Portada » Análisis » The Coma: Recut

The Coma: Recut

The Coma: Recut es una obra de terror en un colegio. Estamos habituados a ver esto en producciones japonesas, pero en este caso esstamos ante una coreana (a los asiáticos les debe ir esto). Una aventura en la que hay que sobrevivir a nuestro centro en unas condiciones un tanto especiales en compañía de alguien todavía más especial.

¿Coma, sueño o realidad?

En un día normal en el periodo de exámenes en secundaria, nuestro protagonista se tira toda la noche empollando apurando hasta el final, pero le sale el tiro por la culata. Se duerme ante el libro, se levanta tarde y cuando llega al instituto, uno de sus compañeros se ha intentado suicidar. Pero allí son muy formales y toca hacer los exámenes (aunque con un breve retraso de tiempo) y durante la realización de uno de ellos nos quedamos dormidos… menuda faena.

Sin embargo, no nos espera la bronca de la profesora (a la que le tenemos algo más que cariño), sino que nos levantaremos en una clase vacía en un colegio un tanto apagado y lleno de sangre y cosas fuera de lugar. Y de regalo una asesina con la apariencia de nuestra profesora nos perseguirá hasta la saciedad (tocará esconderse o perderla de vista) cada vez que nos la encontremos.

Nuestro objetivo por tanto es claro, salir de esta pesadilla. Todo ello se presenta en un juego en dos dimensiones con unos cuantos diálogos en el que podremos usar una linterna, esquives, taparnos la boca y alguna que otra acción adicional para evitar ser encontrado mientras buscamos las llaves para salir del instituto.

El instituto es mortal

Cada pizarra de una clase o pasillo es un punto de guardado, lo cual es útil, y también hay un montón de notas y páginas de diario para conocer un poco más del trasfondo del juego. El problema viene muchas veces en cómo se presentan las cosas. La tipografía no es la más adecuada para toda la cantidad de texto que hay, algunas explicaciones carecen de texto y cuesta un poco saber realmente cómo funciona el juego. Además, está en inglés, lo que puede ser un problema adicional para otros.

Nuestra aventura se basará por lo tanto en explorar, evitar trampas (como algunas plantas que te envenenan y te obligarán a tener un antídoto) y huir de la asesina. Simple a primera vista, pero a veces satura un poco la habitual presencia de nuestra enemiga. Las salas y su recreación están muy bien, pese a que hay algunas muy parecidas, algo que quizás se compensa en variedad con las secundarias opcionales que hay presentes. Sin embargo, no se puede evitar tener la sensación de querer más enemigos, algún tipo de puzle o algo más allá de explorar y huir.

Tecnicamente no es un título muy avanzado, usando 2D para dibujar fondos y suponer los personajes estilo manhwa que lucen bien para lo que se pretende. La luz y las sombras funcionan muy bien (algo que, al necesitar usar una linterna, se hace casi necesario) y el acompañamiento sonoro está dentro de lo esperado, aunque quizás pueda echarse de menos alguna voz. Lo que también debería mejorare es el tamaño de la fuente, que nos obliga a fijar la vista más de la cuenta.

The Coma: Recut ofrece tensión, nervios y una historia para los amantes de lo asiático. Pierde muchas posibilidades por la poca profundidad jugable que tiene, pero las partes que ofrece están bien llevadas. Si te gusta la ambientación y todo lo relacionado, merece que lo juegues. En caso de no ser así, ya depende más del gusto personal y lo que se le pida a un juego de este estilo.

Nota Revogamers

Terror coreano en el instituto.

6.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 10 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.