Pulpo envuelto en traje.

Octodad: Dadliest Catch ha llegado a Nintendo Switch, ¿por qué? Pues porque sus creadores han sentido el poder de atracción de la nueva consola, y era una nueva ocasión para ofrecer a más público esta apasionante… épica… y poderosa historia sobre el poder de la familia.

Pulp Fiction

Un pulpo quiere ser un padre de familia, y deberá vivir el día a día para lograrlo. Hasta ahí todo bien, pero es que nuestro amigo octópodo vive entre humanos, haciéndose pasar por uno de ellos, por lo que su vida no será tan sencilla como parece. Pero todo está en tono de humor, como si estuviésemos ante una serie de comedia de situaciones.

El desarrollo del juego se basará en sketches, momentos cotidianos que, dada la naturaleza de nuestro personaje, se realizarán de maneras poco convencionales. Hay que intentar pasar desapercibido y que nadie descubra nuestra verdadera naturaleza pero, ¡qué demonios! somos un pulpo y acabaremos destrozando muchas cosas por el camino.

Todo parece sencillo, pero el control es horroroso. Sin embargo, está hecho así, somos un pulpo en un programa de humor, por lo que no hay precisión en nuestras acciones, y nuestro amigo no se mueve de forma convencional. Con un botón que nos permite agarrar o soltar objetos, nuestro control se basa en el uso de ambos sticks para los dos “brazos” y en los mismos sticks junto a un gatillo para mover “las piernas”. No es una mecánica para todo el mundo, pero su personalidad atrapa a los que saben lo que les epera.

Octodad, padre de día, pulpo de noche

Cada nivel es pequeño y sencillo, pero esconde también algunos logros a desbloquear y corbatas coleccionables (que nos obligan a “jugar bien”) que podremos utilizar después. Habrá de todo: hacer la compra, cortar el césped o  celebrar nuestra propia boda; y siempre escapando del malvado cocinero, ese hombre que parece ser el único que conoce nuestro secreto a voces.

Hay puntos de control por doquier para no tener que repetir mucha sección en caso de fracasar, y varias opciones para hacer mejor la experiencia, como poder hacer invisible a nuestro protagonista cuando la cámara lo requiera, aunque total, todo será un desaste continuo. Y si tenemos compañía, el desaste puede venir de jugar en cooperativo, manejando hasta cuatro jugadores cada uno a una extremidad, el colmo para hacer más loca esta historieta.

El diseño caricaturesco y los diálogos absurdos tienen su clara intención y en general, salvo alguna pequeña carga entre niveles, podemos decir que está bien diseñado y que su rendimiento es aceptable. En total no es muy largo, y puede completarse en poco más de 2 horas, pero sus capítulos extra (BRILLANTES) y los logros pueden tenernos ocupados durante el doble o el triple de esa cantidad.

Octodad: Dadliest Catch es un chiste. En todos los buenos sentidos, aunque para los que esperan que sus juegos tengan una jugabilidad medida al detalle es una frustración total. Si sabes que divierte y que está constantemente siendo patético queriendo, llegando incluso a escurrirse en una cáscara de plátano para que la gente saque una sonrisa, tendrás un buen rato.

Comentarios