes, pero de ellos veremos pocas imágenes o secuencias, la verdad. Tenemos como extra la posibilidad de acceder a una galería de imágenes, música, logros y má contenido para que todo lo que hagamo tenga una marca de progeso.

WILL – A Wonderful World ofrece una historia adulta que engobla muchas pequeñas historias, con una buena música y un sistema de elección interesante. El problema es que de “jugabilidad” como tal poco hay, y los textos son bastante largos (por lo que no es nada recomendado para los que quieran acción o no tengan un buen nivel de inglés). Para los demás, hay contenido y lectura para muchas horas.

Resumen
Ser dios no es un trabajo sencillo.
6
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 semana, 5 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.